Monday, November 27, 2006

Nos faltó la poesía

Los cantautores siempre me han parecido un coñazo. Tremendo (soy de la generación del rock y los imperdibles). Una obligación de la Transición. Ya, listo. Babelia recupera los 50 años de la canción de autor al hilo de la música de Paco Ibáñez para una letrilla de Góngora.
¿Y el resto de las canciones? ¿No tienen autor?
Los cantautores -hasta los buenos- son un peso heredado de la política y el fin de la dictadura. Y hasta ahora. De la poesía social y la literatura comprometida a las letras con mensaje. ¡Coño! ¡Cómo si fuera el único mensaje entonable!
50 años. Hubo un tiempo en el que valió la pena. Al alba de Aute y alguna cosa más. El resto, una pesadez.
Quienes nos chutamos pop y rock nunca nos sentimos muy identificados. Pero en esta supervivencia de la nova cançó tiene mucho que ver la poesía.
Ellos la tuvieron. El rock español, no.
Los cantautores se apropiaron de la poesía social de la posguerra y construyeron himnos, estética, sentimiento e ideología para unir a un par de generaciones. Gente de pueblo, sin urbanizar. Gente sin raíces que caía en la canción y el folk cuando se les hacía extraño el desarraigo.
40 años en el limbo. Para cuando despertamos el punk había devorado la educación sentimental de la contracultura, el beat y los sueños lisérgicos.
Electrificados y agotados de tanto lamento. En el rock y el pop español de los 80 en adelante faltó la poesía. El puñal verso contundente. La herida abierta. No el pringue de los dedos de tanto lirismo repetitivo.
Faltó incluso la literatura, a pesar de alguna novela y algunos autores, de Manuel Rivas (primeros versos y las vacas) y Suso de Toro (Tic-tac), a Benjamín Prado o Juan Bonilla (postrero).
El pop y el rock en España son ágrafos.
Repasas la Movida, primer estallido pop tras la candidez forzada antes por la dictadura, ahora que también se la recuerda, y surge música (con buenas letras de Radio Futura, Nacha Pop, Parálisis permanente o Paraíso), cine (Trueba, Almodóvar) y mucha plástica (Pérez Villalta, Ceesepe, El Hortelano, García-Alix y tantos).
Pero poca letra hecha canción a pesar de que se podía haber bebido hasta el delirio en la generación de los 50. Y se tragaron botellas, pero pocas acabaron en grandes éxitos para el culto en los bares, qué lugares.
Nos faltó una generación beat.
Rescato, casi de memoria (perdón por las ausencias), a Eduardo Haro Ibars, maldito oficial; la loca lucidez de Leopoldo María Panero (todos esos ojos/cubiertos de legañas, como de quien no acaba/jamás de despertar, como/mirando sin ver o bien sólo por sed/de la absurda sanción de otra mirada,/todos vosotros/sois para mí alimento), Ángel Petisme y la ola atlántica, de Rompente (Manuel Romón, Alberto Avendaño, Antón Reixa, todos bajo un riff de Xosé Luis Méndez Ferrín) a la temprana Blanca Andreu.
Hablemos de los caballos padres que nos traerán la muerte
y de la luna de anfetamina
.
[¡Qué hubiera sido de la movida madrileña sin Galicia y Zaragoza!]
Casi todos los postnovísimos eran demasiado culturalistas. Eran malos tiempos para la lírica en nuestros oídos. Hastiados de virtuosos sólo nos gustaba la rítmica siempre hiriente de Keith Richards y Elvis Costello devorando medio siglo de rock en cada esputo de menos de tres minutos.
Para poemas, Patti Smith y las hogueras de Bruce Springsteen al bajar de los paseos del espacio en technicolor de David Bowie.
"La gente de los ochenta nos estamos centrifugando a toda hostia",decía Petisme cuando Luis Antonio de Villena le canonizaba postnovísimo. "Escribir poesía siempre se ha visto un poco hippi". Remataba.
Zas. Guillotina. Mata hippies en las Cíes, gritábamos. ¡Cómo para liarse con versos!
Será una idiotez, pero nos faltó la poesía que ahora intentamos recuperar con voces aún extranjeras y pocas excepciones.

