martes, febrero 28, 2006

Galegos na blogosfera

Gallegos en la blogosfera, unha reportaxe de Faro de Vigo cos perfiles dalgúns dos que blogueamos dende dentro o dende fora de Galicia. Faltan moitos, coma sempre, pero os que están pagan a pena.

La edición de La Voz de Galicia en Vigo hace un breve e interesante repaso de blogs vigueses, donde la ría comienza a hervir de comentarios.

La cuestión territorial carcome RTVE

En la nueva España de las Taifas no podía ser de otra manera. La televisión es una cuestión nacional. A estas alturas lo es cualquier otra cosa, y peor si para castigo de los pergeñadores del plan de viabilidad del Ente Endeudadísimo anda por medio Cataluña, cuyos políticos se enfadan cuando la imagen del estado está demasiado presente en sus predios y también cuando quiere aligerarse.
Dicen que todo es por el idioma, razón inapelable de que todo es por el poder: el gran negocio de la radiotelevisión pública.
Bien lo saben las autonomías, explotadoras voraces del poder de la imagen, la lengua y los nuevos iconos del consumo y el estado plural benefactor, cuya tesis fundacional es que nunca a tantos políticos les debe el ciudadano agradecimiento por los servicios públicos que pagan sus impuestos y determinan, aunque a veces muchos lo olviden, sus votos.
Los sindicatos han aprendido la lección de tantos años y soplan el clarín de la cohesión nacional para defender a RTVE del plan de viabilidad preparado por la SEPI (Sociedad Española de Participaciones Industriales, ¡qué mal nombre para este entuerto!) y la dirección del Ente Burocratizado.
La patria comenzó con la sangre y la tierra (todavía sigue allí), se enriqueció espiritualmente con la religión para luego hacerse fuerte con la leva obligatoria, el estado nacional y la educación.
La radio siempre fue más revolucionaria, animada por los himnos jolgoriosos de la FAI y los bandos bélicos de Queipo de Llano. Franco, el general aquel de los 40 años, aprendió de su pasión cinéfila y siempre confió más en el NoDo, donde tan bien quedaban las camisas abiertas y las banderas de los falangistas. Felipe González encandiló en la tele y los dirigentes autonómicos lo siguieron.
Hoy la patria vive de la caja boba y los servicios públicos (Perón, afín a nuestro dictador, lo sabía bien y eran las bases de la patria peronista). Ya lo avisaba el crítico Jürgen Habermas: la comunicación de masas mezcla el consumo con la publicidad política para enaltecer al estado social y convertir al ciudadano en "el nuevo indiferente", según la célebre frase de D. Riesman.
La televisión es el retablo cívico donde siempre gana quien manda y es capaz de comunicar más y durante más tiempo y con más simpatía. En la tele, "el acto de ver suplanta al de discurrir", advierte Giovanni Sartori.
Es el poder de la cultura visual. Bien lo sabía la iglesia, creadora de sedes ilustradas, y sus iluminadores, enriquecedores divinos de los pesados libros de la letra del pensamiento. Pregúntenle a Miguel Ángel y a Julio II, enfadado porque hasta el cuerpo se hacía divino con las sublimes imágenes de la Capilla Sixtina.
Así que la lógica empresarial del plan aliviador de la SEPI, con su ánimo de reducir los centros y las desconexiones territoriales, topa con el gran debate de nuestro tiempo. Cerrar una radio pública que casi nadie oye en Cataluña o reducir de una hora a 30 minutos ese informativo regional desconocido en tierras de televisiones autonómicas ¿es acelerar la descomposición de España o evitar una sangría mayor de las arcas públicas?
Hoy te descuidas un tris y cualquiera desenvaina una tizona para comenzar a mandobles con imperialistas y separatistas. Y en un tras unos te cortan la cabeza por jacobino y otros por no ser suficientemente autonomista, soberanista o como se llame la cosa.
Los sindicatos hacen bien en defender a los trabajadores, para eso les eligen. Y no son los trabajadores los únicos ni los mayores culpables de la situación siniestra de este Ente tan necesitado de carta de ajuste. Los directivos y políticos de todos estos años tienen más responsabilidad.
La SEPI y la actual dirección hacen bien en proponer racionalidad económica. Unos y otros deben, junto al Parlamento y al gobierno reformador de la televisión, redefinir un servicio público cuyas primeras notas están en el Plan de los Sabios y donde la experiencia de otros países puede ayudar.
Si me permiten una recomendación, menos televisión comercial, que para eso hay mucho emprendedor dispuesto, y más servicio para una ciudadanía sobrada de caja boba y a la que sin duda faltan opciones no comerciales, aunque no sean las preferidas de los audímetros.

lunes, febrero 27, 2006

La estrategia del 'aparatchik'

José Luis Rodríguez Zapatero confía en la necesidad de la poltrona para desarmar a ETA. Como en El Padrino, sabe que puede hacer una oferta que el entorno etarra no puede rechazar. Batasuna necesita volver a las instituciones porque su tiempo y su dinero se acaban y como en toda mafia hay mucha gente a la que mantener. La terca y trágica defensa de la violencia le ha hecho perder crédito y apoyos. O vuelven a las instituciones para vivir de los impuestos de los ciudadanos o montan una franquicia de pinchos y sidrerías con las herrikotabernas.
Zapatero lo sabe. Es consciente de la efectividad de la persecución policial y la Ley de Partidos Políticos, y le honra haber sido su principal defensor apoyando al presidente José María Aznar desde que se convirtió en líder del PSOE.
Sabe también que la derrota total del terror no suele suceder porque sus peores raíces viven de lo más oscuro de una naturaleza humana hundida tantos años en su pesadilla. Duda también si es posible mantener por mucho tiempo una norma legal situada casi en la frontera del sistema democrático. La ley de partidos de 2002 recuerda la alemana o la austriaca, necesitadas de la condena perpetua del nazismo. Como toda ley de excepción sólo puede tener una vida breve para no sucumbir al error de recortar en exceso las libertades políticas estrechando demasiado las ideas o imponiendo una escolástica constitucional excesiva.
El fin de ETA no comenzó hace unos días cuando los supuestos mensajes llegaron a Moncloa. Lo hizo cuando Batasuna se embanderó de urgencia y como última solución en el moderno matriarcado eusquérico en forma de Partido de las Tierras Vascas. Había que volver como fuera a los escaños, a las diputaciones y los ayuntamientos, los campos del maná de la política profesional.
El presidente aparatchik y optimista antropológico escuchó el mensaje. Asumirlo le otorgaba dos fuertes armas para parar el plan Ibarretxe abogando por el modelo catalán sin ofender a muchos nacionalistas vascos y para empezar a guiñar el ojo a lo más político del entorno etarra.
El empecinamiento terco en la estrategia del no a todo del PP y del equipo de Rajoy cargó sus naves. Cuanto más se encastille el PP, más oportunidades para la España y el gobierno plural de Zapatero.
Batasuna necesitaba también la tribuna para defender las ideas mientras los cañones de las armas van enfriando. Más de 1.000 días sin muertos son una esperanza y una táctica. ETA necesita dinero, por eso mantiene la extorsión y las bombas contra las fuerzas económicas. Pero también necesita recuperar aliento ahora que sus activistas tienen menos fuerza y los chicos de la gasolina ya no son justificados por nadie.
Zapatero es el primer presidente del gobierno español que sólo ha tenido vida política democrática, nunca ha sido profesional de otra cosa. El primer aparatchik. Como los actuales dirigentes batasunos, incorporados al partido y al entorno etarra en la democracia. Los de antes están casi todos en la cárcel. La diferencia es que algunos pasaron por los años del plomo mientras ZP sólo deambuló por la Universidad de León como ayudante de derecho político. Su vocación y su arma.
Cuando apoyó la lucha antiterrorista de Aznar sabía que sería su triunfo. Zapatero, el pacificador. No ganaba sólo quién firmara la paz, sino quien pudiera construir un nuevo escenario político en Euskadi. Y ZP sabe de la ventaja del PSE-PSOE con el PNV frente a un PP convertido en ariete constitucional y anclado en un nihilismo de la crispación incapaz de reflexionar sobre cómo y porqué perdieron las elecciones del 14M.
Cuanto más tercas y agresivas las proclamas del PP, más espacio para el optimismo antropológico de quienes la política es la vida, el sueldo y el futuro. La estrategia del aparatchik no puede dejar de funcionar en un país plagado de políticos profesionales y deseoso, ante todo, de paz.
Zapatero juega ese envite contra el terror pese a sus excesos de locuacidad y el PP se empitona cercenando sus posibilidades de crecer electoralmente.

