Wednesday, November 15, 2006

Los partidos se convierten en redes sociales

Primero fueron los norteamericanos, de los que ya parecen lejanos los días de Howard Dean y Joe Trippi, hasta las elecciones de la resurección demócrata, socializadas como ya no se recordaba gracias al ciberespacio y la Red social.
La Segosphere cubre Francia con sus blogs, sus vídeos y su propio menéame, los segoenlaces o segoliens.

Mensaje de Segolene Royal a los blogueros


En Gran Bretaña, la ofensiva conservadora en internet impulsada por David Cameron llevó a todo el partido a escuchar el mensaje de Google y a lanzarse a la videopolítica viral y a la blogosfera.
Los partidos han oído la conversación y reaccionan.

La era de los blogs sólo electorales se acaba, algunos ven la ciberpolítica todavía sólo como marketing y propaganda, pero unos cuantos ya se dan cuenta del poder de la Política 3.0, el sistema operativo de la globalización y una democracia más directa y participativa.
El último ejemplo en España lo tenemos en las elecciones catalanas, donde la ciberdemocracia trituró y deglutió la campaña en la blogosfera y ayudó a colar a Ciutadans en el Parlament con un mestizaje entre uso experto de las tribunas mediáticas tradicionales y movilización en internet.
Tony Blair, político antes ágil y ahora ralentizado, despierta y promete que los laboristan oirán. El grito aconsejado por Howard Dean se empieza a escuchar en el partido, pero todavía tímido como ese Vamos a hablar (Let´s Talk) de formularios.
No. Quizá los laboristas comienzan a escuchar, pero no dialogan todavía. La democracia digital cantada en The Guardian todavía no amanece.
Los nuevos conservadores son más innovadores. George Osborne, el hombre fuerte del gabinete en la sombra de Cameron, admonizó a sus seguidores con la teoría canónica de la influencia de internet y la web 2.0 en la política.
Googlezación, creación de redes sociales y sabiduría colectiva o conocimiento distribuido son los ejes del tecnoprograma tory.

David Cameron y la nueva dirección participativa


Para la política 3.0 no llega con estar ni con escuchar. Hay que vivir, discutir y cambiar con la Red.
Los partidos comienzan a hacerlo.
La política vuelve a los ciudadanos. En mi opinión el problema (que andan estos días reflexionando Juan Freire y José Luis Orihuela) no está en el comportamiento particular de cada uno, político o partido, militante o ciudadano, sino en si la nueva política es moderna (de principios ilustrados y racionales, habermasiana) o posmoderna (un simulacro donde la propia representación del mundo cambia con su imagen, Rorty, Baudrillard, etc.)
¿El fin de la ciudadanía, como temía ABC hace unos días, o una nueva ciudadanía líquida (Bauman, Turkle) y reflexiva (Beck)?
Seguimos en ello, pero la apertura a la red social y a la participación activa abre esperanzas sobre la política 3.0

Actualización: wiki con esta conversación como base para la mesa redonda de política en Evento Blog

P21 | Elecciones sociales en Estados Unidos
P21 | Más democracia para mejorar los blogs

10 comments:

  1. oy Javier Lara Expósito un nuevo Blogger. Soy escritor aficionado, y mi blog se titula Marginalia. Se trata de un blog literario y de actualidad.su dirección http://javier-mundos.blogspot.com/

    ReplyDelete
  2. No es el fin del ciudadano. Cada vez que se crea un vehículo nuevo para la transmisión de ideas y este vehículo se sustrae al control del poder, sale ganando el ciudadano. Ya sucedió en los albores de la Edad Moderna, con la invención de la imprenta. Todo lo que llegó después de Gutenberg habría sido imposible sin su invención. Ahora parece que vivimos una situación similar, pero a una escala mucho mayor que hace medio milenio.
    Pero si es el fin de una forma de entender la política y, sobre todo, su relación con los medios. En la política 3.0, los grandes conglomerados mediáticos que monopolizan la información que se da al ciudadano pierden su monopolio, como le pasó a la Iglesia en tiempos de Galileo. Sin él, dejan de ser necesarios; y si dejan a ser necesarios para el político, se convierten en prescindibles para el poder que, para sobrevivir, acabará por sumarse al cambio y dejarlos tirados. Eppur si muove...

    ReplyDelete
  3. ·::.nettizen.::·11/15/2006 11:59 PM

    perdona juan, pero los partidos siempre han sido redes sociales!!! de hecho, se podría decir que las "redes sociales" son un epifenómeno de lo "social". otra cosa, son los dispositivos sociotécnicos sobre los que se fundamenta, sustenta y manifiesta lo "social". y en este sentido, emho, creo que te refieres a la "cmc" en tanto que enésimo, y por el momento, penúltimo de esos dispositivos sociotécnicos de interacción "social".

    de hecho, los partidos políticos no dejan de ser una forma institucionalizada de interacción y de gestión de lo "político", no tanto como esfera aislada de lo "social", sino como una forma más de estar en el mundo y de compromiso y actuación de los individuos entre sí blblablabla...

    juuueeeerrrr!!! además qué demonios son las instituciones sociales sino redes sociales "cristalizadas" que conforman, fundamentan y sustentan la espectativas de sus miembros, dan sentido a su acciones y estructuran y organizan sus pautas de comportamientos, entre otras muchas cosas!!!

    lo siento, pero esto de la sociología sin sociólogos me pone de los nervios ;) de buen rollito, einnnn!!!

    ciao!

    ps.- un sociólogo suyo admirador!!!

