Tuesday, October 17, 2006

La banal fe pública de Artur Mas

El candidato de CiU, Artur Mas, ha firmado ante notario un Contrato con los catalanes (pdf) con 21 promesas electorales: un solo pueblo, un solo país, una sola nación, buen gobierno, sin dependencia no catalana, juego limpio (presidente sin alianzas y nunca con el PP), aplicar el 100% del Estatut, menos impuestos, control de la inmigración, mejorar la "economía creativa", vivienda y medidas sociales, y trilingüismo (con el inglés).
¿Dónde está el negro?
En este país tramposo una buena parte de los contratos firmados por los notarios no incluyen las cláusulas ni la recompensa para las que se aparta la vista y se sale de la sala.
¿Cuándo salió de la sala el notario Joan Carles Ollé?
No hace falta negro. El contrato en sí mismo es una operación de camuflaje en la que el político irresponsable enmascara su irresponsabilidad con una fe pública.
"Autoridad legítima atribuida a notarios (..) para que los documentos que autorizan en debida forma sean considerados como auténticos y lo contenido en ellos sea tenido por verdadero mientras no se haga prueba en contrario".
Eso es la fe pública. La fe es realidad hasta la verificación con los hechos. Como el precio de los pisos o los verdaderos dueños de muchas sociedades.
Mala fe pública.
Mejor, pura banalidad de la política. Lo contrario de aquella famosa frase: Fiat iustitia et perea mundus (Que se haga justicia aunque perezca el mundo) dicha por el emperador Fernando I, sucesor de Carlos V. Pero sólo Kant se atrevió a reclamar tal mandamiento.
Los catalanes serán más condescendientes con el contrato del candidato. No vale la pena perder un ápice de realidad por unas palabras, aunque sean bajo fe pública.
Hannah Arendt (ahora se celebra su centenario) denunciaba que no hace falta ser un monstruo para hacer el mal. Y también que verdad y política no tienen nada que ver. Hobbes mejor que Platón.
El problema es la irresponsabilidad de los políticos. Sus palabras no valen nada. Artur Mas lo sabe y por eso la pantomima de una firma ante notario. Burguesa, ordenada, patrimonializada, de gente de orden. Una declaración del ser convergente, dirán.
"Todos los gobiernos descansan en la opinión", dijo el federalista James Madison. Y mejorar esa opinión con la fe de un notario es lo que busca el candidato de CiU con su agresiva y novedosa campaña.
Pero ese contrato también es irresponsable. El incumplimiento no tiene consecuencias legales. Si no se hace justicia el mundo seguirá en su sitio con sus políticos danzarines en busca de nuevas formas de propaganda para que alguien crea en ellos.
O al menos los vote.

Idea: crear un nuevo tipo de contrato político (ya que el consenso original parece definitivamente perdido) por el cual se inhabilite para cargo público a quien no cumpla sus promesas.

8 comments:

  1. Juan,
    El objetivo de Mas al firmar ante notario su compromiso de no formar gobierno con el PP, es el de evitar que los partidos del tripartito lo acusen de querer pactar con el PP, cómo han hecho durante la pre-campaña. En este sentido creo que le saldrá bién, ya que ha cerrado una crítica muy dañina.

    ReplyDelete
  2. Objetivo conseguido.
    Apunto otro: gobernar sólo cuando se es el más votado, sin coaliciones como el tripartito.
    Problemas de la democracia no suficientemente bipartita, según algunos.
    Lo dicho: consensos olvidados. Ni con partidos ni con ciudadanos. O contrato o nada.
    Democracia mercantilista.

    ReplyDelete
  3. Acabo de colgar un post en mi blog en que comento la agresividad y los nervios que destilan los partidos políticos en esta campaña electoral. Especialmente CiU. Creo que la explicación está en que hay una elevado número de indecisos, más de lo normal, y, en el caso concreto de ciu, en que creen que para ellos con ganar no basta. Tienen que ganar por mucho para que sea muy difícl reeditar el tripartit. Y eso les hace sobreactuar y querer acaparar toda la atención. Se juegan el todo por el todo pero por el camino pueden romper puentes para las futuras alianzas que van a necesitar y su agresividad puede acabar movilizando al votante de izquierdas que no acostumbra a votar o que estaba dudando ante el evidente desgaste que han sufrido las formaciones de izquierdas.

    ReplyDelete
  4. De acuerdo, Aitor. Agresividad que se puede volver en contra.

    ReplyDelete
  5. Desde mi portura de dejar que ellos mismos se escrachen dejando bien a la vista como son... y que podamos verlo, grabarlo, reproducirlo y volverlo a producir (como hoy en esas fotos francas de Hendaya)...

    La Idea me parece excelente. Además, revalorizaría el fenómeno hemerotecto, tan devaluado en estos tiempos.

    Saludos

    ReplyDelete
  6. ¿Será posible que se institucionalice algún día una fórmula como la que propones? ¿Algo que vaya más allá de una proclama utópica, casi poética? Recuerdo que Lluis Llach había llevado al TC (o al Supremo, no estoy seguro) el incumplimiento del programa electoral del PSOE, tras el referéndum de la OTAN. Los jueces le dijeron con delicadeza que no había que tomarse tan en serio los programas electorales.

    Saludos desde Galicia

    ReplyDelete
  7. ""por el camino pueden romper puentes para las futuras alianzas que van a necesitar y su "".

    Esto de los "puentes" resulta grotesco despues de recopilar todas las barbaridades que ha dicho y hecho el PP en contra de Catalunya y su proyecto de estatut. Para el que no lo sepa aun el nacionalista español PP esta totalmente desacreditado en Catalunya. La perdida de votos a CIU en las pasadas elecciones fue por la colaboracion entre CIU y PP. La subida de ERC fue tambien por este motivo . CIU no podia de nuevo dejar en duda si se acercaria al PP. El contrato por escrito y publico da una cierta credibilidad. El PP esta absolutamente solo en Catalunya. !Se lo ganaron solitos!

    ReplyDelete
  8. JORDI PUJOL

    Por Rafael del Barco Carreras

    He oído que enfadado con Artur Mas y Antoni Durán Lleida les amenaza con volver a tomar las riendas. Podría presentarse a las elecciones con ...JAVIER DE LA ROSA, de Conseller de Desarrollo, Juan Piqué Vidal en Justicia, de Presidente del futuro Poder Judicial en Cataluña a Luis Pascual Estevill, y para consellé de la especial sección "Coordinaciones delincuenciales" a Antonio, el hermano mayor de Javier, al que también pagó la Generalitat sin trabajo conocido...y unos cuantos que personalmente me afectaron menos, como Masiá Alavedra, Prenafeta, Farreras, Alegre, Cullell, Romá, Subirá, Oller, Hortalá...etc...etc... y tantos amigos de Javier y Piqué Vidal que formaron el "Club de los Mentirosos" según el piadoso título de la biografía de Pascual Estevill, escrita por el periodista de El Mundo Félix Martínez...

    ver www.lagrancorrupcion.com

    ReplyDelete