viernes, febrero 24, 2006

Funerales para pájaros

La muerte de los pájaros no era tan vigilada desde hace muchos años, siglos. Desde la muerte de Eneas nunca se volvió a escrutar tanto las entrañas de las aves y su vuelo. Entonces los lúcidos adivinaron el fin de la era de los héroes y ahora muchos alertan sobre el futuro de la muerte animal.
Por eso los nuevos sacerdotes del positivismo científico recogen los cadáveres de los emplumados. Ahora nadie, casi ni los curas, visten túnica, así que los vicarios de la ciencia adoptan el blanco, pero sustituyen la incomodidad de las ropas holgadas por las fundas de plástico impermeable. Filtros contra el pecado de las aves.
Cuando el hombre está más lejos de la naturaleza, el peligro vuelve a venir de los animales en forma de virus mutante.
H5N1 es ahora. Antes fue el ébola y después las vacas locas. El vómito de sangre de la venganza de los simios, los cerebros hinchados por los peores mugidos de la historia de los cornudos.
La muerte salta de especie a especie en un juego de la oca maldito. Y muchos temen.
Pájaros asesinos, les llamaba ayer mi amigo Benjamín Prado en un delicioso artículo donde recordaba los versos ultraistas de Neruda sobre las aves, recuerdo de un tiempo en el que los seres con plumas eran la esperanza de la aviación que comenzaba: el mayor icono del progreso jamás soñado.
Inmóvil en la muerte. Parecías
Una rosa cortada, o una estrella
Desterrada del trono de la noche
El pájaro muerto de Luis Cernuda no era un presunto asesino, era un sueño de deseo. Ahora ves un ave muerta y tienes que llamar al 092 para que vengan los vicarios de blanco a escrutar las entrañas como hacían los vates en la época de los héroes.
Mueren los cisnes, símbolos de la belleza soñada por los nórdicos y entristecen las aguas de los ríos germanos. Mueren los rutinarios patos y las domésticas gallinas.
¿Mueren las águilas? ¿Y el cóndor?
Quizá los reyes de las aves son los dueños de la maldición.
Otra vez a leer las entrañas de los de plumas (los idus de marzo serán buen momento), hijos de los dinosaurios y heraldos de un tiempo sin humanos. Quizá por eso amenaza el virus mutante. A lo mejor se han cansado de nosotros y añoran la era cuando el lamento del hombre no dañaba la Tierra.

jueves, febrero 23, 2006

Gracias

Vuestras palabras son excesivas y terriblemente cariñosas. Tanto que a un tipo adoctrinado en el hobbesianismo de la vida, los barrios, el periodismo y las peleas de despacho, gerentes, comerciales e impresores se le ablandan los ganglios de la vida dura. ¿Y luego qué? Os demandaré si me dulcifico en exceso.
En lugar de lectores parecéis adictos. Nunca lo agradeceré bastante. Quizá sólo tengo una forma de hacerlo: pensar y escribir mejor para no haceros perder el tiempo.
Nunca lo humano me fue ajeno. Ahora es demasiado humano. Volveré a Nietzsche para aventar este sueño benéfico. Sois incorregibles. Muchas gracias.

Posoperatorio

miércoles, febrero 22, 2006

Posoperatorio

My dear impulsive darling I suspect my letter got to you too late (música)
Luz. Movimiento controlado. Después de tanto tiempo es casi un milagro. Desenfoque casi perfecto y muchas dificultades para ver, para leer, para oír. Y el mundo se mueve y gira como nunca soñó Galileo.
And it´s really just a silly fragment of paper
Son muchos días sin apretar una tecla. Mucho tiempo sin abrir un ordenador y mucha gente pendiente, preguntando, exigiendo, escribiendo. Gracias. Y no contesto porque es muy difícil, muy cansado, agotador. Prohibición médica que me salto para no ser descortés en estos momentos.
But it means so much to those who wait
Vueltas y vueltas. Estoy sentado y las pantallas del ordenador giran alrededor de mi cabeza. Pero es sólo una alucinación de la falta de equilibrio, el lastre del posoperatorio de un neurinoma, un tumor cerebral ya extirpado. Pero la condena de la convalecencia persiste y va para largo. Dos operaciones de neurocirujía, la primera, obligada, la segunda, inesperada, es lo que tienen.
Tiempo de silencio. Para no escribir, leer poco, recuperar el equilibrio, el cuerpo y el cerebro.
All the suffering days and nights ´til I dare dream again
No soy un cyborg y me hubiera gustado aprovechar la oportunidad para instalar algún potente procesador que ampliara la consciencia y las visiones, los sentidos, los estímulos, los reflejos. Pero no estamos preparados. Una grave enfermedad sigue siendo una falta más que la oportunidad para una ampliación de memoria y procesamiento.
There you suddenly stand and I´ll be damned if you
didn´t disappear with the dawn
Escribir duele cuando el cerebro es lento y el equilibrio todavía no existe. Por eso seguirá un tiempo más de silencio, de recuperación, de volverse a encontrar tras perder la conciencia en los infiernos de una UCI donde sólo el vómito de sangre anuncia la conciencia de la vida, un ser escaso, postrado y lastimado, pero dispuesto a pelear para volver a existir entero.
Hour pass and darkness comes
Horas y horas y horas de falta de conciencia. Difícil salir y volver a pensar el mundo como era antes de la gran noche oscura del alma y los sentidos.
Soon I will close my eyes
Pero poco a poco el mundo vuelve. Un mundo agotado y estúpido encerrado en la habitación de un hospital, donde la luz casi mata y sólo la oscuridad parece un analgésico.
Will you return if you don´t reply
En la oscuridad el cerebro se acelera iluso, viviendo lo que no puede pensar en una vigilia de antibiótico y corticoides. Estúpidamente recordaba alguna canción de Placebo (please don´t die) y las letras excitantes de Jim Morrison.
You´ll be taken my life in your hands
Los primeros días son lentos, terriblemente lentos, y siguen siéndolo. Como otras veces, el tiempo del cerebro y el ritmo del mundo son asincrónicos y no mejoran al cliente, perdido en compases desajustados.
I can´t tell you how I feel when you are near
No puedo jugar como un neuromante. La realidad virtual todavía no es transpantable. Así que toca volver a leer a Gibson y tener paciencia. Mucha paciencia. Y silencio, por ahora.
But you´re kidding yourself if you think this correspondence will end
(Elvis Costello&The Brodsky Quartet)

