Wednesday, November 29, 2006

Propaganda en la videocracia

"Las formas que los políticos tienen de relacionarse con los ciudadanos son muy aburridas y están cada vez más alejadas de la gente". Las palabras de Marcos Magaña, experto en comunicación política, revelan cómo los políticos y sus asesores consideran las nuevas formas de comunicación como propaganda y no como política más abierta (ciberdemocracia).
La videocracia de los partidos ahoga en imágenes la razón crítica necesaria en la democracia.
Los ejemplos abundan: el vídeo del PSOE desvelando las incongruencias del PP respecto al diálogo con ETA, el del PP sobre la seguridad y sus problemas o los vídeos electorales de la última campaña catalana, de Ciudadano Cat a la nocilla del president Montilla.
Pero hay otro modo de emplear el vídeo. Las imágenes son un simulacro de realidad y una narración forzosamente ficticia cuando la propaganda las edita.
Pero también un testimonio directo e implacable cuando muestran la realidad con los ojos de los ciudadanos. Es el uso del vídeo en campañas como Video the Vote contra los problemas electorales o el análisis de las campañas de The People Choose.
La revolución democrática también se televisa cuando los ciudadanos aplican sentido crítico y se comunican directamente con otros.
El vídeo "es más impactante que un pdf o un documento de word", dicen en el PSOE. Puedes "trasladar al mundo de la política lo audiovisual, que es lo que más nos engancha", piensa José Luis Ayllón, secretario de Comunicación del PP.
Importa el impacto y la construcción de opinión y memoria por los sentidos, no por la razón.
Los partidos ven el vídeo participativo en internet como una forma de controlar definitivamente la televisión. Sin intermediarios, sin redacciones y editores de telediarios.
Es el impulso bajo Telepsoe, la televisión en internet del PSOE. El partido se libera de la dictadura de la programación para apelar directamente a los ciudadanos.
El sueño de John F. Kennedy hecho realidad. "La televisión es nutritiva", como decía Aviador Dro, pero empacha.
Fernando G. Urbaneja, presidente de la Federación de Asociaciones de la Prensa (FAPE) apela a los periodistas para no "perder nuestro papel de intermediarios". El vídeo debe tratarse como una nota de prensa, un elemento de comunicación política. Pero el acceso directo a través de internet y la propia noticia del vídeo supera la mediación periodística.
El futuro es audiovisual. Y la televisión será personal, no un medio de masas.
Cada vez los partidos se comunicarán más directamente con los electores sin mediadores. La mediación estará en otra parte: en la aplicación del criterio social sobre ese gran espacio público que es ya internet.
2007 es el año de la videocracia.
Tú controlas el mando a distancia. La videocracia también es tuya si la discusión y el diálogo social no queda atrapado por la imagen, sino estimulado por ella.

[En elmundo.es emulan a The People Choose y te animan a criticar y contraprogramar los vídeos políticos con tus propios vídeos]

P21 | La política descubre el vídeo participativo
P21 | Elecciones sociales

1 comment:

  1. Me quedo con el llamamiento de Urbaneja porque me parece de lo más oportuno. Si ya no SOMOS imprescindibles, tendremos que HACERNOS imprescindibles. Ahora bien ¿estamos preparados para asumir semejante cambio?
    Pongamos un solo ejemplo. Si los gabinetes de prensa encuentran la forma de acceder a los ciudadanos de forma directa, sin intermediarios ¿que será del periodismo pegatina de corta, copia y pega? ¿cuantas páginas habrá que rellenar con periodismo de verdad y no con cientos y cientos de comunicados?

    ReplyDelete