Friday, December 01, 2006

La patria es el futuro

Agobiados por tanta reivindicación historicista hacen falta palabras como las de Antonio Gamoneda y José Montilla. Creerlas y hacerlas ciertas.
El poeta Gamoneda: "Necesito y espero un tiempo más generosamente entendido y, en consecuencia, más bello que el que yo he tenido que vivir".
El político José Montilla: "Esta es mi patria. Yo no puedo hablar de la (...) de mis antepasados, pero sí de la de mis hijos. Y quiero que, mucho mejor aún, sea la de mis nietos".
La patria es el futuro. Y es devenir y voluntad. Mucho mejor que reinventar lo ya pasado.
"Tu pasado eres tú
Y al mismo tiempo eres
La aurora que aún no alumbra nuestros campos"
.
Luis Cernuda. Elegía española.

13 comments:

  1. "Morimos con un rico bagaje de amantes y tribus, sabores que hemos gustado, cuerpos en los que nos hemos zambullido y que hemos recorrido a nado, como si fueran ríos de sabiduría, personajes a los que hemos trepado como si fuesen árboles, miedos en los que nos hemos ocultado, como en cuevas. Deseo que todo eso esté inscrito en mi cuerpo, cuando muera. Creo en semejante cartografía : las inscripciones de la naturaleza y no las simples etiquetas que nos ponemos en un mapa, como los nombres de los hombres y las mujeres ricos en ciertos edificios. Somos historias comunales, libros comunales. No pertenecemos a nadie ni somos monógamos en nuestros gusto y experiencia. Lo único que yo deseaba era caminar por una tierra sin mapas"
    "El paciente inglés" Michael Ondaatje

    ReplyDelete
  2. O como las palabras que pronuncia Federico Luppi en Martín H:

    "No se extraña un país. Se extraña el barrio en todo caso, pero tambien lo extrañas si te mudas a 10 cuadras. El que se siente patriota, el que cree que pertenece a un pais es un tarado mental. La patria es un invento. Que tengo que ver yo con un tucumano o un salteño. Son tan ajenos a mi como un catalan o un portugues. Estadísticas. Numeros sin cara. Uno se siente parte de muy poca gente. Tu país son tus amigos y eso sí se extraña.

    ReplyDelete
  3. como dijo el poeta, "quien pierde los origenes, pierde la identidad", ademas de no honrar la herencia de sus antepasados. El futuro esta por ver, y el pasado no hay que olvidarlo, y menos para parecer mas moderno. Cuando la historia incomoda la solucion no es olvidarla. Yo idia con cuidado en tomar las opiniones de ciertas mediocridades con cargo.

    ReplyDelete
  4. "La Patria la llevamos en el corazón"

    Habana Blues

    "Hacer memoria es compromiso de futuro" (Comunidad de Paz de San José de Apartadó, Colombia)

    Mae y YO (que es otro yo)

    ReplyDelete
  5. Montilla no tuvo nada que ver con el Estatut, no?

    ReplyDelete
  6. La patria es uno mismo, la patria nos la vamos construyendo durante los viajes. Me siento más cerca de un tailandés bueno que de un español malo. A mí me encanta perder los orígienes, Gran Barrufet. ¿Qué tengo yo que ver con mis antepasados? ¿Por qué tengo yo que honrar a mis antepasados? ¿Y no honrarlos -dios,"honrarlos", qué memez-, eso significa olvidar la historia? Qué gran cantidez de tópicos; creo que vas de izquierdista y en el fondo eres un tradicionalista.

    ReplyDelete
  7. Gran Barrufet, mi orígenes los elijo yo y nadie más que yo. Puedo elegir tener una patria, varias o ninguna. Claro que estoy obligado a conocer la historia, para repatir los aciertos de mis antepasados y evitar sus errores. Y si algo nos enseña la historia, es que hay que ver las salvajadas que se han hecho en nombre de las patrias.
    En todo caso, si tuviera que elegir una patria, elegiría a mi madre, que es la misma palabra que han pronunciado todos los soldados de todas las épocas al caer en las trincheras en nombre de las putas patrias. Y eso también nos lo enseña la historia.

    ReplyDelete
  8. Rephrasing:

    "Quien pierde los orígenes... ¡Lo que gana en identidad!"

    "Quien no tiene identidad, !Cómo atesora sus orígenes!"

    etc., etc., etc.

    ReplyDelete
  9. Si uno se cree lo que dice Castells sobre la identidad en el tomo dos o tres de su "Sociedad Red", ahora la identidad se polariza en torno a un proyecto pero siempre "en construcción", esto es, va hacia el futuro. Castells repite este mismo argumento en "La ética del hacker".

    Dicho esto, por mucho que me esfuerzo, no consigo ver ni a Montilla, ni a Gamoneda, como "hackers" a pesar de que hablen de futuro. Menos aún a Raimon que se retuerce en el pasado (y me encantan sus versiones de Ausiàs: una cosa no quita la otra).

    Vamos, que los veo a los tres igual de "antiguos" aunque ya es señal de algo que dos de ellos prefieran "enraizarse en el futuro" ;-)

    ReplyDelete
  10. Efectivamente el pasado somos nosotros. Por eso puede inventarse, retorcerse, añorarse y continuar teniendo futuro. Es decir, sentido como proyecto.

    ReplyDelete
  11. ¿Y quiénes soís "vosotros"? ¿Cuál es vuestro fantástico pasado?

    ReplyDelete
  12. No te enteras, chaval. El pasado no se puede cambiar, no es 'fantástico', es como es, y punto. A nosotros sólo nos cabe intentar evitar los errores de los que nos han antecedido, que para eso sirve la historia, para ayudarnos a elegir nuestro camino. Claro que para saber eso y no dejarse llevar por la arrogancia, un mal muy humano, hay que leer un poco.

    ReplyDelete
  13. excuse me. ur site is very good and so informative.. looking forward and thanks alot. may u have a great future...
    togel singapore

    ReplyDelete