Monday, December 03, 2007

The Joshua Tree o cómo se hicieron de pesados U2

I wanna take shelter
From the poison rain

20 años de The Joshua Tree, el álbum que convirtió a U2 en una banda de rock global y acabó con las esperanzas de seguir siendo un grupo a tener en cuenta.
El problema de U2 siempre ha sido la falta de humor y The Joshua Tree, hace veinte años, y Pop, hace diez, son la prueba y el castigo para quienes los oyen.
I have spoke with the tongue of angels
I have held the hand of a devil

Habíamos confiado en Bono, The Edge, Adam Clayton y Larry Mullen cuando el furor irlandés animaba sus canciones.
Under a blood-red sky
A crowd has gathered in black and white
Arms entwined, the chosen few
The newspaper says, says
Say it's true, it's true...

Pero llegó la hora de hacerse famosos, héroes de la globalización. Y la música se jodió.
Por aquella época escuchaban mucho a Robbie Robertson (¡puajjjjj!) y para apelmazar bien el pastiche llamaron, claro, a Brian Eno.
Y todo sonó igual. Estremecedoramente pomposo. Con esa heroicidad wagneriana que se supone en los héroes del rock.
Ambiente (la cagamos, Costello, se lo han creído).
Por aquella época algunos todavía pensábamos que The Dream Syndicate podría volver a días de vino y rosas mientras Document, de REM, aquel mismo año, nos confortaba.
Pero nada.
Se te muere un amigo y te crees facultado para convertirte en un rockpredicador. Bono se puso la máscara de salvapatrias global y el rock volvió a perder la razón.
You plant a demon seed
You raise a flower of fire.
We see them burnin' crosses
See the flames, higher and higher.

Todos contentos. U2 convertidos en Frank Sinatra con ecos de malditos en los desiertos más apropiados para la foto.
Desert sky, dream beneath the desert sky.
The rivers run but soon run dry.
We need new dreams tonight.

Acomódate para que te den la plasta. La producción con las cuerdas de Daniel Lanois y las atmósferas envenenadas de Eno, impagables.
20 años de sermón.
He wanted to believe
In the hands of love.

Y Bono diciendo que por aquellos días les gustaba mucho Nick Cave and The Bad Seeds. Los australianos habían publicado The Firstborn Is Dead y homenajearían el mismo año a Samuel Beckett con Kicking Against the Pricks. Se ve que a los U2 no se les quedó nada de lo que oían.
Después de una sesión ambiente de Eno no me extraña.
20 años de The Joshua Tree.
I don't believe in painted roses or bleeding hearts
While bullets rape the night of the merciful.

No deja de ser gracioso que el mismo día de este aniversario la vuelta millonaria de las Spice Girls dispute las páginas de música a los héroes de la protoglobalización.
Me quedo, aunque apuntaban maneras, con War y aquel vídeo deudor de Kurosawa.

3 comments:

  1. Bienvenido de regreso, Juan. Se te echaba en falta.

    ReplyDelete
  2. Fantástico volver a leerte!
    Ánimo!
    Besos y mucha suerte.

    ReplyDelete
  3. Si no te gustan, no los escuches y punto. Pones frases lapidarias como si fueran verdad, y no son mas que tu version de la realidad. No sabes que corre por la cabeza de bono y compañia. En lugar de reflexionar con su música o disfrutarla te propones destrozar una trayectoria brillante que congrega a millones de personas que son felices con su musica.

    No te creo facultado para prescribir música más de lo que pueda ser cualquiera que tenga oidos para escuchar y por supuesto este artículo que has escrito carece de peso a cualquiera que sea fan de U2. El problema es que realmente influyas en alguien a través de este blog y se vea privado de la música de U2 por culpa de esos comentarios tuyos. Lamentable en todo caso. Me quedo sin espacio para escribir, que me das motivos para rato. Un consejo, construye sin destruir.

    ReplyDelete