Saturday, February 17, 2007

El falso apóstol Steve Jobs

Steve Jobs, patrón de Apple, lo ha vuelto a hacer. Otra vez un paso adelante de sus competidores. Esta vez con el modelo de negocio de la música y para consolidar el triunfo de iTunes. Su reflexión (en castellano) sobre el fin del DRM, los sistemas digitales anticopia, pone a la industria ante una obviedad: el escenario digital requiere nuevos modelos de propiedad, autoría y comercialización.
Algo que ya algunos comienzan a entender, según varios estudios.
Por supuesto, a los creadores de sistemas de protección digital de derechos y a quienes los gestionan no les ha gustado la propuesta de Jobs.
¿De la hiperprotección a la desprotección?
No tan fácil. Steve Jobs defiende su negocio y la inefable querencia de Apple por los sistemas cautivos. Lo mejor de la empresa de la manzana es haber revolucionado la informática con la interfaz gráfica y esa nueva relación, casi personal, con el ordenador. Lo peor es su cerrazón a cualquier otro sistema y su concepción propietaria de sistema operativo y hardware.
El cacharro es la clave.
Jobs lo entendió desde el principio. Y más con la explosión iPod. Si controlas el canal y la máquina lo tienes todo.
Que los creadores y productores liberen sus derechos, que Apple mantendrá los suyos en iTunes gracias a la posición privilegiada que ha logrado en el mercado por desarrollar un sistema de venta de música eficiente y muy bien publicitado y promocionado.
La cadena iTunes/iPod es imbatible y Jobs intenta sostenerla frente a las demandas para que la música y el audiovisual de la tienda digital de Apple se pueda escuchar en otros reproductores.
Jobs sabe que perderá y por eso, como gran negociante que es, lanza un órdago a todo el sector erigiéndose en apóstol de los consumidores de música digital.
La apertura de los derechos de autor y la flexibilización de la comercialización de contenidos es imparable.
Cuanta más música se distribuye en internet, más música se consume y mejor para la larga cola de quienes no son superventas.
Pero la paradoja del control 2.0 es que cuantos más creadores y distribuidores de contenidos digitales surgen, más se concentran las redes y herramientas tecnológicas que permiten acceder a los contenidos; música, cine, televisión, libros, etc.
Esa paradoja persigue y defiende Jobs con su manto de apóstol de los consumidores y la música. Por eso es necesario liberar y multiplicar las redes, plataformas y espacios de distribución y comercialización, no sólo los contenidos, para llegar a una nueva relación y negocio entre el público y los contenidos digitales.

3 comments:

  1. El visionario Steve Jobs es un mago de la mercadotecnia. Vende encanto e ilusiones como valor agregado de su compendio hard más soft.

    Las trabas presentadas en Europa, ¿cómo no?, siempre más rigurosas que con las norteamericanas (que se lo pregunten al malo de Gates y sus andanzas con las leyes alemanas) al negocio de la música digital y su distribución por Internet son un inconveniente a las aspiraciones del mago Jobs.

    Y es que Noruega recientemente paró los pies a iTunes y su feria del DRM. Protecciones que harán mermar el triunfo de un nuevo y exitoso modelo de producción.

    Estoy de acuerdo que Jobs buscaba posicionarse como líder de la crítica convenida para erguirse como reivindicador de su fulgurante negocio.

    Si algo sabe hacer bien el CEO de Apple es traerse para sí la buena fama. Un artífice del engaño bien presentado. Pero amigos, con soluciones así, a mí me daría lo mismo vivir en ese "Matrix".

    ReplyDelete
  2. Apple es peor que Microsoft para quienes defendemos el software libre. Microsoft por lo menos les permite a sus usuarios elegir su hardware. Apple no. Por otra parte, el sistema operativo de Mac está basado en FreeBSD, un sistema operativo libre derivado de Unix. ¿Dónde están los aportes de Apple hacia el mundo libre, en compensación por los desarrollos tomados? Hay una gran diferencia con HP, IBM, Novell, Redhat y otras grandes empresas que contribuyen con el SL.

    ReplyDelete
  3. Hermanos, están hackeando blogs alojados en Blogger (noticias, en http://discursodeloeste.blogspot.com). Otra mala noticia: me cuentan esta plantilla, la MINIMA, es la más vulnerable.

    Cuidado con esto. Los usuarios de Blogger tenemos un talón de Aquiles.

    Salú.

    ReplyDelete