domingo, febrero 05, 2006

Visiones y cuerpos del Quijote

El Caballero de la Triste Figura es un icono de la modernidad. En estos días manteados por la religión y los molinos convertidos en gigantes fantasmagóricos vale la pena no perderse la
exposición sobre las visiones y la corporeidad del Quijote en La Chocolatina, el remozado Reina Sofía (MNCARS), y de paso sentirás la soledad del nuevo edificio Nouvel, donde la espectacularidad de los grandes espacios está repleta de un vacío sólo roto por la sala donde Alonso Quijano es recordado.
En el nuevo MNCARS hay mucho espacio y poca obra, recuerda la visión del caballero y su escudero Panza solos e incomprendidos en la inmensidad de La Mancha.
Nada más entrar topas con el apaleamiento de Francisco Leiro (Cambados -Pontevedra- 1957), donde el escorzo del soñador golpeado por tipos corpóreos, duros, sólidos de carne y realismo duele porque la imaginación y la libertad siguen topando con un muro de carne que te aplasta decididamente, a fuerza palos y fracasos. ¡Qué envidia tienen los necios de la libertad ajena!
Jaume Plensa (Barcelona, 1955) captura en un cuerpo tornasolado las proclamas de la libertad hecha luz de colores para que el espectador se sorprenda siempre conforme rodea la figura. Inasible y misterioso Quijote en un juego de luces y letras reconocible en otras obras del escultor.
Javier Pérez (Bilbao, 1968) niega al caballero su huida y lo atrapa con el peso insoportable de la realidad. La vieja armadura del paladín de Dulcinea del Toboso es aplastada por la plancha tiesa y dura del mundo que niega la morfología escueta pero rica del hombre para convertirlo en mera silueta.
Martín Chirino, (Las Palmas de Gran Canaria, 1925) ve los molinos y apuesta porque son molinos, pero también gigantes, y se mueven, ¡claro que se mueven!

"Mañana, como tengo dicho, se cumplirá lo que tanto deseo, para poder como se debe ir por todas las partes del mundo buscando las aventuras...

sábado, febrero 04, 2006

Libres, críticos y responsables con dios

La conmoción creada por la publicación de las caricaturas de Mahoma ha desembocado en un episodio más de la guerra de civilizaciones en las que los integristas e intolerantes han encontrado munición lastimera, surgen los peores brotes de la debilidad de cierto multiculturalismo y también palabras de verdad y sensatez (Jean Daniel) ante tanta manipulación y exageración.
Mientras el mundo musulmán anda soliviantado, el Tribunal Constitucional protege la libertad soez y de mal gusto de un joven sevillano para usar imágenes de la Vírgen, lo que algunos consideran una ofensa.
Y el año pasado los jueces aceptaron las disculpas del creador del videojuego Matanza Cofrade y le absolvieron de los cargos presentados contra él por tres cofradías sevillanas. Arrepentimiento y un poco de seso, dijeron los magistrados, y acabó la penitencia.
La libertad de prensa y expresión no se negocia. Lo explica con mucho acierto Agnès Callamard, director de Artículo 19. Argumenta que es la libertad de expresión la que asegura la democracia, y eso incluye lo equivocado y lo ofensivo, porque somos humanos, no ángeles. "Las leyes contra la blasfemia -explica- protegen las creencias y se oponen a la gente. Las restricciones a la libertad de expresión que privilegian ciertas ideas no pueden ser justificadas" y concluye pidiendo sensatez, respeto y una decidida oposición a la intolerancia.
Juan Pedro Quiñonero nos recuerda con precisión y tino que no existe una opinión pública musulmana por falta de ilustración y libertad. El periodista señala que la "piedad también está al servicio, si no está siendo manipulada, de unas bandas de asesinos y de Estados que pretenden perpetuar la pobreza y la ignorancia de sus súbditos".
Por ahí es donde se pierden los defensores del multiculturalismo y el contexto que, sin embargo, aciertan cuando defienden la libertad de expresión. Cuando recuerdan las normas del "gusto, la ley, la convención" se olvidan de que para cambiarlas, fin loable como la historia demuestra, hay que criticarlas y a veces incluso reventarlas.
Si no se hace, el contexto se vuelve dictadura e impide la evolución de las ideas, las mentes, las personas, las sociedades y sus normas.
Es comprensible la queja de hasta los más secularizados de los musulmanes europeos, pero no su falta de autocrítica a sus propias ideas y convicciones, y sobre todo a cómo se manipulan por los integristas. La denuncia de los fascismos y la intolerancia religiosa y de costumbres europeas debe ser igual de contundente con la islámica, ni más ni menos.
El uso de la imaginería religiosa (con devoción, por fascinación estética o como sátira) es un elemento clave del arte y la estética en Occidente, aunque no en el mundo musulman. La crítica y la sátira son elementos insustituibles para el pensamiento y la libertad y la historia occidental lo demuestra, de los traviesos iluminadores de los libros medievales al dios esquemático del dibujante Máximo.
En el Islam las corrientes secularistas y defensoras del pensamiento individual han sido aplastadas por el oscurantismo de los integristas. En Al Andalus y bajo el califato de los Omeyas había más pensamiento libre de ataduras integristas que el que ahora se ve en muchos países.
Varias campañas publicitarias en Italia o Francia fueron retiradas por la presión de grupos religiosos y las denuncias son constantes en toda Europa. A los píos les parece bien y a los demás nos agrada más la libertad, que dice mucho de quien la usa bien o mal.
Respeto siempre, silenciamiento nunca. Y miremos nuestro propio ombligo: el ordenamiento español garantiza la libertad de creencias y su práctica, condena a quienes violentan los templos, el escarnio de las creencias y ritos, y la falta de respeto a los muertos. O sea, libertad, respeto y sentido.
La libertad de expresión tiene límites, por supuesto, siempre en otros derechos. Pero muy pocos, porque sin ella es difícil la democracia y una auténtica libertad de pensamiento.
¡Y qué sería de los creyentes sin ella! La historia se lee a la luz de las hogueras.

