Monday, November 20, 2006

ELPAIS.com quiere ser todo

ElPaís.es es ahora ELPAIS.com, la vocación de crecimiento de su dirección URL es una declaración de ambición. La nueva edición digital de El País quiere serlo todo. Medio global, medio total. Para ello ha escrutado y sumado una gran parte de las novedades que los medios informativos digitales han desarrollado en los últimos tiempos.
Ventajas de ser el último. El País y Prisacom se han tomado su tiempo mientras cambiaban sus principales competidores. Ahora intenta recoger las lecciones de los cambios del mercado y adaptarlas a su oferta.


Lo mejor: ElPaís.com es más navegable, más social, más grande (1024) y más audiovisual.
Lo peor: otra vez la maldición de la igualdad con la competencia (ver los pantallazos de elpaís.com y elmundo.es), continúa el conflicto y superposición entre el área gratuita y la de pago (ejemplos: entrevista gratis y de pago, noticia gratuita y para abonados) con una mala diferenciación entre edición impresa (El País Plus) y la digital. Falta apuesta por una información diferencial en contenidos y estilo del medio impreso.

Apuesta estratégica
ElPaís.com prepara al diario de Prisa, líder en papel de pago, para el escenario de fortaleza de los medios digitales y la progresiva erosión de los diarios impresos. El fin de la era de la prensa y la consolidación de la información digital.
Es un proyecto adaptado a la lucha por una audiencia que sobrepasará en breve a la lectura de diarios de papel y por un mercado donde la publicidad comienza a ser relevante y lo será más en 2007.
El año que viene se prevé la entrada en el mercado publicitario de anunciantes hasta ahora remisos y los grandes medios de internet estarán ya en todas las grandes campañas. Todavía será un mercado muy concentrado en los líderes digitales, pero comienza a madurar y a expandirse hacia nichos y medios especializados.

Participación limitada
En el nuevo ElPaís.com caben los lectores, pero alejados de la información. El diario se abre al criterio social con las herramientas de valoración y categorización de la web 2.0, como han hecho lavanguardia.es y otros medios nacionales y extranjeros.
Es la verdadera revolución: incorporar el criterio de los lectores como elemento de valoración periodística.
El fin de la autoridad.
Yo, periodista es una nueva sección de participación para recopilar contenidos en cualquier formato. Luego serán filtrados por la redacción. Se suma a los más tradicionales foros, encuentros o chats, y a un juego de Trivial con preguntas de actualidad.
Yo, periodista también agrupa en Opinión las frases de los internautas sobre asuntos de actualidad.
¿Por qué frases? En realidad son comentarios desvinculados de las informaciones y agrupados por temas. El recurso da para discutir a favor y en contra. Suma aportaciones de los usuarios a la web, pero no en las noticias, donde se leerían directamente con mayor relación.
Separarlas resta inmediatez, pero elimina las largas colas poco atractivas para los lectores interesados sólo en la información.
Incluirlas en opinión es coherente con su naturaleza, pero mantiene una división de contenidos en crisis de una forma un poco artificial. Los comentarios en las noticias se consideran opinión en los medios que las incluyen (aunque muchas también aportan información), pero su vinculación permite acercarse a la opinión de los lectores de manera más inmediata.
Si están en opinión y desvinculadas de la información, ¿por qué limitarlas a 200 caracteres? La brevedad tiene más sentido en el hilo de las noticias que en la opinión, donde se podría apostar más por una reflexión democratizada, en lugar de un rasgo que a menudo será muy esquemático.
El miedo a los lectores subsiste. Se les confina en una celda, una reserva alejada del sacrosanto territorio de la información de autoridad.

Más relación
Aumenta la participación directa, pero también la contextualización y la gestión del criterio social. Los tags llevan a los nombres propios. La caja con las informaciones más leídas, enviadas y valoradas mantienen la duradera mirada de El País sobre The New York Times, imitado, en esta y otras herramientas, por ElPaís.com
Otra caja con enlaces sobre las noticias en otras webs anuncia una apertura a información externa que todavía no funciona bien. Cosas de los estrenos, supongo.
Y otra caja de Última hora permite seguir lo último del diario digital de Prisa y en los teletipos de Efe.

Blogs. ¡Ah, blogs!
Sí. Ya había. Ahora se suman algunos con cuádruple intención:
>> Tráfico y estrategia de la atención: ElPaís.com ha analizado elmundo.es y ha encontrado el filón de los blogs de sexo. Dicho y hecho. Eva Roy se destapa como apuesta blog. Blog de Blogs y el concurso Buscamos Bloggers atrae a los blogueros que quieran darse a conocer (envíanos tu blog y te reseñaremos) y a quienes aspiran a hacer carrera dentro del gran medio digital. Atención, blogrolling y una apelación al ego blogosférico que atraerá a muchos.
>> Blogs de cabecera: As, Rolling Stone o Ep3 bloguerizados para yonkies de cada uno de esos contenidos especializados.
>> Bitácoras con firma: El Boomeran, los apuntes de los literatos de Santillana (La Oficina del Autor), se integran en la oferta.
>> Coberturas y eventos: bitácoras para seguir una gira de un grupo musical o para cubrir unas elecciones.