17 comments:

  1. Completamente de acuerdo. Presunta belleza sublime sin apenas pulso. Me atrevo a sugerir una entrada sobre los Dead Kennedys, un grupo que acabo de redescubrir bastante fascinado...

    ReplyDelete
  2. ¡y Asturias¡ con los Ilegales ya en 1982: ¡hola mamoncete¡ , "Maneras de vivir","agotados de esperar el fin"
    ¡Asturias también existía en la movida¡. La vivíamos con rock, blues y mucha sidra.

    Mae

    ReplyDelete
  3. Escucha cualquier canción de los tres primeros discos de Triana. Ahí tienes poesía on the rock.

    ReplyDelete
  4. Qué grande Panero, no tanto Villena.

    No nos faltó la poesía. Tampoco nos faltó la música. Pero nos faltó la conjunción de ambas. Aún hoy, ay, nos sigue faltando.

    ReplyDelete
  5. Ah, y gran razón tiene Vimes al hablar de Triana, eso es lo más parecido que podrás encontrar a la buena conjunción de poesía y música.

    ReplyDelete
  6. ¡God save Elviña! Primero de BUP en un instituto coruñés recién abierto. Rebotados del sistema educativo en un centro construido en lo que hoy es un barrio más pero en el 79 era poco más que un Seseña céltico. Medio Ferrol a punto de venirse a vivir a Coruña con sector naval barruntando el inminente hachazo.
    Una osada profe de música, de cuyo nombre no puedo acordarme le ofrece a una clase feroz un trato sencillo. Os tragáis el programa de música clásica y, a cambio, los viernes ponéis lo que queráis. El primer viernes, combinación imposible de Los Chunguitos, Quadrophenia y los primeros Stones. De postre, ¡Paco Ibáñez en el Olympia y, acto seguido, Frank Zappa and the Mothers of the Invention! ¡Wow! ¿Quien carallo necesita grifa después de semejante chute sonoro?
    Claro que tuvimos cantautores. Solo que los míos, y los de muchos de los feroces elviñeiros, también fueron el primer Springsteen y, a través de él, Woody Guthrie. El Dylan de antes de la electricidad, mezclado a partes iguales con Camarón y Sonny Boy Williamson sonaban en mi barrio. Y muchas cosas más que sonaban en los ochenta en el Porlier, en el Itaca, el Filloa y el Tranvía y en otros tantos sitios impagables.

    ReplyDelete
  7. Atropellos en la Ràdio Venezolana:
    Los programas ?RED 23? y ?Oir es Ver? fueron retirados del aire de la ràdio Venezolana.
    El mejor programa de ràdio venezolana ?RED 23? y ?Oir es VER?, programas de caràcter cultural, del autor y locutor Jorge Gòmez, fueron groseramente retirados del aire por la nueva direcciòn de la Emisora Cultural de Caracas.
    El nuevo gerente de esa emisora, sin pensar en los oyentes, hizo gala de su mediocridad y decidiò no dejar salir al aire estes magnificos y cultos programas.
    ?RED 23? y ?Oir es Ver? tenìan en mi un oyente asiduo. ¡Estoy furioso!

    Deja tu repudio por este hecho en:
    www.red23.ve.tripod.com
    en el Libro de visitas de la pàgina.

    Gracias

    (Si puedes divulgalo)

    ReplyDelete
  8. la poesía existe
    simplemente la dejamos morir

    Reixa, ese Rompente que anhelas
    publicó el maravilloso "Escarnio" en 1999
    ¿Alguien le hizo caso?¿Alguien se lo hace ahora?
    No, que yo sepa.