P21 | Criticar a dios (con cuidado)

Consumidores enfadados

El mejor marketing es un buen servicio y una buena atención. Cuando no se logra, los consumidores se enfadan y siempre hay algún superusuario dispuesto a canalizar las quejas y reclamaciones propias y de otros. Es lo que hace Jazztel-ADSL.info, un blog que sirve de plataforma para quienes se quejan del servicio de esta compañía.
Una de las grandes ventajas de la Web 2.0 es la fluidez de la información y la aparición de los clientes, los prosumers o superusuarios como fuente de noticias y acción en un mercado donde, como siempre, la información es uno de los mayores activos.
Empresas e instituciones tienen que escuchar y deben saber que ya no pueden basar sus estrategias o tapar sus faltas con la ocultación.

viernes, febrero 03, 2006

Corajudos

Los periodistas mexicanos se arman con la palabra y la información contra los enemigos de la prensa libre y que no se arredra ante la amenaza de los delincuentes y la connivencia del narcotráfico y la corrupción pública.
Los asesinos pueden matar a las personas pero no tapar la boca de una profesión y un pueblo hartos de violencia, muerte y abusos. Un grupo de periodistas se ha enrolado en el Proyecto Fénix para luchar contra el crimen organizado y la impunidad de quienes matan y silencian a los periodistas y a gran parte de la sociedad.
El Proyecto Fénix reúne a periodistas de varios diarios para investigar juntos los asesinatos de sus colegas en el desempeño de sus tareas profesionales. El propósito es ejercer mayor presión sobre las autoridades responsables de la investigación, profundizar en las indagaciones que las víctimas desarrollaban y arrojar luz sobre sus posibles victimarios.
Guadalupe García y Roberto García en Nuevo Laredo, Tamaulipas; Gregorio Rodríguez, en Mazatlán, Sinaloa; Francisco Arratia, en Matamoros, Tamaulipas; Francisco Ortiz, en Tijuana, Baja California; Raúl Gibb, en Poza Rica Veracruz, y Alfredo Jiménez, muertos en la guerra de la información contra el miedo, el silencio y la corrupción asesina.
Las investigaciones de este grupo se publicarán en todos los diarios firmantes de la Declaración de Hermosillo, el pacto de los editores para luchar contra la impunidad donde acordó crear este grupo de investigación.
Una iniciativa con coraje y por la seguridad y libertad necesarias para que la impunidad y la corrupción que asolan México y que han convertido a este país en uno de los más negros para los periodistas no siga. Un proyecto de informadores unidos para vencer las palabras negras y secas de Juan Rulfo:
"Nos pagó siempre mal. Parece que, en lugar de cariño, le hubiéramos retacado el cuerpo de maldad. ¿Y ya ve? Ahora lo han herido. ¿Qué pasó con sus amigos? Los mataron a todos. Pero ellos no tenían a nadie".
Los compañeros muertos tienen ahora un grupo de periodistas corajudos que no se amilanan.

P21 | México acecha a sus periodistas
P21 | Un diario asediado por el poder
P21 | Narcos y políticos contra los periodistas mexicanos
Reporteros sin Fronteras | México | Informe 2004

Bill y Melinda Gates, ¿Príncipes de Asturias?

La fama y la honra se siguen comprando con dinero. No hay duda. La caridad puede con todo cuando el guante que entrega las monedas desprende el olor del poder. Bill Gates y su esposa Melinda han sido propuestos para el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 2006 por varias personalidades e instituciones culturales de todo el mundo.
O sea que el hombre que entrega disidentes en China, censura la libertad de expresión en varios regímenes dictatoriales, intenta sostener un monopolio informático pese a las presiones y las multas internacionales (entre ellas la Unión Europea) puede ser nombrado gran príncipe de la caridad por sus donaciones que desgravan impuestos.
No dudo de la genialidad del personaje y mejor que dedique algo de su riqueza a las buenas obras que guardarla en su mansión cibernética. Pero la candidatura es un sarcasmo. Los Premios Príncipe de Asturias patinan por las lomas del poder y el dinero.

InformativosTelecinco.com, sin cambios

InformativosTelecinco.com seguirá trabajando con los mismos criterios sin que le afecte por el momento el diseño de nuevos informativos que Pedro Piqueras está preparando bajo las órdenes de Paolo Vasile de parecerse a Antena 3, según fuentes de la cadena.
Mientras los informativos televisivos son los terceros nacionales, tras Antena 3 y TVE, la web de Informativos Telecinco es una de las que más ha crecido el pasado año gracias a la remodelación impulsada por Juan Pedro Valentín y capitaneada por Íñigo Sáenz de Ugarte.
Antena 3 Noticias todavía no ha entrado en la batalla informativa de internet y su página de noticias carece de relevancia frente a las de programas. En la Red es Telecinco quien lleva ventaja sobre el resto de los informativos de las cadenas nacionales. De hecho es la única web de noticias audiovisuales visitada asiduamente por el público interesado en la información.
Telecinco nunca ha apostado con fuera por la página web de sus informativos, que estaba tercerizada hasta el último cambio y el consejero delegado, Paolo Vasile, no la mencionó cuando presentó a Piqueras y explicó los planes de los nuevos informativos.
El recién llegado director de Informativos no ha demostrado por el momento ningún interés en la web.

