Saturday, April 21, 2007

El perfecto irresponsable



El líder del PP, Mariano Rajoy, ha ganado la batalla televisiva de las preguntas ciudadanas al presidente José Luis Rodríguez Zapatero. Pero sólo si creemos a los expertos de la política de la simulación y a los datos de audiencia.
Los espectadores acudieron a la cita del programa Tengo una pregunta para usted fascinados por la videocracia y expectantes ante el líder de la oposición.
Mariano Rajoy estuvo suelto y cercano a pesar de las preguntas duras de varios ciudadanos. El dirigente popular mostró su faz más íntima y amable, la que despliega en los encuentros personales.
Rajoy, cara a cara, es mejor. Una opinión compartida por quienes conocen de cerca al político.
Pero el líder del PP mostró ante las preguntas de los ciudadanos su peor cara. La faz desdibujada de la irresponsabilidad.
Rajoy es el perfecto irresponsable. Sigue en esto las enseñanzas de Aznar, el impoluto.
El líder del PP no se considera responsable ante los ciudadanos. Ni siquiera para confesar un sueldo que depende de las arcas públicas (tanto el de diputado como el de partido). Tampoco para admitir las contradicciones de la fiera oposición de su partido al gobierno en temas de estado. Si se habla de corrupción urbanística, no sabe nada. Si del comportamiento de sus diputados en el Congreso, tampoco. De las alimentadas sospechas con interpelaciones parlamentarias y manifestaciones sobre la supuesta conspiración del 11-M, nada. ¿Los inmigrantes? Pero, señor Rajoy, ¿viajaban los emigrantes gallegos a América con contrato de trabajo?



Señor, Rajoy, usted ¿de qué es responsable?
La realidad catódica permite una accountability selectiva. El político televisivo se apropia sólo de lo bueno y rechaza lo malo. Los defectos no existen, las virtudes son más televisivas.
"La televisión favorece -voluntaria o involuntariamente- la emotivización de la política, es decir, una política dirigida y reducida a episodios emocionales". Giovanni Sartori definía así el falso efecto dionisíaco de la telerrealidad.
Y es lo único que importa a los políticos y a sus asesores.
Rajoy ganó si uno quiere creer en la derecha inexistente. Una derecha de verdad liberal y abierta que sea capaz de pasar sus negras páginas del pasado y reconozca, aunque sea tímidamente, la ilegitimidad de la dictadura franquista.
Pero la tele aguanta todo. El ciborg sentimental reclama más cercanía y la inteligencia a veces es dolorosa.

P21 | 80 céntimos fuera de la realidad

10 comments:

  1. Rajoy ganó entre su público, que es a lo que iba. Y que recuerdas la cita se Sartori, que ha estudiado a fondo la destrucción de la política causada por la televisión, no olvides que mucho antes, en el "People's choice" ya se decía que las campañas no servían para generar voto. El voto ya estaba decidido, lo único que se hace es fijar el propio y, como mucho, hacer que los electores del partido rival no acudan a las urnas. Quizás esa sea la tarea que le queda ahora al PP: desmovilizar a electorado del PSOE. Creo que el análisis en rendimiento electoral no debe basarse en quién ha logrado más audiencia, sino quién ha fijado más a su electorado y desmotivado al contrario.

