Thursday, January 24, 2008

Gutenberg tras la Red

Esta tarde participo en la FNAC de Barcelona en una mesa redonda sobre el libro y la literatura digital con Gumersindo Lafuente, director de Soitu.es; Rafael Tapounet, responsable de la sección de Cultura de El Periódico de Catalunya, y Pablo Muñoz, crítico cultural y autor del blog El rincón de Alvy Singer. El acto estará moderado por Pablo Odell, de Tökland.

Sugerencias para el debate:
Propuestas para una literatura participativa, ampliadas en el wiki.
Una cierta literatura como mashup, tinkering del autor o participativa, y la emergencia de los relatos anotados.
Suspender la realidad enmascarando o ficcionalizando el autor.
El desarrollo de la cultura de la convergencia: libros anotados y conectados más allá de las 49 páginas.
Literatura multimedia como posibilidad creativa y enriquecida.
Literatura participativa y la aparición de la metaliteratura de los fans, al estilo de lo que ya ocurre con series, películas, anime, etc. Al fin y al cabo es reinterpretar el diálogo de siempre sobre la obra.
Los nuevos canales de prescripción, el criterio social, el marketing 2.0 y cómo se llega a las obras.

Podéis ver vídeos de los primeros días en Tokland (primer y segundo día).

3 comments:

  1. Juan, realmente sólo hay dos tipos de literatura, la buena y la mala.

    Buena o mala en función del CONTENIDO, no del formato.

    Años atrás Mercè Molist estuvo probando la potencialidad del HTML para escribir cuentos "con vida propia". Debieras mirar en su página web.

    http://ww2.grn.es/merce/literature/index.html

    ReplyDelete
  2. No, Maty. Hay muchos tipos de literatura, muchos estilos, muchos formatos. Y entre ellos y de todos ellos está la buena y la mala. La cultura digital abre nuevos espacios y posibilidades, como antes lo hicieron todas las innovaciones de la escritura y los soportes.

    ReplyDelete
  3. Discrepamos. Los libros no son como los medios o bitácoras.

    Claro que se crean nichos nuevos para nuevos productos multimedia, pero no son libros, LITERATURA con mayúsculas.

    Esta mañana también he discrepado con tu antiguo compañero de aventuras bitacoriles Juan Pedro Quiñonero al respecto: Cultura y productos culturales son cosas diferentes.

    Lo de abrir nuevos espacios y posibilidades es cierto, pero hay un problema, la ausencia de consumidores de tales productos, como consecuencia del tradicional desprecio español a la Alta Cultura, agravado ahora con las reformas educativas durante esta restauración democrática.

    Vamos, días atrás reseñé un artículo de LA VANGUARDIA, que se confirma, donde denunciaba la pretensión del Departament d'Ensenyament de la Generalitat de Catalunya de reducir una hora de castellano/español y otra de catalán en Bachillerato. Y la Filosofía, y...

    Con esos mimbres, el futuro no puede ser más negro. De ahí que en la internet hispana la publicidad es realmente rentable en webs y bitácoras centradas en el entretenimiento, puesto que esta sociedad no da para mucho más.

    ReplyDelete