P21 | Pedro Piqueras: "Yo no venía para esto"
P21 | Juan Pedro Valentín pierde la batalla

20 Minutos cumple seis años con clasificados

20 Minutos, el diario líder de la prensa gratuita en España, cumple seis años desde que salió como Madrid y Más (primera portada en la imagen), promovido por la editora de las guías QDQ, en el año 2000. Después vendría la entrada de los noruegos Schibsted y la conversión de la marca hasta llegar al 20 Minutos de hoy, una de las divisiones de mayor crecimiento y más rentables de la multinacional noruega.
20 Minutos peleó durante mucho tiempo a solas con Metro, con un mercado que no confiaba en los nuevos gratuitos de información general y con las presiones de los diarios de pago sobre instituciones y ayuntamientos para dificultar su distribución y expansión.
Cambió en diseño y contenidos, se fue haciendo menos neutro y apostando más por la información propia, por la de vida privada y ocio, y por la opinión hasta convertirse en una referencia imprescindible para muchos, lectores o no de medios de pago.
Luego vendría Qué con su fórmula del blogratuito y las maneras de ligero sensacionalismo y ahora se apresta para defender su posición ante ADN, el nuevo gratuito de Planeta y varios medios regionales que saldrá en marzo con la intención de ser un auténtico diario de pago gratis en lo que se refiere a cobertura informativa, paginación y hasta en ciertos conceptos de audiencia y distribución.
20 Minutos comenzó el año pasado su gran apuesta por la información y la opinión en internet y se ha colocado ya en el club exclusivo de los medios digitales que sobrepasan el millón de usuarios únicos mensuales.
Su última innovación son los clasificados. Los pequeños anuncios fueron un día uno de los pilares financieros de la prensa de pago (y aún son una buena fuente de ingresos, aunque ya sólo los fines de semana). Los nuevos gratuitos no entraron en una fórmula que demanda papel y mucha gestión, elementos enemigos de su rentabilidad, pero con los clasificados enseñoreándose de la Red, el gratuito entra en un nuevo mercado con la integración de CompraVenta.com

Arsenio Escolar, director de 20 Minutos, explica la operación.
¿Por qué clasificados en 20minutos.es?
Además de ofrecer un servicio más a nuestros lectores, tenemos claro que el lugar natural para los anuncios clasificados y para la compra y venta de servicios entre particulares es Internet. ¿Tiene sentido poner un anuncio para alquilar una habitación en papel o para vender una colección de CD´s? Queremos dar ese servicio a nuestros usuarios en Internet. En EE UU las inmobiliarias empiezan a invertir más en Internet que en papel y aquí seguimos el mismo camino.
¿Por qué no en 20 Minutos papel?
Ocupan mucho espacio y sobre un material cada vez más caro. Con nuestras enormes tiradas (1,1 millones de ejemplares diarios), resultan antieconómicos. Los anuncios clasificados pagados por empresas inmobiliarias u otros profesionales se mantendrán durante un tiempo, pero su futuro en papel es poco halagüeño.
¿Por qué este cambio a la pequeña publicidad?
No es un cambio a la pequeña publicidad, los grandes anunciantes son nuestros principales clientes y así seguirá siendo. Ampliamos nuestra oferta en internet.
¿Es una nueva forma de sorprender a la prensa de pago?
Es una nueva forma de sorprender a nuestros lectores y usuarios ofreciéndole cada vez más servicios. Nuestro fin no es sorprender a la prensa de pago, es atraer a nuevos lectores.

P21 | De la amenaza al negocio de los gratuitos

Alianza contra el pluralismo

PSOE y PP pactan el estatuto valenciano sacrificando el pluralismo político. Los dos grandes partidos mantendrán la barrera electoral del 5% de los votos en la ley electoral autonómica para evitar la entrada de partidos minoritarios en las cortes valencianas.
Las disensiones y las peleas por las reformas estatutarias se solventan allá donde se puede reforzando el bipartidismo y oyendo los cantos sempiternos de quienes aceptan de mal grado el diálogo y ven un país en blanco y negro.
La Constitución y la ley electoral marcan el 3% como límite de representatividad, una barrera casi técnica en el sistema electoral español y, por tanto, innecesaria.
Pero cuando se aumenta esa barrera en circunscripciones más pequeñas, como las autonómicas, se limita la entrada en las instituciones de representantes que conseguirían algún escaño con la aplicación de la ley D´Hont, que ya refuerza la proporcionalidad de la representación. Esos candidatos, sus votantes y las ideas que representan quedan fuera de un sistema que reduce su representatividad y pluralismo.
En el caso valenciano perjudica a los pequeños partidos nacionalistas, pero también a cualquiera que decida presentarse en representación de cualquier colectivo o ideas.
Mantener la barrera del 3% en el estatuto valenciano no alteraría las mayorías, pero permitiría tener a otras voces y otros ciudadanos representados y activos en los órganos democráticos. Incluso permitiría que algún partido pequeño pudiese llegar a aliarse con uno de los grandes para formar gobierno.
Muchos ven esa posibilidad como una amenaza en una coyuntura de fuerte presencia nacionalista mientras otros creen que esos cambios permiten formar mayorías con otros criterios e intereses.
A los grandes partidos les resulta fácil pactar en contra de las minorías, pero una democracia sin minorías es menos representativa e integra peor a sus ciudadanos que una donde la representación sea más amplia.

Por cierto que el respeto a las minorías de los mayoritarios se pudo ver en la vergonzosa utilización de enmiendas de los partidos minoritarios en la Comisión Constitucional para realizar el chalaneo. Alfonso Guerra, presidente de la Comisión, consintió ese fraude del espíritu del reglamento parlamentario.

P21 | Concentración y pluralismo
P21 | Estatutos menos pluralistas

Las firmas inútiles del PP

El Partido Popular se ha lanzado en tromba a su gran recogida de firmas a favor de "una única nación" de iguales que muchos interpretan como un grito contra el nuevo estatuto catalán y una gran pataleta contra el gobierno y sus aliados. La gran cosecha de firmas avanza en mesas y por internet, dice el PP que ya tiene más de medio millón.
Pero no servirán para nada. No sólo porque no se puede convocar un referéndum para una ley orgánica, sino porque la Ley de Protección de Datos no permite cotejar las firmas electrónicas (muy fácilmente manipulables), con otros registros como el censo al no advertirlo el convocante en las condiciones, como ha alertado la Agencia de Protección de Datos.
Grupos de ciudadanos ya se han organizado en contra del defectuoso método y promueven el siguiente correo electrónico para exigir la cancelación de sus datos, ya que muchos aparecerán como consecuencia de la introducción de firmas fraudulentas en los registros electrónicos del PP.
Para: atencion@pp.es
Asunto: Protección de datos.

Estimados señores del Partido Popular,
En los últimos días he sabido de la campaña de recogida de firmas que su partido ha emprendido en apoyo a una proposición no de ley que presentará próximamente en el Congreso de los Diputados. No es mi objetivo aquí opinar sobre la misma, sino expresar mi recelo ante su intención de recoger firmas a través de su página web www.pp.es.
Dada la facilidad de encontrar listados de nombres y NIF en medios como Internet, me preocupa la posibilidad alguien haya suplantado mi identidad sin mi consentimiento. Por ello les pido que, apelando a la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, una vez que la campaña haya llegado a su fin, se revise el listado para eliminar, si aparecen de forma fraudulenta, mis datos:

Nombre: Tal.
NIF: XXXXXXXXZ
Asimismo, solicito, en atención a la misma ley, que el listado de nombres a eliminar en que debe figurar el mío sea a su vez destruido cuando el borrado se haya realizado.

