Friday, October 13, 2006

Confidencialcat, política negativa en Cataluña

CiU estrenará Confidencialcat, un documental de 55 minutos, en los cines de Barcelona con tres malos (Pasqual Maragall, Josep Lluís Carod-Rovira y Joan Saura) y un malísimo a media luz, como los peores malos del cine negro: José Montilla, catalán por decisión propia.
La trama es la lucha por el poder y una "conspiración" (¡qué raro!) para desplazar a los legítimos ganadores de las elecciones. El tripartito como violación de la democracia mayoritaria del más votado. Sin derecho a coaliciones.
CiU se abona con brío a las campañas negativas de la política con el audiovisual como gran plataforma.
Confidencialcat se verá en los cines, se entregará este domingo como encarte con varios periódicos y enseguida estará en internet (Actualización: ya está).
A algunos les ha recordado el vídeo de la conspiración del 11-M ideado por Aznar y Miguel Ángel Rodríguez con la participación en el guión de Alfredo Urdaci.
Con estética y aires de cine negro no tiene el humor de Dave, el Camaleón, el anuncio de los laboristas contra el líder conservador británico. Aunque sí se explota la faz humana del candidato Mas.
El humor es el arma defendida por muchos consultores políticos, pero al final muchos prefieren ser sucios, cuanto más, mejor. Y golpear primero para condicionar el mensaje y el tono de la campaña.
Tres elementos son fundamentales: mensaje negativo, soporte audiovisual y la política paranoica (tan en boga de nuevo tras más de 40 años de su teorización por Richard Hofstadter).
Las claves de la paranoia: exageración (siempre se necesita algo de verdad), sospecha (prejuicio y estereotipo, como ya alertaba Walter Lippmann) y fantasía conspirativa, imprescindible.
Todo se anuncia en Confidencialcat como estaba en el vídeo de Aznar. El mensaje es que el legítimo ganador de las elecciones o depositario del poder es desalojado por una conspiración que utiliza las peores mañas para falsear la democracia.
Y muchos se lo creen. Pese a las críticas de los politólogos y los peligros de rebote contra los inspiradores de estas campañas, los expertos electorales las aman, del Daisy Girl de Lyndon Johnson a Karl Rove (el arquitecto de Bush) y la movilización de música, cine e internet contra el presidente republicano.
En España casi todo el mundo se acuerda del doberman del PSOE. Después vendrían los cortos de ¡Hay motivo! contra el PP y el Hai que botalos contra Fraga.
Pero es interesante distinguir entre las campañas ciudadanas y las organizadas directamente por los partidos.
Las primeras son una forma más de expresión política legítima siempre que no vulneren las más elementales normas legales.
Las segundas son propaganda partidista y publicidad electoral, con vía libre para la mala baba por la inexistencia de una regulación como la publicitaria, que declara ilícita la publicidad engañosa o desleal.
La propaganda política está abierta a la mala fe y la manipulación. Juzgan los ciudadanos.

Os dejo el primer capítulo y el resto ya está en la web de CiU y en el canal convergente en YouTube.



P21 | La política está en el vídeo

11 comments:

  1. La falta de memoria histórica es alarmante. He visto el documental denuncia de Convergència i Unió, y a parte de las entrevistas, narra de forma fidedigna los hechos acontecidos en los últimos tres años bajo el gobierno tripartito.

    A quién no le guste ya sabe que ha de hacer... votar CiU porqué es la mejor garantía que todo esto no vuelva a ocurrir.

    ReplyDelete
  2. A mí me da que el personal se había acostumbrado al desaguisado light, sin azucar ni sal, y sin chica limonada, de los espacios audiovisuales de propaganda electoral. Se ve tan claro que les salía gratis...

    Las FAES dieron un paso comunicación política con una película en la que unos hechos -reales & ficticios- eran narrados desde un punto de vista: Y desde ese punto de vista, nada que objetar. Como con el cine de Herzog...

    Yo particularmente no tengo nada en contra la comunicación audiovisual es más, me gusta que la conciencia interna de los poilíticos y sus partidos, se ponga de manifiesto y deje asiento de imagen y sonido: Así se sabe mejor lo que hay.

