Friday, September 08, 2006

HP espía a periodistas y directivos

"Mis comunicaciones telefónicas personales han sido hackeadas". Thomas Perkins dimite como consejero de Hewlett-Packard (HP) (carta en pdf) en protesta por el espionaje de directivos y periodistas de CNET y The Wall Street Journal.
La compañía informática quería descubir quién había filtrado sus planes a la prensa y contrató a detectives para suplantar a los espiados y hacerse con los datos de sus comunicaciones, una técnica llamada pretexting prohibida por la ley norteamericana.
Una empresa, y esta vez una de las grandes de la tecnología de la información, vuelve a violar los más elementales derechos individuales para atajar una filtración a la prensa.
Los periodistas económicos vuelven a sufrir el acoso de las empresas y organismos reguladores, como cuando en España la Comisión Nacional del Mercado de Valores intentó restringir la información y los encuentros entre directivos y periodistas.
Unos meses antes los abogados de Reuters pedían a los reporteros silencio sobre los datos financieros de las compañías presentes en bolsa.
En la sociedad de la información la privacidad y la propia información es cada vez menos respetada. Para las empresas todos es marketing.
La comunicación para su beneficio es importantísima, la información se somete al interés económico.
Empresas, gobiernos y reguladores de todo tipo reducen o pasan por encima de los derechos de las personas y el público para salvaguardar presuntamente sus intereses empresariales, la seguridad o su las revelaciones sobre su propio comportamiento.
A HP no se le ocurrió acudir a la justicia para investigar la violación de sus normas por sus directivos. Tampoco confió en ellos para plantear abiertamente el fin de las filtraciones. No tuvo empacho en espiarlos a ellos ni a los periodistas, obligados a buscar la mejor información posible.
Y no se advirtió a nadie. Secreto para la empresa, violación de la intimidad y la libertad de las personas.
Las facilidades de la tecnología para espiar a los ciudadanos parecen atemperar la tremenda injusticia del espionaje indiscriminado y falto de garantías legales.

P21 | Una victoria del terrorismo

1 comment:

  1. Acabo de escribir en mi blog:Las declaraciones de Pepe en TV3, en el programa de mesa camilla para iaias i minyones(por muy en catalán que se haga, y con la pasta de todos los contribuyentes, no pasa de ser un remedo de las MariaTeresaCampos y AnaRosaQuintanas que tan horteras nos parecen) son el pretexto de la actual constricción de sus derechos y de los de sus espectadores. Yo estaré de acuerdo con quien las defienda como libres. Pero me pregunto si algunos de los que jalean hoy tales manifestaciones y se exaltan ante la prohibición por parte del ayuntamiento madrileño (del PP para más inri) lo hacen por defender su libertad (la de Pepe, claro). Imaginemos por un momento que alguien bubiese dicho en Tele Madrid una cosa similar (Estoy hasta los cojones y me suda la polla de oir hablar de Catalunya y de los putos Països Catalans... Que se los metan por el culo y que les exploten las pelotas hasta quedar colgadas de los campanarios románicos del Valle de Arán i la punta del cipote en el del monaterio de la Virgen de Montserrat...). Duele, ¿no? ¿Quién es el bonito (o atún, o besugo) que me cuenta cómo se pondrían algunos, por estos pagos de la nación/preámbulo?; ésos que ahora se llenan la boca con la libertad de expresión de mon chèri, Pepe, ¿qué creeis que dirían? ¿Cuantos administradores públicos pondrían a su disposición subvenciones y teatros oficiales para que nos cantara la metáfora lorquiana algien que soltó por su boquita una tal ofensa a la nació catalana i a tots els seus ciutadans? ¿Sería llamado a los programas de mesa-camilla de la Televisió de Catalunya para que su libertad de pensamiento, expresión y creación artística no sufriera menoscabo? AMOS, ANDA!

    ReplyDelete