Friday, September 22, 2006

Un cepillo del 0,7% para la iglesia

La financiación de la iglesia comienza a ser más transparente y responsable. La Conferencia Episcopal ha conseguido el 0,7% del impuesto sobre la renta (IRPF) de los contribuyentes voluntarios frente al 0,52% actual. No habrá aportación directa complementaria como hasta ahora.
La ayuda al desarrollo tendrá que esperar por esa cifra tan reclamada.
Se acabó la exención de impuestos como el IVA y la obligación del estado de sufragar los gastos de los católicos, vigente desde 1979.
El acuerdo entre España y la Santa Sede llevaba a completar las necesidades financieras de la iglesia católica sin que nunca se rindieran cuentas.
Con el nuevo acuerdo la Conferencia Episcopal tendrá que ser responsable de sus finanzas, con los católicos y con los demás. Los fieles deberán sostener a su iglesia en un país donde cada vez menos españoles se confiesan católicos practicantes y la aportación voluntaria del IRPF ha bajado nueve puntos en 11 años, del 42,73% de 1993 al 33,46% de 2004.
Se acaba la hipocresía de los reclinatorios pagados por todos.

23 comments:

  1. ¿Serás tan crítico cuando con el dinero público se financie al islam?

    ReplyDelete
  2. Con el dinero público no se debe financiar ninguna religión. El que quiera dioses que los pague de su bolsillo.

    ReplyDelete
  3. Ahora falta suprimir el "cepillo" de los partidos políticos y de los sindicatos. Esa supresión es tan urgente o más que esta.

    ReplyDelete
  4. Juan, felicidadesuna vez más por el modelo de periodismo que nos ofreces en estos días de cólera y ácidos. En cuanto al tema de la finaciacion objetar; que el Estado sea el recaudador de una iglesia y que ese 0,7% no sea un recargo voluntario.

    ReplyDelete
  5. Hombre, si ya nos ponemos a criticar lo que cada uno quiere hacer con su propio dinero... Si a mí me parece bien ceder el 0,7% a la Iglesia PORQUE ME DA LA GANA, ¿tampoco puedo? Este izquierdismo intolerante, estilo Stalin-PolPot, es democrático sólo cuando se hace lo que él quiere o se piensa como él.
    Con mi dinero también se financian las películas de Almodóvar a través del Ministerio de Cultura y a mí nadie me pregunta. Comparativamente, cuando haya 9 millones de españoles que vayan al cine a ver a Almodóvar (que son los millones según el CIS que van a Misa los domingos), quizá haya un argumento para financierle. Ahora no y no veo que la gente se indigne.

    ReplyDelete
  6. Anonymous,puedes hacer lo que quieras con tu dinero, el problema es que nuestro dinero cuando lo recauda Hacienda ya es de todos. Nunca entenderé que la Hacienda pública continúe siendo la recaudadora de impuestos para la Iglesia. ¿Quieres dar el 0,7% de tus ingresos? como si optas por el 50% o la cantidad que estimes pero no de los impuestos que pagas sino de tu dinero.

    De mis impuestos, de los tuyos también, una cantidad va destinada a subvencionar la acción social de la Iglesia y estoy conforme, o se destina a la conservación de catedrales y edificios de valor cultural y me parece bien. Sin embargo, otras actividades de cualquier iglesia deberian estar fuera de los dineros públicos.

    Saludos

    ReplyDelete
  7. Exacto, Júcaro, no ha sido mala medida pero falta la desaparición de la casilla de la Iglesia en la declaración de la renta.
    Por qué tiene el Estado que recaudar el dinero de la Iglesia?
    Por qué no sale una casilla pidiendo financiación para el Atleti, por ejemplo? (a mí me gustaría)

    ReplyDelete
  8. Otra cuestión es que con el dinero de nuestros impuestos se dediquen a subvencionar lacayos pseuointelectualoides para propagar el mensaje del partido. En el dinero también reina la arbitrariedad. Porque que vaya a parar a la Iglesia es indigno, pero que se lo regalen a otros individuos de peor catadura ya es indignante.

