Saturday, March 24, 2007

Criminales legales

El horror desatado por la guerra contra el terror, Abu Ghraib, Guantánamo, vuelos de la CIA, etc. se vuelve contra la democracia. Slavoj Zizek denuncia en un artículo la normalización de la tortura y se pregunta si queremos volver a los autos de fe y al cadalso público.
Las excepciones. Cuando se aceptan las excepciones en la justicia y la moral, por mor de la urgencia y la necesidad antiterrorista, entonces el terror ha ganado.
Lo ha descubierto Khalid Sheikh Mohammed. Al declararse responsable del 11-S y de otros intentos de atentados contra Estados Unidos sale del oprobio de Guantánamo escupiendo miedo a sus torturadores, aterrorizando de nuevo a la población y riéndose de sus captores.
La estupidez de los torturadores es tan grande como su crueldad.
Y la aceptación de los abusos en nombre de la justicia y la democracia no hacen sino erosionar uno de los "mayores logros de la civilización, el desarrollo de nuestra espontánea sensibilidad moral", como dice Zizej. Una dura costra inmoral recubre nuestro espíritu para invalidar el imperio de la ley.
¿Cómo juzgar como asesinos, criminales legales, a quienes han sido tratados tan ilegalmente?
"La guerra contra el terror ha convertido a una parte de nosotros en nuestro enemigo y a una parte de nuestro enemigo en nosotros mismos", como reflexiona el historiador Niall Ferguson.

2 comments:

  1. En un debate sobre la tortura tras el preestreno de un documental sobre Abu Ghraib el senador Lindsey Graham se llegó a mofar diciendo que a la gente no le importa la tortura y reconoció abiertamente que a Shaij Mohammed se le había sometido a determinadas técnicas de las que mejor no oír hablar, pero que dan resultados.
    Da la impresión de que vamos camino de aceptar y normalizar la tortura.

    Un saludo

    ReplyDelete
  2. El grupo de sabios pide dos cambios legislativos importantes en la propiedad intelectual. Mantener una "ventana de oportunidad", el derecho a digitalizar el material huérfano y hacerlo accesible cuando los propietarios no lo explotan privada o colectivamente. Y modificar el Convenio de Berna para evitar más obras públicas en el futuro. La solución está en un


    bandar togel online indonesia

    ReplyDelete