Tuesday, October 31, 2006

Contra irresponsables y figurantes

La Asociación de la Prensa de Madrid condena a los políticos que no permiten preguntas en sus comparecencias públicas.
La presión de tantos y tantos periodistas va logrando resultados a pesar de la falta de coraje de muchos responsables periodísticos, de la imposibilidad endémica en la profesión de unirse contra los abusos y de los que siempre encuentran una razón para someterse a los candados.
El periodismo figurante no es periodismo. Si los políticos quieren figurantes, los informadores no deben prestarse a esa trampa. Si cedes habrá menos preguntas, cada vez más a menudo, con más disculpas. Más declaraciones ¿institucionales? Propaganda y falta de responsabilidad (accountability, ese imperativo tan olvidado por la política profesional). Sin más. Desprecio a los ciudadanos y a quienes los representan en esos actos como herramientas del derecho a la información.
Sólo echo en falta en la nota de la APM una llamada de atención a la propia profesión y, sobre todo, a los responsables que no apoyan a sus reporteros y que no se niegan a reproducir los actos propagandísticos y opacos de los políticos.
J.M. Balkin aporta algunas ideas críticas interesantes en How Mass Media Simulate Political Transparency.
"Media events perform a jujitsu move on the political values of transparency. The goal of political transparency is to help people watch over the operations of government and the behaviour of government officials. The point of the media event is to encourage watching. The media event is a form of political exhibitionism that simulates effective governance and personal candour".

P21 | Periodismo figurante

7 comments:

  1. Tienes toda la razón. Soy periodista recién licenciado y en mis primeras intervenciones en las ruedas de prensa, los políticos se limitan a citar su guión y poner sonrisitas. Eso sí, cuando le haces una pregunta comprometida cambian de tema automaticamente. O bien como dice la nota no permiten hacer preguntas. Que barbaridad. Nuestros representantes no nos informan. Vamos a tener que replantearnos la situación y pensar de una vez a la hora de votar. Les dejo mi blog donde apunto varios temas: http://fedush.blogspot.com/

    ReplyDelete
  2. Soy una simple ciudadana que vive en Argentina. Y puedo asegurar que aquí, nuestros funcionarios de turno, son expertos en el arte de "comunicar".
    NUNCA nuestro presi ha brindado una conferencia de prensa y un micrófono enfrente actúa como una especie de imán poderoso para la propaganda política y el agravio barato.
    El resto de la camada, hace lo que le indican desde arriba, mansamente.
    Y un fenómeno todavía mas patético nos sacude como sociedad. HAN DESAPARECIDO LOS PERIODISTAS. No están, no hablan, no dan la cara. Unos pocos hacen señales de humo. Pero hay demasiado viento...

    ReplyDelete
  3. Me ha gustado el término "periodismo figurante" para explicar la degradación de las ruedas de prensa. Pero me gustaría sugerirte otros para otras situaciones relacionadas con él y qye también te sonarán:
    1) "Periodismo pegatina". Dícese del seudoperiodismo consistente en rellenar páginas a base de cortar, copiar y pegar notas de prensa y teletipos de agencia tal cual llegan a redacción, directamente y sin realizar la más mínima verificación de lo que se publica. En su vertiente "radical", incluye firmar la nota, comunicado o teletipo como si el redactor/a fuese el verdadero autor.
    2) "Periodismo piruleta". Dícese del seudoperiodismo consistente en publicar de forma acrítica lo que publican los gobernantes de turno, copando portadas y titulares independientemente de su interés informativo o su auténtica relevancia para el ciudadano. El término "piruleta" tiene, además una doble acepción. Por una parte, hace referencia al acto mismo de lamer, aludiendo así a la actitud del siervo hacia su amo y, por la otra, hace referencia a la actitud infantil de quienes insisten en presentar la realidad de persistente color de rosa y esperan ingenuamente que los ciudadanos se lean todo lo que publican.
    3) "Estajanovismo periodístico". Dícese de los propietarios o gestores de periódicos que conciben el trabajo periodístico como la acción de rellenar los espacios que ha dejado libre la publicidad. El término alude a Stajanov, célebre trabajador soviético ensalzado por la propaganda estalinista del pasado siglo por su disposición a trabajar a destajo un número demencial de horas a cambio de un salario mísero en nombre de la causa del socialismo real, actitud que dichos propietarios y/o gestores esperan de sus redactores, aunque en este caso la causa no sea -paradójicamente- el comunismo, sino el capitalismo más salvaje, frecuentemente vinculado al ladrillo en el caso de los medios de más reciente creación.

    ReplyDelete
  4. Magníficos todos, magníficos. Los adoptaré

    ReplyDelete