    No se molesten en verificar el laicismo del gobierno. Sencillamente, no existe. La política es otra religión. Y además muy bien pagada.

    Un saludo.

    ReplyDelete
  9. Me ha hecho mucha gracia ese dato de los 9 millones de beatos que acuden a misa todos los domingos según el CIS. Sería un buen artículo/post para malaprensa ;) Me pregunto siquiera si hay en España tal capacidad para poder sentar simultáneamente (y quede constancia de que jamás he visto una misa en la que todas las bancas estén repletas) a 9 millones de personas en las distintas iglesias/capillas/etc que celebren misa los domingos a las 12:00 am. 1/4 de la población española en misa las mañanas de los domingos me parece un cálculo de lo más optimista ...

    ReplyDelete
  10. Se han dejado en el tintero, si es que no lo han incluido en la letra pequeña, la exención del IBI de los edificios que tienen como titulares a la iglesia católica. Son muchas iglesias repartidas por España y colegios y monasterios y conventos y...

    Aunque al menos la exención(formato pdf) es para los bienes de todas las "asociaciones confesionales" y no sólo para la católica...

    No entiendo el porqué hemos de pagar entre todos el IBI del edificio en el que viven una señoras que han decidido retirarse del mundanal ruido para rezar por nuestras almas... por poner un ejemplo, digo... Que una cosa es una residencia de la tercera edad -que tiene un fin social- y otra muy distinta, un convento o monasterio...

    ReplyDelete
  11. La hipocresía viene de los que se van a bautizar, casar, enterrar... en una Iglesia que mantenemos otros.

    ReplyDelete
  12. Que el Estado devuelva a la Iglesia lo que le quitó con la desamortización de Mendizábal y todos en paz ¿no?

    ReplyDelete
  13. El acuerdo es muy positivo, porque la Iglesia debe tender a autofinanciarse. Pero creo que, en consonancia con esta política, la Iglesia debería cobrar por entrar en catedrales, templos, monasterios, capillas,etc que están bajo su titularidad, y que guardan un incalculable valor artístico, a todos los ciudadanos que no contribuyen con el IRPF a sufragar sus gastos de mantenimiento.

    Porque no estoy de acuerdo en que se beneficien de mi dinero quienes se niegan a contribuir al sostenimiento de unos bienes que sí pretenden disfrutar en la misma medida que quienes contribuimos con nuestra renta.

    www.ganalacoruna.blogspot.com

    ReplyDelete
  14. Vaya... creo recordar que a mí me cobraron por entrar a ver la catedral de Sevilla. Y por ver el cuadro de "El entierro del Conde Orgaz" también. Y en la catedral de Toledo, lo mismo. ¡Ah! y en el Monasterio de San Juan de los Reyes, idéntica situación. Y por subir al Micalet (torre de la catedral de Valencia), idem... ¿sigo?

    ¿No sería má lógico distinguir entre lo que es el gasto en mantenimiento y restauración de edificios emblemáticos y los sociales, tipo residencias y misiones y lo que es el pago de sueldos y demás prácticas relacionadas directamente con el culto católico? Que una cosa es sostener un comedor de las Hermanitas de la Caridad y otra muy distinta es pagarle el sueldo a un señor que se viste de largo para decir una misa al día... que el alimento espiritual que ofrece este señor a sus feligreses que se vea recompensado por éstos con alimento sólido, del que se puede guardar en las despensas...

    ReplyDelete
  15. Bambo:

    En la Catedral de Santiago no se cobra por entrar, en la catedral de Burgos no se cobra por entrar, en El Pilar de Zaragoza no se cobra por entrar...¿Sigo? Y así pasa en tantas y tantas iglesias visitadas por turistas "no católicos".