Atentamente,
Un ciudadano
P21 | La Red se moviliza con el PP

jueves, febrero 02, 2006

Carlotti no se fía de La Sexta

Maurizio Carlotti "no se fía" de las productoras que forman la nueva cadena de televisión La Sexta. ¿Y quién sí?
El consejero delegado de Antena 3 se pregunta cómo va a encargar un programa estratégico a un competidor. Evidente. Es la primera consecuencia de la revolución: si los creadores de contenidos dejan de ser independientes para convertise en distribuidores y comercializadores, entonces las cadenas tendrán que buscar a otros o hacerse productores.
Seguro que Carlotti no es el único que lo piensa.
No se puede tener todo. ¿O sí? ¿Renunciarán las cadenas a un buen producto por venir de una de las productoras dueñas de La Sexta?
Lo que no le falta al italiano es confianza en el medio: "Los que hacemos televisión estamos sentados en una mina de oro en los próximos 20 años".

Aléjate de los periodistas miedosos

El miedo es el peor aliado para casi todo. Si estás en la cuerda floja y miras al vacío, te caes. Mira a un perro furioso a los ojos, enséñale los dientes y lo tendrás a raya. Baja la mirada y te morderá. Si avanza, patéalo. Lo mismo han pensado siempre muchos periodistas del poder: hay que mirarle a sus ojos negros, gritarle sus desvergüenzas y hacerlo con una voz poderosa y firme, inquebrantable.
Baja la guardia y serás un esbirro en un santiamén.
Pero vivimos la época del miedo. Una gran parte de los medios y algunos periodistas se han hecho burgueses, acomodaticios, y están intranquilos. Esto de internet, los gratuitos, los terroristas, la politización de una parte de la sociedad, los terroristas, las audiencias caen, mi voz clama en el desierto... el asalto de los periodistas ciudadanos, los blogs, demasiado jaleo para gente de orden.
Y entonces llega la solución:
"No podemos confiar en héroes que vengan a rescatar el periodismo. La estructura que fortaleció Murrow, aunque pueda admitirse incómoda, fue la regulación gubernamental de la radiotelevisión. El precio de no fortalecer los asuntos públicos podía ser la pérdida de parte del espectro, o la revocación de la licencia".
No son palabras de ningun defensor de la nueva ley audiovisual catalana ni de los colegas dispuestos a sacrificar la necesaria independencia del periodismo por un estatuto de los periodistas de dudosa eficacia.
Son palabras de Nicholas Lemann, decano de la Escuela de Periodismo de Columbia, uno de los luceros del periodismo que siempre admiramos. Pero cuanto más grande, más miedo. Sobre todo cuando no se atina a salir de la crisis de otra forma o se ve el periodismo desde una atalaya elitista y soberbia.
Hasta los grandes defensores de la tradición liberal se han vuelto cobardes. Hace poco muchos glorificaban a Judith Miller como heroína cuando se pasó años intoxicando a medio mundo con las mentiras del Pentágono.
¡Si el gran Edward R. Murrow lo oyera!
Murrow tenía la voz inconfudible, original, poderosa, firme y dramática para sacudir las últimas dudas de los aislacionistas norteamericanos de que debían luchar contra Hitler en Europa (Philip Roth toma algo de él para su Conjura contra América) o para poner al senador cazarrojos Joseph McCarthy ante su totalitarismo, contradicciones y abusos. Y siempre respetando lo que se llamó la regla de lo justo, algo tan sencillo como dar la palabra a quien se critica, por mucha fuerza y énfasis que se ponga en ello.
Pero se ve que últimamente la tutela gana terreno a la independencia. Y así no salvarán el periodismo. Así matarán la libertad.
"Cuando los periodistas se quejan de que la televisión se ha vuelto un circo debería quedar claro que el circo ya estaba allí y que la televisión simplemente demostró que no todos los actores estaban bien entrenados". Edward R. Murrow.

El Tiempo se repiensa

El Tiempo, el gran diario colombiano, se "repiensa" a los 95 años de edad para un lector "rodeado de tecnología, avasallado de información, impaciente, exigente y puramente visual, que en su gran mayoría no recuerda la vida sin televisión", según las palabras de Mario García, el famoso diseñador que colabora por tercera vez con el periódico.
Entre las innovaciones, una primera página con un gran navegador (En tres minutos), más opciones informativas para elegir (la vuelta a muchas noticias, ya vista en últimos rediseños), y en busca satifacer dos velocidades de lectura: la de los escaneadores y la de los lectores tradicionales.
El Tiempo también crea un nuevo paquete de información nacional donde agrupa ediciones para presentar un paquete más compacto con el que reducir paginación y ahorrar papel, ahora que ya anda por encima de los 500 dólares por tonelada.
Una medida que en España están estudiando diarios como El País, que tiene casi a punto la conversión de sus cuadernillos locales en páginas del cuerpo principal. El diario de Prisa también estudia la conversión de algunos suplementos en páginas temáticas.

Más enmiendas para el Estatuto del Periodista

El Congreso amplía el plazo de enmiendas para el proyecto de Estatuto del Periodista Profesional hasta el 7 de febrero (pdf) ante las enormes diferencias entre defensores y opositores.
Centrales sindicales, asociaciones profesionales, medios y otros han estado negociando con los partidos para encontrar puntos de acuerdo. Casi un año y medio después de su presentación las posturas están todavía muy alejadas.

Estatuto del periodista profesional | Wiki

Criticar a dios (con cuidado)

