Sunday, October 29, 2006

Raymond Carver y Sam Shepard, líquidos

Las personalidades líquidas son en el tiempo. Su vida es el instante. El espacio es el reino de las tradiciones, las instituciones, la costumbre. Cuando hay poco espacio, otro tiempo te salva, como explica el Zygmunt Bauman de la modernidad líquida.
La lectura de unos versos de Raymond Carver, recién publicados en Todos nosotros, me han recordado a Sam Shepard, más al de Crónicas de Motel que al de Great Dreams of Heaven.
"Mi mujer ha desaparecido con toda su ropa (...)
Tiro las medias al cubo de la basura; el cepillo
me lo quedo para usarlo. Sólo la cama
resulta extraña, no sé qué hacer con ella"
. RC

Los dos retratan en su poesía a quienes viven en un tiempo diferente a los otros. Personajes licuados en el espacio apretado, molde de su cuerpo sólido.
Su mente vive un tiempo suspendido como el vuelo inmóvil de la gaviota. Quieta en el aire. Se mueve el viento, ella no.
Ese instante decisivo de eternidad breve.
La gente y las cosas son zombies (Ulrich Beck) mientras ellos están suspendidos en un agujero negro del tiempo.
Ajenos a quienes los rodean para no caer en aquella maldición escupida por Shepard:
"La gente de aquí
se ha convertido
en la gente
que finge ser"
.

Bold Type: Poems by Raymond Carver
Sam Shepard | algunos poemas de Crónicas de motel

1 comment:

  1. Si le interesa leer más poemas de Carver, le recomiendo vivamente el libro "Sin heroísmos, por favor", de reciente publicación, donde se encuentran muchos de los primeros poemas (y también relatos). Aunque, para mi gusto, Carver es muchísimo mejor narrador que poeta, algunos de sus poemas tampoco son desdeñables, como algunos de Kerouac, Burroughs, o incluso Bukowski.

    Aunque, si hablamos de relato, Carver bebe mucho (muchísimo) del mejor narrador del siglo XX sin duda: Chéjov.

    ReplyDelete