Diario multimedia
ElPaís.es entendió hace tiempo el futuro multimedia de la información y el entretenimiento y ahora fortalece sus opciones.
Es una apuesta obligada para el primer grupo de comunicación en España y con grandes ambiciones en Portugal y América.
Con televisión de pago y en abierto, radio, libros, discos, cine... nadie está tan obligado y bien dotado para la multimedia como el grupo líder.
Pero además internet es y será cada vez más audiovisual. La convergencia de pantallas avanza y ElPaís.com está mejor preparado para ese escenario con un menú de inicio que acentúa ese carácter y cajas con multimedia en portadas e informaciones para sumar vídeos, audios y animaciones.

Big Media
En definitiva, una apuesta globalizadora y masiva para asaltar al líder ahora que elmundo.es es más El Mundo que nunca.
ElPaís.com quiere serlo todo y tenerlo todo. ¿Nichos? ¿Larga cola? ¡Al carajo! La estrategia es la de siempre: ser grandes, grandes, grandes, con la oferta más completa posible para el público más amplio y para muchos públicos.
¿Y la información?
¿La información?
De renovación informativa (estilo, tratamiento, criterios, fuentes), poco. Un gran apetito de Leviatán pero pocas ideas de periodismo futuro, al menos por el momento.
ElPaís.com es más grande. No sé si mejor.

P21 | Análisis sobre últimos cambios digitales y la pasión por el crecimiento: La Vanguardia comienza su reinvención, El Confidencial es más largo y generalista, Periodista Digital se expande, A El Periódico le sobra pantalla, 20Minutos.es, la tentación del caos, elmundo.es crece

21 comments:

  1. Como siempre, los perjudicados somos los primos que nos suscribimos a la edición digital. Desde primera hora de la mañana
    el acceso a abonados no funciona (al menos no para mí), y todavía no he recibido respuesta al correo electrónico que he enviado al servicio de atención al cliente informando de ello.

    Además, no se han molestado en renovar el area de la edición impresa, manteniendo la misma disposición de los contenidos, lo cual le da un aire anodino, ya que ahora la columna de la derecha, destinada a la navegación, es más ancha que la de contenidos situada en la su izquierda. Es evidente que Prisa no tiene el menor interés en mantener su bolsa de suscriptores digitales, y que pretende deshacerse de ella por poca elegante vía del abandono.

    ReplyDelete
  2. Es increíble.

    Con tanto bombo, platillo y medios de todo tipo y no funciona la página a no ser que tu ordenador lleve un sistema operativo de Windows.

    A eso se llama Compatibilidad.

    Antes era así, cuando los audios y vídeos no se reproducían si no tenías el programa lector de Windows y ahora siguen igual.

    Posiblemente será parte de algún contrato que desconocemos.

    ReplyDelete
  3. "De renovación informativa (estilo, tratamiento, criterios, fuentes), poco".

    Y cuánta razón tienes. Los contenidos parecen ser lo de menos en el cambio, que se fija sólo en el diseño y en las secciones. Un ejemplo más que clarificador: Sabina, con foto grande, en portada; es decir, noticia de las principales. Cuando pinchas y accedes a la noticia, te encuentras un texto de agencias insulso en el que se puede leer: "El cantante español Joaquín Sabina llenó hoy el Centro de Bellas Artes de la capital puertorriqueña". ¿Hoy en Puerto Rico? ¿En España? ¿Aporta algo saber cuándo sucedió? El periodismo digital, por su durabilidad, lleva tratando de prescindir lo más posible de las referencias temporales, salvo que sea necesario, y en una de las primeras noticias de su nueva edición se coge un texto de agencias, se practica el ctrl+c, ctrl+v y a correr. Pues sí que estamos buenos.

    ReplyDelete
  4. vaya decepción, cuando leía que elpais apostaba por la participación creía que iba a permitir comentar las noticias, como sí se puede hacer en 20minutos o en elplural (por citar algún ejemplo, se que hay más). ERROR

    BLOG AND ROLL

    ReplyDelete
  5. Fíjat bien, que sí se pueden comentar alguna noticia... Por ejemplo, la de Rubalcaba.

    ReplyDelete
  6. Pues a mí me gusta... quizá un poco saturado, pero lo han conertido en una herramienta informativa envidiable.

    ¿Alguien se ha dadoc uenta de si han pasado ya del 24 horas cutre ese? No lo veo

    ReplyDelete
  7. Juan, excelente post del que todos aprendemos mucho. Lo enlazo hora mismo. Saludos y abrazos.

    ReplyDelete
  8. Se puede comentar... otra cosa es que tu comentario aparezca...
    Yo aun estoy esperando, y mi comentario era de lo más sencillito...

    ReplyDelete
  9. Al contrario que en 20minutos o de otros medios, ELPAIS.com exige moderación de todos los comentarios...