    Quien no contribuya con el IRPF tampoco debería, por coherencia, celebrar sus bodas, bautizos, comuniones y funerales en las iglesias a las que se niega a sostener. No me parece justo que cobren lo mismo por celebrar un funeral a quien cubre la casilla del IRPF , que a otra persona que no lo hace.

    www.ganalacoruna.blogspot.com

    ReplyDelete
  16. Y yo vuelvo a decir lo mismo: las iglesias cobran por las bodas y bautizos, esa "voluntad" que tiene poco de voluntaria.

    Que emitan factura, que paguen impuestos y que cumplan con todo los requisitos legales que cualquier lugar de encuentro público debe tener.

    Y que se autofinancien... esta y todas las religiones.

    ReplyDelete
  17. Estando de acuerdo con este primer paso que espero termine pronto en una total laicidad del Estado, me gustaría que se acabara también con la financiación pública (vía subvenciones, recaudación de impuestos indirectos o lo que sea), de:

    - partidos políticos y sindicatos (que los mantengan sus afiliados)
    - clubs de fútbol y cualesquiera otras entidades deportivas profesionales (que recurran a las entradas y la publicidad, y si no les llega el dinero que reduzcan sueldos o cierren el chiringuito)
    - cine y teatro (ya está bien de realizar películas u obras que nadie ve, ni quiere ver, y no es solo cuestión de competencia con las películas americanas). Yo, y cualquiera tengo estado prácticamente solo en el cine viendo alguna película española, mientras en las salas de al lado el cine estaba lleno: en igualdad de oportunidades, el público no va a ver esas películas, ¿por qué debemos pagar los sueldos de los que las hacen?)
    - la SGAE (sin palabras)
    - las ong (que se financien con sus asociados, por muy loables que sean sus intereses)
    - las mil y una fundaciones ?culturales? creadas al amparo del poder de cualquier signo político, de finanzas opacas y utilidad dudosa
    - la edición de libros en cualquier idioma (que se mantengan con lo que venden, y no más)
    - la creación artística contemporánea (¿por qué deben tener un iva reducido, al igual que los libros?

    No veo por qué todos los asociados a cualquiera de estas actividades, y muchas otras que ahora se me olvidan, deben de beneficiarse de protección oficial. Acabemos con todas estas imposturas

    ReplyDelete
  18. "Se acabó la exención de impuestos como el IVA y la obligación del estado de sufragar los gastos de los católicos"

    ... Y tienen que cambiar el sistema de financiación para enterarme de que me perdía que el Estado sufragara mis gastos ¿Es posible solicitar esa ayuda de forma retroactiva? ¿Qué quieres decir exactamante con esa frase?

    ReplyDelete
  19. Juan, eres un ignorante como la copa de un pino en lo que a fiscalidad de la Iglesia se refiere.

    1. La aportación voluntaria supone entre un 25 y un 30 por 100 del presupuesto total de la Iglesia Católica. Asi que ólvidate de los "reclinatorios pagados por todos". Será por todos los que quieren, via aportación directa, vía asignacion voluntaria del IRPF. El famoso complemento que ahora ha desaparecido no representaba ni el 4% del total del presupuesto de la Iglesia.

    Es más, ya que alguno ha traido a colación la desamortización de Mendizabal, ahí radica el origen del acuerdo. Si mal no recuerdo, todos los partidos politicos y sindicatos a los que les fueron confiscados bienes durante el franquismo lograron recuperarlos o al menos compensaciones económicas. ¿Por qué no la Iglesia podría solicitar también un compensacion por aquella tropelía?

    Y por último, el 0,52% actual no se había revisado desde su aplicación en 1988. A pesar de la inflacion.

    2. La financiación de la Iglesia es posiblemente de las más transparentes. Desde que se firmó el acuerdo y se puso en marcha, la Iglesia no ha dejado de enviar su Memoria Económica justificativa en la Dirección Gral. de Asuntos Religiosos, dependiente del Mrio. de Justicia. Se rendían cuentas todos los años ante el gobierno de turno.

