Friday, December 15, 2006

Modernizar la propiedad intelectual

Gran Bretaña ha hecho lo que en España no se hizo hace unos meses, cuando se reformó la Ley de Propiedad Intelectual (texto pdf).
Andrew Gowers, ex director de Financial Times, ha preparado un estudio completísimo que intenta proteger los derechos de los autores mirando al futuro y no al pasado.
Sus objetivos: plantear un sistema más equilibrado, flexible y coherente con la cultura y el entorno digital para no ahogar la innovación ni permitir su secuestro por empresas o particulares, como explica en esta entrevista.
Sus recomendaciones incluyen (documento en pdf), entre otras:
>> no prorrogar más la duración de los derechos;
>> ampliar las excepciones de derechos de autor para hacerlas más flexibles en el entorno digital;
>> excepciones más amplias para la investigación y las bibliotecas y archivos;
>> para obras derivadas como caricaturas, parodias, remezclas, etc.
>> una licencia de copia privada que permita a los consumidores transferir las obras adquiridas entre sus equipos;
>> permisos para recuperar obras huérfanas: todavía dentro de la duración de los derechos de autor pero fuera del mercado;
>> no extender los derechos sobre software, métodos de negocio o genética, que deben seguir su desarrollo;
>> excepciones y acuerdos específicos para los países en desarrollo.
Además de explicar y tratar de adaptarse a los nuevos modelos de investigación, desarrollo y comercialización (larga cola, coste copia y distribución) y sus efectos sobre los autores.
Un documento a tener en cuenta.

Open Rights Group
P21 | Propiedad intelectual con poco futuro

2 comments:

  1. En España siempre iremos detrás de todos. Si hasta el cantante Bisbal ha pedido ha la CE que amplía los derechos de autor hasta los 90 años. Aquí la cuenta es vivir del cuento.

    ReplyDelete
  2. En tema de patentes de software el informe es muy impreciso en su recomendación. Cuando dice que la patentabilidad en software no se debe extender no se sabe si se refire a los límites que fija el Convenio de la Patente Europea (no patentes de software), a los límites que fija la Oficina de Patentes Europea (sólo es patentable el software técnico, siendo potencialmente todo el software técnico porque nadie ha sabido definir lo que es técnico y lo que no), a los límites de los jueces que están haciendo una interpretación mucho más cercana al CPE y dejando el software fuera de la patentabilidad, o a los que hizo el Parlamento Europeo en su primera lectura (el software no es patentable).

    Además, siempre que habla de software utiliza la terminología interesadamente imprecisa de la OEP: "computer implemented inventions", "pure software", "technical software", "software as such", "computer program as such", etc.

    ReplyDelete