El apoyo de France Soir a la caricatura de Mahoma del diario Jyllands-Posten le ha costado su puesto al director, Jacques Lefranc, destituido por su editor, el franco-egipcio Raymond Lakah.
Lefranc tituló con frases como "Sí al derecho de caricaturizar a Dios" o "¡Socorro, Voltarie, se han vuelto locos!" en el más puro estilo republicano de una Francia laica donde las leyes todavía incluyen restos del delito de blasfemia, un acto que será un pecado pero nunca un delito y no puede afectar a los no creyentes.
Varios periódicos europeos han publicado las caricaturas del diario danés, que ha defendido su derecho a la libertad de expresión y pide disculpas si ha sido ofensivo con la libertad religiosa.
Todo empezó porque un escritor se topó con la "censura difusa" y no encontraba caricaturista para un libro. Y el periódico decidió hacer una convocatoria a dibujantes para que publicaran sus dibujos sobre el Islam. Y comenzó el furor. En el Islam suní está prohibido representar la figura humana, y más la de Alá o Mahoma. Los chiíes, sin embargo, representan habitualmente a sus santos y mártires.
La intolerancia religiosa y la invasión de todos los ámbitos por la religión de nuevo. Como cuando Alejandro VI promulga la Encíclica sobre la Imprenta en 1501 o el Santo Oficio de la Inquisición aplica la censura eclesiástica desde aquel siglo. Y así siguió la historia de la Reforma y la lucha por la libertad y las ideas de Lutero, John Milton, Voltaire y tantos otros.
Pero ahora la guerra de civilizaciones y los excesos del multiculturalismo avivan el delito de blasfemia y la intolerancia a la crítica de los demás. Un derecho inalienable que no se puede perder.
El escritor Salman Rushdie fue condenado por una fatua del imán Jomeini por sus Versos satánicos y acusado de blasfemia ante los tribunales ingleses, que lo absolvieron porque el delito sólo se aplicaba a la cristiandad. El cineasta danés Theo Van Gogh fue asesinado en 2004 por su película sobre la violencia contra las mujeres musulmanas.
Pero el delito de blasfemia pervive en varias legislaciones (otra recopilación) de forma más o menos atenuada o difusa.
En España dice el artículo 525.1 del Código Penal:
"Incurrirán en la pena de multa de ocho a doce meses los que, para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican".
Pero peor es la nueva moralidad que niega las raíces laicas, antidogmáticas y volterianas del pensamiento occidental para recuperar lentamente la sombra apocalíptica de cierta forma de entender la religión sobre la vida pública y las libertades de conciencia y expresión.
Las religiones y sus practicantes merecen respeto pero nunca silencio. ¿Qué hubiera sido de Europa sin Giordano Bruno, Lutero, Miguel Servet y tantos otros? Hubo una vez un islam tolerante y autocrítico que hoy parece barrido del mapa por el integrismo y la violencia. Sin voces críticas desde dentro las de fuera no deben callar.

La agenda de los ausentes

La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, está preocupada. Fernando Moraleda, secretario de Estado de Comunicación, desolado, y los funcionarios de Moncloa hartos del escándalo generado por una Agenda de la Comunicación que por primera vez en 25 años ha provocado las protestas de casi todos los medios, primero los tradicionales y ahora los digitales (1, 2, 3...), finalmente excluidos de la edición de este año.
Pero no son las únicas ausencias, faltan también otras empresas e instituciones como agencias de relaciones públicas, ayuntamientos de menos de 50.000 habitantes o instituciones religiosas, que otros años aparecían.
En la prensa digital se señala con dedo acusador a Moraleda, pero el problema viene de antes, cuando estaba al cargo de la Secretaría de Estado de Comunicación Miguel Barroso. Barroso llegó a Moncloa con mañas de ejecutivo y se encontró con cosas como la Agenda, que había llegado a ser un tocho, según él inmanejable, según otros, valiosísimo como referencia de las instituciones y medios del país. Pero pensó que España había cambiado y estaba llena de agendas, empresariales, de relaciones públicas, autonómicas, etc.
Y decidió plantear la nueva edición con carácter meramente institucional: fuera medios, fuera empresas, fuera direcciones no gubernamentales, autonómicas, etc.
Los grandes medios repararon en que nadie les había enviado la hoja de confirmación de datos que los responsables de la Agenda suelen enviar todos los años y preguntaron. El terremoto fue mayúsculo y con la edición en imprenta se metieron a toda prisa los medios cuyos datos estaban plenamente confirmados. Fuera quedaron los más volátiles, de creación más reciente y todas las instituciones y organismos que requirieran contraste y actualización de datos.
Se tiró por la calle de en medio, vamos.
La Agenda de la Comunicación 2006 es un catálogo de ausencias. Pero Fernández de la Vega y Moraleda ya están montando una reunión para planificar la próxima edición, mejorada y ampliada, como corresponde.
El sofoco ya no se lo quita nadie, el enfado a los ausentes, tampoco. Por ahora algo se podría solucionar si se fuesen llenando los vacíos en la edición en internet.

miércoles, febrero 01, 2006

Humo privado contra la ley antitabaco

Dicen que un gran editor dueño de varios medios de comunicación fuma en su despacho porque ahora es dependencia privada gracias a un contrato de alquiler. Algo así como las estancias privadas del presidente Zapatero en Moncloa. El dueño del imperio editorial y de comunicación (JMLB) ha encontrado la solución y hay quien anda en pos de su invento. Pero también los hay que cierran la puerta y abren las ventanas o fuman en el balcón. Privilegios de tener balcón, aunque haya que compartirlo con la secretaria (¡uhh, qué guión para una comedia!).

P21 | Humo privado para Zapatero y Mas

Pedro Piqueras: "Yo no venía para esto"

Música recomendada | The Doors, The End

Pedro Piqueras llegó a Telecinco para presentar un telediario y se encontró con el cese del director de informativos, Juan Pedro Valentín, y con la dimisión del consejero delegado de Atlas, la filial de noticias, Fran García.
Después de la sorpresa y su confesión a la redacción, "yo no venía para esto", el consejero delegado, Paolo Vasile, presentó hoy al nuevo director de Informativos Telecinco "como se hace con los futbolistas". Cuando los futbolistas son más imagen que juego las palabras mágicas de Vasile quieren ser taumatúrgicas para lograr el prodigio de devolver a los telediarios de la cadena la audiencia perdida.
El objetivo: Antena 3.
La receta: Antena 3
. En palabras de Piqueras: "se hará menos política" y con un lenguaje más televisivo, "más rápido, con frases más cortas, con más fuerza".
Curiosa receta. Informativos Telecinco logró sus mejores números haciendo información y marcando a un gobierno asediado por la marea negra del Prestige y su decisión de invadir Irak con el grupo de las Azores comandado por George W. Bush y Tony Blair.
En reuniones con la redacción, Piqueras reconoció que su repentina asunción de la dirección le había pillado sin proyecto, porque él venía a presentar, pero que iría perfilándolo con ayuda del equipo.
Vasile no le ha dado tiempo. En la era del espectáculo y la telerrealidad ofició de presidente de club mediático y definió no sólo los objetivos del entrenador, sino su alineación y estrategia.
Los informativos "no van a cambiar la posición política, sino a bajar el tono", dijo, y sorprendió a todos con su visión cruda del negocio de la televisión, mercado regulado y deseado: "No se puede ser independiente, porque siempre hay chantajes y compromisos, pero nuestra aspiración es ser indiferentes en materia política, a menos que afecte de inmediato a los espectadores".
¿A los espectadores o al negocio? Se supone que casi todas las decisiones políticas afectan a los espectadores. Es difícil ser indiferente. Las cadenas, sin embargo, van a lo suyo, y con las licencias repartidas, la TDT encarrilada, TVE con rebaja de publicidad, menos impuestos para la de pago y la promesa de que el nuevo regulador será menos intervencionista que el Consejo Audiovisual de Cataluña, Vasile se ve suficientemente a salvo de presiones como para preconizar la indiferencia en un mercado fuertemente ideologizado.
Lanzado y con la defensa cubierta, Vasile atacó: Cuatro y TVE hacen informativos para "puristas". Telecinco apostará porque "los telediarios no son más que historias bien contadas y nosotros lo vamos a hacer muy bien".
Piqueras no presentará hasta dentro de unas semanas, cuando afine un proyecto mirado con mucho escepticismo por una redacción acostumbrada a otro ritmo y otro tono.
Los peores temores de algunos, el recurso a la infotainment, la información espectáculo y el sensacionalismo envuelto en impacto visual, se confirman. Los purismos, para las televisiones públicas y las minoritarias.
Piqueras confía en el equipo, dice. Nadie apostaría por invertir la frase. La solución: la audiencia. Al fin y al cabo, para el nuevo director, un informativo es "un programa de televisión más".
¿Seguro?