    3. La Iglesia no pagaba IVA de los objetos de culto adquiridos por ella, de la misma forma que una empresa detrae de su IVA ingresado su IVA soportado (lo pagado por sus compras). ¿Por qué no paga IVA la Iglesia? Porque no cobra por sus servicios. Es más, un cura no puede dejar de administrar los sacramentos - léase bodas, bautizos - por razones económicas, porque son los únicos que pueden administrarlos. Cosa diferente es que pida un donativo voluntario que uno puede o no pagar. Tampoco paga IVA por su actividad formativa, como tampoco la paga un centro ateo, anticlerical o lo que ustedes quieran.

    4. Respecto al pago del IBI, tampoco es un privilegio de la Iglesia, como algún espabilado ha comentado: en todo caso será un privilegio de todas las confesiones religiosas.

    Y esto por no hablar de los cerca de 5 - 6 billones de pesestas que el Estado (es decir los españoles) se ahorran si tuvieran que asumir toda la labor asistencial y formativa desempeñada por la Iglesia y de la que tú te has aprovechado, por ejemplo, licenciándote en la Universidad de Navarra. Te recuerdo que es una Universidad no privada sino "de la Iglesia" que tú criticas.

    Asi que déjate de hipocresias de reclinatorios pagados por todos. Una frase lapidaria pero falsa.

    ReplyDelete
  20. Estimado anónimo, el ignorante responde:
    1. Claro que la aportación voluntaria supone sólo una parte de las finanzas de la Iglesia. Aparte están sus cobros por servicios, de las bodas a la primera comunión, además de sus ingresos por otras actividades, rendimientos del capital y el patrimonio, y las donaciones, entre otros. De lo que se trata con la reforma es que los católicos contribuyan más y los demás menos. Eso es lo que me parece interesante: que cada cual pague su fe y a su iglesia.
    Sobre la desamortización, llevamos demasiados años compensándola y además te recuerdo que muchas propiedades de la iglesia de entonces tenían orígenes que podríamos discutir, pero no viene al caso.

    2. Este punto es falso. Nunca el Estado en todos estos años ha liquidado con la iglesia a pesar de lo que dicen los acuerdos. La aportación asignada nunca se ha liquidado adecuadamente ni las cuentas han estado claras. La reforma incide en este punto de cuentas claras hasta ahora olvidadas.

    3. ¿Que la iglesia no cobra por sus servicios? Estás de broma porque está claro que no eres un ignorante. Seguramente no te has casado ni has enterrado a un deudo.
    Vale ya de hipocresía. Recordemos todos esos puntos de los testamentos que pedían tradicionalmente misas por el finado a cambio de la parte correspondiente de la herencia.
    Pocas se han dejado de cobrar.
    ¿Recuerdas esas vírgenes que se iban pasando de casa en casa con un enorme cepillo en el pie para rellenar? Yo sí.
    Dice el artículo 1 del acuerdo del 79:
    "La Iglesia Católica puede libremente recabar de sus fieles prestaciones, organizar colectas públicas y recibir limosnas y oblaciones".
    Y en el 3:
    "No estarán sujetas a los impuestos sobre la renta o sobre el gasto o consumo, según proceda:
    a) Además de los conceptos mencionados en el artículo I de este Acuerdo, la publicación de las instrucciones, ordenanzas, cartas pastorales, boletines diocesanos y cualquier otro documento de las autoridades eclesiásticas competentes y tampoco su fijación en los sitios de costumbre.
    b) La actividad de enseñanza en Seminarios diocesanos y religiosos, así como de las disciplinas eclesiásticas en Universidades de la Iglesia.
    c) La adquisición de objetos destinados al culto".

    4. El IBI es como dices, están exentas todas las confesiones religiosas. Podríamos discutir largo y tendido sobre esto, pero ni lo cuestiono en el post ni se reforma ahora.
    Sobre la educación y las universidades, la mía la pagué con el esfuerzo de mis padres y algunas becas. Antiguos alumnos y otras personas contribuyen al sostenimiento de esa universidad con sus donaciones.