    ...Y servirán a la vez de material de scrache, si es necesario...

    Da toda la pinta que CiU está buscando -si es que no ha encontrado ya- a su Michael Moore.

    ReplyDelete
  3. Jordi Benplantat10/14/2006 9:53 AM

    PUes yo lo he visto entero y no veo exageración, al contrario, solo estan algunas cosas, no todas, y algunas muy graves como el tema Carmelo tratadas muy rapidamente.
    No veo que siembre sospechas ni dudas, simplemente explica hechos concretos con imagenes de telediarios (no siempre afines).
    De fantasia conspirativa tampoco he visto ningún trazo. Cuentan que negociaron con ERC, como lo hicieron, y como se enteraron por los medios informativos que estos ya habian pactado con los socialistas.
    Si alguna cosa de este documental es mentira, simplemente denuncienlo.
    Si es verdad dejense de intoxicaciones.

    ReplyDelete
  4. Que el tripartito ha dado mucho de sí para la crítica, ninguna duda. Ni siquiera hace falta exagerar.
    En los primeros minutos ya se habla de conspiración cuando se debería explicar una alianza que no tiene porqué gustar ni porqué ser beneficiosa, como dice el guión.
    De acuerdo con Pablo en que es bueno que veamos la visión de los políticos, pero sobran conspiraciones y manipulaciones. Los hechos hablan y los ciudadanos juzgan.
    Por lo demás, sobra metraje.

    ReplyDelete
  5. Esto de salir en defensa del pamfleto de CiU y olvidarse mencionar que se es militante de Convergència (de Sant Feliu para más señas) queda feo. No et sembla Salvador?

    ReplyDelete
  6. Al margen... Me lleva de cabeza la logística de producción que consigue distribuir ¡un millón! de unidades, nada menos que encartados un domingo. Alguien está haciendo alguna hora extra... Just now.

    ReplyDelete
  7. No entiendo el prejuicio de criticar este video. Creo que todo reside en el ehcho que utiliza un soporte nuevo. Estas ideas del video han sido expuestas mil y una vez en artículos y en los mitines sin que nadie se escandalice. Sin embargo, lo hacen en un formato popular, que puede alcanzar una gran difusión y los puristas se ponen en contra. Señores, es la democracia. CiU tiene derecho a expresar su punto de vista, sin otros límites que los establecidos en la ley.

    ReplyDelete
  8. Creo que se confunde, Varela.
    Este video no pretende ser periodístico. Hace parte de una campaña electoral; no avanza ninguna visión conspirativa (sólo se hace una puesta en escena "de relleno" con tintes de cine americano); no está producida por un think tank del partido (como pueda ser la FAES respecto al PP) sino por el equipo de campaña. ¿qué es partidista? claro; es lo que se espera de una partido y de un material de campaña. ¿qué es efectista? pues claro, como lo son los mitines con sus banderas y sus discursos subidos de tono. Me parece un buen video. Un video que ante todo tiene que ser valorado por su eficacia.

    ReplyDelete
  9. Por supuesto que no es periodístico ni tiene porqué serlo. Es propaganda electoral. Punto. Por eso planteo sus límites. ¿Deben ser los mismos de la publicidad comercial? ¿Hasta dónde pueden llegar? ¿Siempre es lícita? Lo dejo a juicio de lectores y, por supuesto, de los ciudadanos.

    ReplyDelete
  10. Para mí, este vídeo busca claramente atraer el espacio electoral del PP en Cataluña. De hecho, si este vídeo fuese producido por el PP, le cambiamos el guión en catalán por en castellano, no rompe ningún punto del guión pepista. Los más malparados son, sin lugar a dudas, Carod y Maragall, por este orden. En CiU deben de estar planteándose que conseguir el retorno de los votantes "prestados" a ERC es harto difícil.

    ReplyDelete
  11. Super website with a great sharing and amazing stories is ur web.. please keep doing what u do now.. thanks to you.
    togel online

    ReplyDelete