    ReplyDelete
  2. ¡¡Moderación, por Dios!!4/21/2007 8:46 PM

    Juan, empieza a ser muy decepcionante para los que visitamos asiduamente tu blog el giro que has dado para convertirte en uno más de los periodistas de partido, que defienden ciegamente el discurso oficial de su opción política. Por supuesto que los periodistas tienen derecho a ser de una tendencia, pero sin que esta afecte a su trabajo y sus juicios. Entre otras cosas, me inquieta que te unas al discurso fácil del PSOE, para atacar a Rajoy por no desvelar su sueldo, en vez de criticar los verdaderos errores y contradicciones de fondo que cometió el líder de la oposición (que las hubo, pero no las encuentro en tu post).
    Rajoy, en TVE, fue quien es. Sin que le condicionen el resto de dirigentes de su partido. Esa derecha inexistente de la que hablas sí existe y sería aún más mayoritaria si todos los dirigentes del PP le siguieran fielmente, como sí hicieron con Aznar.
    Del mismo modo, los medios afines al Gobierno reclamáis a Rajoy que pague hasta por el franquismo. E incluso por la crispación. Una tensión que, por cierto, y como bien sabes, desde el primer lugar que se genera es desde La Moncloa. Y luego el PP la amplifica. Tan condenables son los populares como los socialistas por querer aprovecharse electoralmente de esa tensión artificial, pero no veo que critiques, desde hace mucho, a Zapatero.
    Una última cosa. ¿No te extrañó la rabia, agresividad e incluso falta de respeto con la que se le preguntó a Rajoy? ¿Es producto de la desinformación? ¿O de la manipulación de su imagen en los medios afines al PSOE? ¿O tal vez responde a la selección de personas que hizo TVE? Vamos, porque a mi me pareció que casi todas las cuestiones fueron muy hirientes con Rajoy, frente a las que se le hicieron a Zapatero, que en su mayoría fueron melífluas e insulsas.
    Sinceramente, espero que recuperes tu rumbo anterior de imparcialidad e independencia.

    ReplyDelete
  3. ¡¡Moderación, por Dios!! lo que veo es un error tuyo ya de fondo. Criticar al autor del artículo de partidismo antes de empezar a exponer las razones de tu defensa de Rajoy ya huele a despropósito, a intimidación y a manipulación. Está bien tener visiones diferentes del asunto a tratar, pero ya prejuzgar de antemano es muy típico de la política pepera.

    ReplyDelete
  4. no he leido nada sobre cuando dijo que los musulmanes no podian integrarse porque por ejemplo no se pueden divorciar.
    Creo que los catolicos tampoco pueden divorciarse.

    ReplyDelete
  5. El mérito de la audiencia hay que dárselo al público con sus "agresivas" preguntas, a la programación de las otras cadenas sin Los Serrano ni House y al "rostro" del sr. Rajoy. Un vendedor de "moderación" cuando huele a censos, papeletas y urnas.

    ReplyDelete
  6. No soy del psoe y no lo defiendo, ahora que, al Sr. Rajoy no hay por donde cojerlo...Se nota de sobra la dedicación que ha tenido hacia la destrucción del psoe, que a una verdadera política de oposición...Sencillamente no sabe hacerla...No sale de su posición acomodada, por lo que se entera poco de lo que realmente pasa en la vida y además tiene que reinventarse lo ilusorio...Sinceramente creo que jamás llegará a presidente del gobierno...Saludos del Mago.

    ReplyDelete
  7. A mí el programa me resultó decepcionante, sobre todo por las preguntas de los ciudadanos, mucho "qué hay de lo mío", preguntas mal enfocadas, poco concretas y hasta desinformadas. Se lo pusieron demasiado fácil.

    ReplyDelete
  8. Jose, aparte de prejuzgar de antemano como es ley en la política pesoera, ¿has hecho ese comentario para algo más que para mostrar que no simpatizar con el PP? Que este blog ha perdido mucho del interés que tenía en parte por el sesgo político que se le está dando es más que evidente. Salvo que tú no lo quieras ver, claro.

    ReplyDelete
  9. Rajoy estuvo bien,mejor que Zapatero.
    Pero no denunció la falsedad de la versión oficial del 11-M, auténtico talón de Aquiles de nuestro sistema.
    La dictadura franquista no se puede entender sin la criminal radicalidad de las izquierdas durante la república, sobre todo a partir del golpe de estado socialista y nacionalista de 1934.
    Ilegítimo el franquismo, ilegítimas las izquierdas que no renunciaron al marxismo hasta 1979.

    ReplyDelete
  10. Super website with a great sharing and amazing stories is ur web.. please keep doing what u do now.. thanks to you.
    togel singapura

    ReplyDelete