Saturday, February 17, 2007

Mucho pesebre y poco verde en Cibeles

Seis meses después de inundar el Retiro con su carpa descomunal, la Pasarela Cibeles volvió para que Rafa Fernández descubriera dónde van a parar gran parte de los caudales públicos: al estómago de agraciados con los fastos del marketing y la política del compadreo y el regalo.
El resto de los periodistas no lo han contado. NO. Muchos están acostumbrados al regalismo del canapé. Y ya se sabe, está mal visto morder la mano que te da de comer.
Olvidan que quienes les dan de comer no son las instituciones, los gobiernos municipales, autonómicos o estatales, los jefes de comunicación o marketing, sino el público que atrae a la publicidad y la atención de quienes quieren llevarse bien con los medios.
Eso sí, al ritmo que va el fin de la era de la prensa, sólo las subvenciones y la publicidad oficial permitirán subsistir a muchos medios.
Los periodistas y jefes que olvidan los canapés, su coste y quién los paga una vez llegan al estómago. Sus silencios ayudan bastante al empacho que muchos ciudadanos sienten ante cierto periodismo, paseante voraz del pesebre y el canapé.
Y así estamos.
Mi iniciativa de que mis queridos lectores periodistas contasen sus aguinaldos de Navidad no tuvo mucho éxito. Silencio, no se vayan a jugar el jamón.
Con los pesebres, discreción.
A la mayoría de los medios de Madrid tampoco les importó el nuevo atentado de Cibeles y Alberto Ruiz Gallardón contra el Retiro (Roberto Bécares siempre ha sido una excepción). A pesar de los buenos resultados de Ifema, a todos los cibelinos les gusta más pasearse por el Retiro que volver al extrarradio de la feria.
Los ciudadanos de a pie y los árboles, a aguantar. Todo sea por la moda y los canapés.

3 comments:

  1. ¿Rafa Fernández es periodista? No lo sabía... desconocía que se pudiera uno licenciar en pocos meses. ¿Este chico no es el del blog pretendidamente iconoclasta y vanguardista?

    Lo digo por esto:

    "el resto de los periodistas". Si hay un resto es porque antes hubo una parte... no sé, puede que me equivoque.

    No sólo callan los periodistas agasajados. El problema es que cualquier hijo de vecino, cuando va a un acto oficial, ve como algo normal el que la administración pública de turno le dé de comer por un día, y si además puede beber bien, mejor que mejor. A mí también se me daría de fábula hacer de Isabel Preysler, la anfitriona por excelencia, a costa del dinero de los demás...

    ReplyDelete
  2. Pues yo reconozco que Rafael Fernandez en su propio blog me parece excesivo, soez y me desagrada, pero en su faceta de EZcultura es de lo mejor que he visto en mucho tiempo. Alguien sin ningún tipo de prejuicios ni ataduras a la hora de ver y narrar las cosas. O sea, lo que debería ser un buen periodista. Aunque él no lo sea. Y una pregunta inquietante, tanto a Juan Varela como al anterior conterturlio: ¿Puede ser que Fernandez tenga características de buen periodista... precisamente por que no ha estudiado periodismo?.
    Que visto el estado de la profesión en España actualmente, me entran dudas sobre la carrera , los propósitos de esta y el nivel de sus licenciados

    ReplyDelete
  3. El que el nivel de los licenciados en periodismo sea pésimo no hace mejor a Rafa Fernández.

    En el caso que menciona Juan sirve como ejemplo: denuncia cómo se malgasta el dinero público y luego en sus siguientes escritos detalla cómo y de qué manera ha disfrutado de todo aquello que criticaba. A eso en mi tierra se le llama ser caradura.

    Aunque... claro, siempre se puede decir que todo se reduce a grandes dosis de ironía mezclada con un poco de socarronería de andar por casa. A lo mejor... y así lo arreglamos todo.

    ReplyDelete