P21 | Pedro Piqueras se presenta en Telecinco
P21 | Valentín: "No apretamos tornillos"
P21 | Juan Pedro Valentín pierde la batalla

Santa Alianza de editores contra buscadores

Los editores de diarios, revistas y libros forman una Santa Alianza para hacer frente a la invasión del negocio de los contenidos por los buscadores y grandes portales de internet con la intención de llegar a un acuerdo para compartir los beneficios de la Red.
Los productores de contenidos se enfrentan a los buscadores cuando los nuevos magnates de la era digital comienzan a ofrecer contenido propio. ¿Medios contra buscadores o medios tradicionales contra medios digitales?
La era digital es la era de la saturación y la gratuidad. Los medios tradicionales, acostumbrados a la doble venta de producto/contenido (precio) y audiencia (publicidad), están desbordados por la dificultad de rentabilizar sus contenidos. La publicidad en internet crece muy despacio y la conversión del negocio tradicional en el digital no conlleva un traspaso de ingresos suficiente para financiar la cara creación de contenido original y los viejos márgenes de rentabilidad, superados por los beneficios de los grandes motores y portales digitales.
El pago en internet sólo ha funcionado hasta el momento para unos pocos. Muchos han fracasado en el intento.
A su lado y gracias en parte a ellos han crecido las empresas de la Red, que conducen a los internautas hacia los contenidos y consiguen fidelidad, audiencia (usuarios) y publicidad gracias a sus servicios.
Pero los buscadores saben que tienen que ofrecer más y se han lanzado a los contenidos, propios o ajenos. El ejemplo iTunes ha convencido a casi todos: con buenos contenidos, tecnología accesible, buena distribución, precio adecuado y soportes (aparatos) cómodos se puede refundar el negocio.
Parece cierto para el audiovisual tras la larga e inútil lucha contra las redes de intercambio de archivos (P2P), que sólo han comenzado a decaer cuando hay contenidos de calidad accesibles y legales a disposición de los usuarios.
Pero, ¿también es verdad para el texto y la información?
La gente parece dispuesta a pagar por canciones, series, películas o vídeos deportivos pero los ejemplos de pago por contenidos textuales son mucho menores. La redundancia de tantos medios, la multiplicación de la información común (premiada por los buscadores de noticias) y el sacrificio de la propia y diferencial (por recursos, enfoque o intención) deja a muchos diarios y revistas huérfanos de atractivo y argumentos.
Por primera vez, el primer principio de la mediamórfosis de Roger Fidler (los nuevos medios no reemplazan a los anteriores, sino que conviven y se transforman mutuamente) puede ser una falacia.
Más bien se impone lo que he llamado la Tercera ley de la convergencia | La propiedad de la distribución o la fortaleza de un producto en un determinado medio no garantizan el éxito en otro. Cada medio y cada producto se miden según sus ventajas dentro de su entorno específico.
Fidler ya anunciaba hace años que la convergencia puede hacer que por primera vez los medios no convivan sino que los digitales subsumen a los otros, sobre todo en el dominio documental, el propio del texto.
La Santa Alianza de editores ha formado un grupo de trabajo bajo la égida de la World Association of Newspapers (WAN) para "explorar maneras de oponerse a la explotación de contenidos por parte de motores de búsqueda sin compensación para los detentores de los derechos de autor".

La Santa Alianza está confusa. ¿Son similares los problemas de sus dinastías?
>> Los diarios se benefician, como reconocen, del tráfico que les envían los buscadores de noticias. El problema llega cuando algunos de esos buscadores comienzan a publicar contenidos informativos propios (basados o no en los de los medios) y establecen relaciones comerciales con unos y otros no.
>> Las revistas se sienten subrepresentadas en un mercado donde la actualización continua sólo respeta los contenidos de gran valor (a menudo fagocitados en forma de cita por otros medios) y a las que se actualizan en la Red.
>> Los editores de libros se quejan de las iniciativas de digitalización de los textos y de la venta fragmentaria de las obras, al estilo de las canciones que ya han deconstruido aquel viejo hallazgo de los álbumes de la era dorada del disco.
Los editores sienten, en palabras del presidente de la WAN, Gavin O'Reilly, una "napsterización" de contenidos y recuerdan que los nuevos conglomerados digitales carecen de valores y colocan el negocio por encima de los principios y los derechos, como ha ocurrido en China y otros regímenes represivos.

Hay más información que nunca, pero cada vez es más un commodity, una materia prima. Google News ya no es beta en inglés, pero no resiste el análisis informativo por mucho que sus creadores presuman de algoritmo. Es una herramienta magnífica para buscar, pero prima la cantidad y la redundancia por encima de la exclusividad y el valor informativo, que suele coincidir muchas veces con lo que pocos cuentan.
La iniciativa de los editores, aupada a lomos del caballo de la Unión Europea (estudio sobre la competitividad de los periódicos en pdf), empeñada en poner coto a las grandes empresas digitales norteamericanas, apuesta por la mejora de los contenidos digitales, del mercado de nuevos medios y soportes, y de la protección de los derechos de autor, como ha expresado reiteradamente la comisaria Viviane Reading.
El contenido es el rey, proclaman muchos ($), pero unos han aprendido y saben como se distribuye y comercializa en la era digital y otros van a rastras y malviviendo de sus progenitores tradicionales.
Como la Santa Alianza, los editores reivindican su legitimidad y su soberanía, creen en el equilibrio y las alianzas entre pares. Pero como las revoluciones liberales y burguesas se llevaron el absolutismo a la guillotina y el exilio, la revolución digital pone ante la reinvención o el cadalso a los viejos señores del contenido.
Los editores quieren una nueva era del pacto y los congresos para mantener el equilibrio del mercado. Defienden que la exuberancia irracional es un mito y la vieja máxima de zapatero a tus zapatos.
Pero quizá es demasiado tarde.
La pregunta es: ¿seguirá habiendo gente dispuesta a invertir grandes recursos para crear contenidos de calidad gracias a un modelo de negocio sostenible?