    Es discutible, pero creo que es algo innegociable.

    ReplyDelete
  10. y siguen sin poner enlaces

    ReplyDelete
  11. Prefiero el diseño de El Mundo. Todavía necesita unos pocos retoques, algo imperdonable siendo "profesionales".

    Lo mejor: que no he tenido que retocar los filtros para el AdBlock (Firefox, K-Meleon Nauscopico,...).

    Ah, y una vez más se constata el enfoque erróneo en el "nuevo" diseño del ABC.es. Con lo fácil que es fijarse en los demás e intentar mejorar, pero no... Su diseño sí que "tiene delito".

    ReplyDelete
  12. Otras reseñas, por orden inverso de antigüedad

    scriptor.org Rediseño de elpais.com: más ecléctico y grandón
    caspa.tv El nuevo rediseño de Elpais.com
    reflexiones irreflexiones El País y su 'apuesta' 2.0
    mangas verdes

    ReplyDelete
  13. Tate. En vista previa se ve el enlace perfectamente.

    http://mangasverdes.es/2006/11/18/elpaiscom-la-blogosfera-marca-el-rumbo-de-los-medios/

    ReplyDelete
  14. Un ejemplo de la ineptitud de los "profesionales" que han diseñado el nuevo portal de El País. Han recurrido al Flash para el título. Desde luego, siguen sin comprender internet. Con un gif animado, mucho mejor.

    Ahora reviso el código...

    ReplyDelete
  15. Lo dicho, no entienden la red, los buscadores,...

    Revisando el código de de la cabecera, se constata nuevamente la veracidad de mi comentario. Ah, además la página HTML podría pesar menos muy fácilmente.

    Ahora tengo también visible el código de El Mundo. No molesta a la vista su contemplación. ¿Tan difícil es aprender del trabajo de los demás y después intentar mejorarlo?

    Si yo fuese "el pagano", les daría un tirón de orejas a los diseñadores para que rectifiquen pronto las deficiencias. Lo dicho, uno tiene la sensación de que hay una cierta "dejadez" tras revisar por encima el código.

    ReplyDelete
  16. ¿Alguien ha intentado visualizarlo usando Explorer 6 y con una resolución de pantalla de 800 x 600? Puedo asegurar que, al menos esta mañana, leer siquiera la portada ha sido una auténtica pesadilla: párrafos mal casados, el titular principal a media página, scrolls infinitos hacia todos lados, fuentes enormes...

    No sé, creo que los que aún trabajamos con monitores de 14 pulgadas merecemos algo de respeto...

    ReplyDelete
  17. Young people don't like us. Who can blame them?


    John Naughton electrified last week's Society of Editors conference when in a passionate personal polemic he savaged newspaper coverage of today's youth. Here's what he said ...

    Sunday November 12, 2006
    The Observer

    http://observer.guardian.co.uk/business/story/0,,1945553,00.html

    ReplyDelete
  18. Aunque aún nos queda tiempo para acostumbrarnos al nuevo estilo del periódico digital, hay que decir que le faltan unos retoques. y más... pareciendose tanto... por no decir mucho al rotatibo digital de elmundo.es. despues de tanto tiempo en realizar esta "modernización", podrian haber realizado algún tipo de avance o novedad.

    ReplyDelete
  19. Yo utilicé ayer la opción CORREGIR que incluyen al final de cada noticia. Hace 24 horas que envié una corrección a la siguiente noticia:
    http://www.elpais.com/articulo/deportes/Jazz/vencen/Raptors/Garbajosa/Calderon/101-96/elpepudep/20061121elpepudep_4/Tes
    En el tercer párrafo, donde escriben "no lo ha hecho también Calderón..." deberían haber puesto "no lo ha hecho tan bien Calderón...". Un día después la errata sigue ahí. ¿Para qué ofrecen un servicio que luego no sirve para nada? Creo que hay que ser más serios y ofrecer sólo las herramientas que se pueden gestionar.

    ReplyDelete
  20. Me parece que todo lo que hace El País se critica demasiado por ser El País.
    Utilizar flash no es "no entender Internet". El código html es muy interesante y la página cae mucho más rápida que otras a pesar de ser algo más pesada.
    El diseño se parece a otros porque ahora los diseños d 1024 con publicidades se parecen, pero tiene novedades interesantes (el sistema de ampliación de videos no lo había visto antes). La utilización de AJAX es muy potente e innovadora.
    Lo de la moderación de foros no me parece mal porque el tenerlos abiertos en zonas masivas lleva a los disparates y pérdida de tiempo que tienen muchos sitios digitales.
    Además de los contenidos textuales ahora hay una edición fotográfica poco común en la Red.
    Que un periódico tan tradicional se vaya despegando de las tradiciones es una buena noticia.
    Todo lo que hace gente como Google nos parece estupendo (hasta que censuren los contenidos para hacer negocio en China) y a otros les exigimos el triple.

    ReplyDelete