    Sigo pensando ni más ni menos lo que digo arriba: cuanta más transparencia en las cuentas de las iglesias y religiones, mejor; la religión es un asunto privado y por tanto deben pagarlo sus fieles y todos aquellos que quieran contribuir, sin que los demás tengan por qué sostenerlo.
    Ni la fe católica ni ninguna otra.
    En aquel acuerdo del 79 dice el artículo 2.5:
    "La Iglesia Católica declara su propósito de lograr por sí misma los recursos suficientes para la atención de sus necesidades. Cuando fuera conseguido este propósito, ambas partes se pondrán de acuerdo para sustituir los sistemas de colaboración financiera expresada en los párrafos anteriores de este artículo, por otros campos y formas de colaboración económica entre la Iglesia Católica y el Estado".

    Que la ley se cumpla. De eso trata esta reforma.

    ReplyDelete
  21. Juan, efectivamente yo estoy de acuerdo en que se haga justicia, lo cual implica no sólo que que fieles de cada confesión ayuden a financiarla, sino también que el Estado contribuya a financiar a quien desempeña una labor social que es indiscutible y que ahorra muchos miles de millones al Estado y por lo tanto al conjunto de los contribuyentes.

    Respecto al pago por servicios, pues sí, estoy casado y tengo dos hijos bautizados. Y en los tres casos, el donativo nunca fue exigido. Ni siquiera salió a colación. Otra cosa es que nosotros quisimos colaborar voluntariamente en la boda, que no en los bautizos sencillamente porque no podíamos. En cualquier caso, a lo que voy es que ningún cura se puede negar a administrar los sacramentos, y si lo hace por motivos económicos, está obrando mal. Igual de mal que está obrando quien se hace pasar por católico prácticante, no siendolo, a la hora de casarse por la Iglesia. ¿Qué es un acto social? Más coherencia, entonces, más coherencia. Porque si te haces pasar por católico practicamente es lógico que el cura te sugiera que des un donativo.

    Y respecto al punto 2, puedes consultar los archivos de la Dirección General de Asuntos Religiosos y ver como la memoria exigida siempre fue entregada y detallada desde la entrada en vigor del acuerdo, al margen de lo que diga Fernández de la Vega.

    Por último, es cierto que la religión es un asunto privado pero con repercusiones sociales. Y es que aplicando tu argumento y por poner un ejemplo, también el deporte es un asunto privado y por lo tanto, el que quiera practicarlo debería pagar por él. ¿Por qué tengo que financiar con mis impuestos la construcción de un polideportivo o la llegada a una ciudad de la Vuelta Ciclista al Cuerno? También la ideología o el sindicalismo es un asunto privado y sin embargo, también obtienen financiación de mis impuestos, aunque a mí no me guste la política ni los sindicatos. ¿Y el cine español, qué? Siguiendo tu argumentación, que lo pague el que los disfrute y consuma, pero no con mis impuestos.

    Es que ya está bien de que la Iglesia siempre sea el lobo del cuento y el gobierno, caperucita.

    ReplyDelete
  22. La iglesia católica ya ha robado bastante a lo largo de su existencia, y si no, daos una vuelta por las opulentas iglesias de nuestro país y del resto de europa. Es indecente el dinero que se puede ver (no me quiero ni imaginar el que no se puede ver).

    ReplyDelete
  23. Cada uno puede hacer lo que quiera con su dinero, pero a título personal. Yo no estoy de acuerdo en que mi dinero se de a la iglesia sin mi consentimiento porque no quiero colaborar ni apoyar indirectamente en una cosa que no creo. Creo que los religiosos deberían predicar con el ejemplo. Jesucristo ayudaba a los pobres, se rodeaba de las clases más bajas, dijo que la iglesia está en todas partes. Se puede decir que fue el primer comunista de la humanidad.
    Concluyendo, no estoy de acuerdo en que el dinero público financie la iglesia. Eso sí, que no se le dé dinero ni a los católicos, ni a los musulmanes, ni a los budistas, etc.

    saludos

    ReplyDelete