    ReplyDelete
  4. Discrepo, Nettizen. Hace mucho tiempo que los partidos no son redes sociales sino instrumentos de poder profesionalizado. Una cosa es la teoría y otra, la realidad.
    El caso de España es clamoroso. Quizá esta necesidad de volver al espacio público más allá de las esferas de poder devuelva a los partidos su sentido originario.
    Esa puede ser una buena característica de la política 3.0 si es activa, crítica y descentralizada.
    Si sólo se convierte en marketing político, entonces seguiremos igual.

    ReplyDelete
  5. Y esto, ¿de qué es ejemplo?: Carlos Carnero en youtube

    ReplyDelete
  6. Es un buen ejemplo de cómo sobrepasar el filtro de los medios. Un parlamentario como Carnero, que difícilmente sale alguna vez en los grandes medios, puede mostrar su trabajo a los electores y público en general en tareas a menudo poco relevantes para el ojo de los medios.
    Los nuevos medios participativos permiten a los políticos comunicar sus ideas y actividades sin depender de los medios. Por eso cada vez hay más ejemplos.
    Tiene la doble función de propaganda pero también acceso y control de la actividad de los políticos. Puede ayudar a identificar y saber exactamente qué hace cada responsable público.

    ReplyDelete
  7. ·::.nettizen.::·11/16/2006 11:23 PM

    "Juan escribió...

    Discrepo, Nettizen. Hace mucho tiempo que los partidos no son redes sociales sino instrumentos de poder profesionalizado. Una cosa es la teoría y otra, la realidad."


    vamos a ver si nos aclaramos, estando de acuerdo con tu análisis, ergo con el contenido de tu "post", reclamo la claridad y la precisión en los conceptos, esto es, el concepto de "redes sociales", según el diccionario de sociología (editado por giner, lamo de espinosa y torres y publicado por alianza, por cierto, acaban de publicar su segunda edición y como aspecto interesante, realizado por "científicos sociales" hispanos) es "(...) un conjunto finito de actores o grupos de actores y las relaciones definidas entre ellos. es el tejido formado por las relaciones entre un conjunto de actores que están unidos directa o indirectamente mediante compromisos, informaciones, etc.(...)"

    obviamente es un concepto muy preciso a la vez que muy general y en este sentido su dimensión analítica en tanto herramienta para constituir modelos que permitan entender la conducta social en el mundo real y esto ya sería otro tema de debate...

    pero a lo que voy, entiendo perfectamente a qué te refieres en el contenido de tu "post" pero creo que los términos "partido político" y "redes sociales" son lo mismo, si acaso, un "partido político" es un modelo de red social diferente digamos al fenómeno de la "mafia siciliana" o al de "distrito industrial marshalliano" o ya puestos, al de "logia masónica"...

    en fin, no está en mi ánimo contradecirte ni corregirte, simplemente trato de exponer mi punto de vista como un humilde sociólogo lector de tu interesante blog :)

    ciao!

    ReplyDelete
  8. Hoy he asistido a la reunión de la agrupación Ciudadanos de Madrid, del Partido Ciudadanos.
    Aún no tienen claro si se presentan a las elecciones locales (Gallardón respirará.
    Son conscientes de que queda mucho por hacer, mucho por perfilar, para poder jugar en el terreno político sin ser profesionales de la política (se les nota y esto les hace más atractivos).
    Quería conocerles de cerca, no sólo cibernéticamente, y, sí, me llegó su aire fresco, con sus ideas de devolver el poder al pueblo (que es su esencia)arrebatado por la partitocracia.
    Les falta mucho para obtener un producto más tangible, que no sea su actual ideario basado en saber lo que no se quiere. Sus enemigos son poderosos y conocen las reglas de juego mejor que ellos.
    Había gente de todas las edades,pero no de todas las condiciones. No deja de ser una "revolución intelectual burguesa", esta vez cabalgando en internet.
    Han negado tajantemente su vinculación con FAES.


    Se les ha "exigido" que se presenten en Madrid (ojalá)pero aún son poco conocidos y hay mucha contaminación informativa sobre ellos.
    Lo dicho. Merece la pena acercarse y conocerles en las distancias cortas, porque respiran más autenticidad que a través de internet.Internet revoluciona pero necesita ayuda de la realidad.Ciudadanos empieza a saberlo.

    MAE

    ReplyDelete
  9. Estoy con Juan en su respuesta a los planteamientos del señor sociólogo, Nitizzen, a quien respeto.
    Lo cierto es que creo, que es cierto que los partidos han nacido como expresión de personas organizadas en tono a una ideología. No obstante, esto se ha deteriorado bastante y ha dejado de ser real, para ser estructuras muy manipuldas, maquinarias que impulsan y manejan hilos organizativos para impulsar a ciertos "líderes". Seguramente esto es una red social, pero no tan democrático como parece hacer referencia el término teórico.

    ReplyDelete
  10. Super website with a great sharing and amazing stories is ur web.. please keep doing what u do now.. thanks to you.
    togel online

    ReplyDelete