Wednesday, October 18, 2006

Candidatos.cat

¿Se puede hacer política desde la dirección URL? La respuesta es sí, me llama la atención Saül Gordillo. Habíamos visto los eslóganes convertidos en direcciones web, pero cuando se tiene un .cat para identificar una comunidad lingüística y cultural tambiés es motivo de campaña.
Todos los candidatos fijan su posición identitaria en la URL de sus webs electorales. PresidentMontilla.cat, ArturMas.cat (redireccionado), Carod.cat y Joan Saura.cat.
Sólo se puede acceder al PP de Catalunya con un .es, eso sí, pinchando a mano para redireccionar.
Con .cat a medias está Ciutadans, donde tienes que pasar a mano a su web.
Sin .cat, decididamente, Josep Piqué, sin web personal.
Son las ventajas de la web semántica.

La cintura rota de Montilla
La poca que tenía la perdió toda en la entrevista con Xavier Sala-i-Martín para La Vanguardia en la que el antagonismo de entrevistador y entrevistado acabó en insultos del candidato.
Las preguntas del periodista fueron duras, y alguna hiriente, como una en la que dice que el socialista es el único candidato sin título universitario.
Son los riesgos de la política personalizada.
La responsabilidad del periodista es con sus lectores. La de Montilla, con los ciudadanos, y le va en el puesto aguantar preguntas incómodas.
Se contestan con argumentos, no con salidas de tono.
Que Mas convoque una rueda de prensa para criticar la entrevista de otro es, cuando menos, ridículo.

Otros contratos
No estaba en el contrato de Artur Mas con los catalanes, sino en el que firmó con el presidente Zapatero en La Moncloa, y CiU apoyó ayer los Presupuestos del Estado junto al PNV.

Asociaciones sospechosas

El tripartito está bajo sospecha después de su paso por la Generalitat y CiU defiende un gobierno de mayoría. Los blogueros de ICV se afanan en provocar con las asociaciones no declaradas de los contrincantes.

P21 | Notas electorales catalanas

4 comments:

  1. Entre tanto masaje y '¿qué opina de?' en las entrevistas a los políticos, no sólo cabe un punto de vista más provocador, sino que resulta un alivio.

    Sin embargo, la entrevista de Sala es bastante impresentable. Da a entender con sus preguntas que un charnego sin estudios que habla mal el catalán y que nunca ha trabajado en la empresa privada no tiene derecho a presentarse a candidato a las elecciones catalanas.

    Si la entrevista hubiera aparecido en el Avui, el escándalo habría abierto las puertas del infierno. Y, como se ha visto con la entrevista posterior de Sala a Mas, está claro que el estilo provocador depende del interlocutor. Con el candidato 'de la casa', la navaja es sustituida por el cuchillo de untar mantequilla.
    Iñigo

    ReplyDelete
  2. Me parece preocupante la ceguera con la que desde bastantes blogs y prensa se mira a la entrevista a Montilla. Montilla pierde los papeles, se muestra inseguro, no está a la altura... todo eso está claro.

    Pero Sala se muestra como un nacionalista nada liberal en cuento. Durante la entrevista le hace a Montilla un test de pureza catalana. ¿Acaso es relevante para ser Presidente de la Generalitat saberse el Virolai? Sabérselo sólo marca si uno está dentro o fuera de la 'tribu', no los méritos personales. Cuando pregunta por 'El Zoo d?en Pitus' es más de lo mismo.

    La idea es clara por parte del entrevistador: ¿cómo aspira usted, Montilla, sangre sucia, que no llega a catalán de verdad, a presidir la Generalitat? Reírle las gracias a Sala o no atender a su nacionalismo excluyente es hacerse eco de un etnicismo despreciable.

    ReplyDelete
  3. Depues de leer las dos entrevistas, no me creo lo de la diferencia de tratamiento. Leer la pregunta a Mas sobre su (no)militancia en la lucha antifranquista. Es hiriente e incluye una comparación con Montilla que dudo haya hecho gracia a Mas. Entre otros dardos.

    Lo que pasa (a mi entender) es que Mas tiene mas cintura. Montilla, al perderla, hace que la entrevista de una impresión mucho mas "agresiva".

    De las dos famosas preguntas, una la veo clara. La del Virolai, curiosamente. Viene justo despues de que Montilla indique que ha sido miembro del Patronato de Montserrat (y haya visitado al abad y se haya declarado cristiano). Es una manera, malintencionada pero legitima, de descubrir si es simplemente una pose de campaña. Había muchas respuesta posibles, incluyendo la obvia de que tal conocimiento no es necesario. Por decirlo crudamente, dudo que muchos militantes de la mismisima ERC se sepan esa estrofa. La pregunta del libro me despista mas. Yo lo leí y no me acuerdo como acaba, la verdad. A Montilla, con cinco hijos, quizás le suene, pero tambien en este caso era facil una respuesta elegante.

    En todo caso lo que no me trago es la reacción de muchos a la entrevista. Es la misma que seguramente anteriormente han criticado en los nacionalistas: el victimismo. Montilla estuvo mal, punto. Hablar de test de pureza de sangre, desprecio por el charnego y otras lindezas es intentar matar al mensajero.

    ReplyDelete
  4. Una persona que no es capaz de aguantar la presión de una entrevista será capaz de aguantar la presión de dirigir una nación?!

    Yo me imagino Montilla en una sesión de control del Parlament chillando a la oposición sois unos impresentables, unos sectarios. Y dirijiéndose a su Conseller Primer: Puigcercós vámonos son todos una panda de impresentables!!!

    ReplyDelete