Monday, June 16, 2008

Losantos, condenado por insultar a Gallardón

Condenado. El látigo de la crispación, Federico Jiménez Losantos, ha sido condenado a una multa de 36.000 euros por insultar al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón. La sentencia es contra las expresiones "insultantes o hirientes" dirigidas a "vejar la imagen y dignidad del querellante en forma innecesaria y gratuita y desacreditarle públicamente en su condición de Alcalde de la Villa de Madrid y de miembro del Partido Popular".
Losantos pierde otro proceso. Como ya le ocurrió cuando llamó terroristas a los dirigentes de ERC o impulsó una campaña contra ABC.
En otros juicios se ha arrugado y acobardado para no hacer frente a sus responsabilidades.
Pero su periodismo mafioso no acaba en las diatribas contra los políticos. Las amenaza los más débiles, como los inmigrantes, son rasgos propios de ese supuesto periodismo con el que la emisora de los obispos obsequia todas las mañanas, por el bien del cepillo y los fondos de la iglesia.
Condenado de nuevo. Condenado no por informar, sino por insultar, injuriar y mentir. Condenado no por opinar, sino por manipular y tergiversar.
La condena de Jiménez Losantos no es ningún atentado contra la libertad de expresión, como dicen sus agradecidos tertulianos, compañeros de diatribas mañaneras. Esta condena reafirma que la información debe ser veraz y que en la opinión cabe todo menos la injuria y la calumnia. Todo el mundo tiene derecho a la crítica, hasta la más desabrida y desaforada. Pero no hay un derecho para pisotear la vida y el nombre de los demás con acusaciones torticeras y falsas.
La sentencia (pdf) recuerda que los personajes públicos y los políticos deben soportar un grado mayor de intromisión en su vida privada y en su honor, pero sin llegar a la legitimación del insulto.
Con esos argumentos, la sentencia es un misil más contra la teoría de la conspiración y sus portavoces. No hay veracidad en sus informaciones y el recurso al insulto y la manipulación sobrepasa los límites de la libertad de expresión y el derecho a la información.
No callarán, pero es bueno que se sepa y se deslegitime su conducta y sus mentiras.

7 comments:

  1. Un buen post, Juan. Lástima que no escribieras nada sobre esto: http://www.libertaddigital.com/noticias/kw/ciudadanos_por_cataluna/faes/margarita_saenz_diez/kw/noticia_1276331818.html te habría hecho ser un periodista.

    ReplyDelete
  2. Pues lo mismo, no. Si se miente se es responsable.

    ReplyDelete
  3. Juan, creo que esta vez te equivocas. FJL lucha por la gente de a pié frente a los poderosos. Le fallarán las formas pero no se le puede acusar de insultar ni injuriar. Nadie mide tanto lo que dice (aunque mida tan mal cómo lo dice). Saludos

    ReplyDelete
  4. Tú mismo estás manipulando y faltando a la verdad. Por ejemplo, al hacer un juicio de intenciones sobre los obispos y las cuentas de la Cope. Es tu opinión, pero no es cierto, y estás insultando. Por lo menos, a mi me resulta hiriente. ¿Te irás a la cárcel o te tragarás tus palabras? Sé consecuente...

    ReplyDelete
  5. Todo lo que quieran. Periodismo? Periodistas? Son meros operadores de intereses. De donde les sale a algunos esa finísima defensa de esos fachistas disfrazados de curas a los que llaman "obispos"? Por favor! que cosa mas desagradable que es la Cope.

    ReplyDelete
  6. Ya que esto va de periodismo, sólo constatar una máxima de la vieja escuela: Cuando los periodistas son los protagonistas de la noticia, mal van las cosas.
    Lo de Losantos es grave, pero igual de grave es la apabullante cobertura mediática que le estamos dando a este asunto.
    Creo que algo muy gordo no funciona, en general, en los medios españoles -y en las audiencias- cuando las cosas llegan a los extremos a los que hemos llegado en este país con asuntos como éste.
    Para mí, asuntos como éste solo revelan una gravísima falta de civismo, cultura y calidad democrática. Si viviésemos en un país tan civilizado y 'uropeo' como nos gusta creer, ni siquiera estaríamos hablando de esto, porque en un país realmente civilizado, la única respuesta legítima al mal periodismo es la indiferencia.

    ReplyDelete
  7. La sentencia no tiene que ver con la teoría de la conspiración, sino con algunas palabras hirientes y la falsedad del hecho de que Gallardón dijera que "hay que obviar el 11-M", que fue un titular y un subtítulo en ABC y El Mundo respectivamente, dos periódicos enfrentados entonces que entendieron exactamente lo mismo de las palabras de Gallardón en el Foro ABC.

    Parece que está usted extendiendo la razón por la que se le ha condenado. Como dice otro comentario, utiliza palabras propias de la opinión, aquí nadie explica lo que es un insulto y en qué se diferencia de una crítica desaforada. Si nos movemos en ese plano tan subjetivo, uno mismo tendrá razón eternamente y el otro siempre será el equivocado.

    ¿Es que hay alguna razón más por la que les interese hacerle callar que lo que se le imputa? Entonces no nos hablen de la Justicia. Llámenlo de otra forma.

    ReplyDelete