Monday, December 17, 2007

El niño de Al Qaeda

Ignacio Cembrero escribe una gran historia en El País sobre el niño de Al Qaeda, la historia de Elías Mejjati, hijo de un militante de la red terrorista encarcelado en Arabia Saudí y Marruecos.
En la historia destaca la precisión. Periodista y víctima emplean el cuidado del detalle como antídoto contra el espanto. Cembrero al contar la historia con distancia periodística.
El niño con su caligrafía. En sus poemas ensalzadores de la yihad se repiten la consignas del islamismo radical. Pero su caligrafía es de una precisión formal que envuelve el dolor y el terror de su situación y de sus dibujos.
Como aquellos calígrafos e ilustradores que dibujaban y escribían mientras eran torturados en Me llamo Rojo, de Orhan Pamuk.

2 comments:

  1. felicidades por su blog. Con sus tímidos alegatos contra la tortura, y con la boca pequeña, Estados Unidos está perdiendo el norte.

    ReplyDelete
  2. ¡Hola!
    Leí ayer el reportaje sobre el niño de Al Qaeda y la verdad es que la escritura del periodista que lo hizo me dejó bastante impresionada, porque logra mantener las distancias muy bien.
    Por cierto, Juan, gracias por volver. Creía que no ibas a escribir nunca más desde lo del baloncesto. Gracias por volver a deleitarnos con tu escritura.

    ReplyDelete