    Y estoy seguro que como eso, han surgido otras muchas cosas, entonces y hace una semana, ayer mismo.
    Pero preferimos la catetada de buscar la "versión española" de lo más fashion en el extranjero.
    Se hace en arte lo mismo, lo mismo. "Vaya!! pero si hace lo mismo que ví el año pasado en Nueva York!!!" como si fuese algo bueno.
    No lo digo desde el chauvinismo. Perfecto si se hace algo a partir de lo que otros hacen. Pero no fusilarlo para hacerse famoso en el pueblo.

    Con los que fusilan, los medios suelen caer por no investigar a fondo, y le dan bombo y platillo a eso que ya tiene la garantía de que "en NY adoran lo mismo", y se dejan morir maravillosos trabajos que SÍ somos capaces de hacer, se hacen continuamente.

    Sorry por el ladrillo.

    ReplyDelete
  9. Los discos de Triana eran un aire real entre tanta TVE mal flamenquizada. Había poesía, había sentido, sombra y luz y otro sur.
    Por supuesto, en en vendaval de ausencias, Felipe Benítez Reyes:
    Hay noches que debieran ser la vida.
    Intensas largas noches irreales
    con el sabor amargo de lo efímero
    y el sabor venenoso del pecado.

    ReplyDelete
  10. Dead Kennedys y la histeria de New Wave y punk en EE UU ahora que el CBGB ya está cerrado. Un día de estos seguiré el hipster de Coltrane a Waits. Con tiempo.

    ReplyDelete
  11. Juan, no olvides que Tom Waits, Bruce Springsteen, Bob Dylan, Tom Petty y muchos más tienen un alto porcentaje en sus venas de "cantautor". Aunque entiendo tu crítica, por supuesto. Un abrazo

    ReplyDelete
  12. Elviña. Al otro lado de la ciudad bajábamos hasta el Masculino desde Katanga y la Sagrada. Cuesta abajo hasta Riazor.
    Itaca. Cerrado con el Sonrisas y resto de colegas. Vari Caramés enseñando sus últimas fotos. La portada de La Naval. ¿Dónde está mi artículo? Rocko llega hablando de The Cars y ya se lía.
    Vuelta Finisterre cuesta arriba. A Labañou a currar en las tablas para las olas del Orzán en casa del americano. Manolo, al otro lado de la ciudad, escribe vacas.
    Otros tiempos.
    Keep you electric eye on me, baby

    ReplyDelete
  13. ¿Olvidar? No, pero pongamos que hablo de España. No es crítica, no. Sólo una reflexión sobre esa falta de contacto entre la poesía escrita y la cantada, como dice Bukoswki.

    ReplyDelete
  14. Quejarse de que al pop de los Ochenta le faltaba poesía es lo mismo que quejarse de que a los cantautores les faltaba frivolidad, humor e irreverencia. Es lo que tienen las tendencias artísticas, que siempre -o desde el siglo pasado- reaccionan contra lo anterior. Hubo letristas muy competentes en los ochenta (Fernando Márquez, Carlos Entrena, Santiago Auserón, Sabino Méndez, Nacho Canut...) y les agradezco mucho que no intentaran hacer poesía, porque no tocaba. El rock y el pop se justifican por sí mismos sin necesidad de acudir a artes más respetables. Son inmediatos y efímeros por naturaleza, y cuando intentan alcanzar las cimas de la trascendencia suelen caer en el pozo del rídículo. Lo que no quita para que algunos se ganen la trascendencia sin pretenderlo.
    Y los cantautores tuvieron poesía... ajena, no lo olvidemos.

    ReplyDelete
  15. A vosotros españoles no os falto solo poesia , os falto una revolucion como en Portugal,


    Una portuguesa

    ReplyDelete
  16. Composiciones musicales con poesía, me parece excelente incluir esto en las canciones.

    ReplyDelete