Wednesday, September 03, 2008

El censo de la memoria

Perdón no es olvido. Hemos vivido tantos años aferrados a un perdón obligado por el miedo de perder la oportunidad de la democracia que la amnesia ha envuelto a los olvidados. A quienes más perdonaron a la hora de la reconciliación.
Es hora de que los nombres de las víctimas y sus herederos se conozcan. No para castigar, lo que seguramente no podrá hacer el juez Garzón por imposibilidad física y, quizá, jurídica. Pero sí para que sepamos de una vez quiénes fueron esas 130 o 140.000 personas enterradas sin nombre en el olvido y el castigo.
No hemos oído nunca a los culpables, a los guardianes del olvido, pedir perdón. Oigamos al menos los nombres de los malditos para reconocer la injusticia de sus verdugos y de los amnésicos.

El Roto

4 comments:

  1. Una guerra civil es lo más incivil que puede haber.
    Pretender que uno de los bandos era el bueno y el otro el malo no sólo es falso, sino que ya se ha vivido en España con los papeles cambiados.
    La dictadura fue horrible para la mayoría, como horribles fueron los años de la segunda república para otra mayoría.
    Lo peor de todo es que esas dos mayorías no son conjuntos disjuntos, y el colectivo más numeroso pertenece a la intersección de los dos conjuntos. Es decir que sufrió con la república y sufrió con la dictadura.
    Lamentablmente los versos de Machado siguen vigentes: "una de las dos españas ha de helarte el corazón". Aunque quizás sería más apropiado decir: "las dos españas han de helarte el corazón"
    Y, por último, creo que el "perdono pero no olvido" no es un auténtico perdón.

    En España no se terminará la transición hasta que todos, sean de la ideología que sean, reconozcan (o comprendan)que en ambos bandos hubo personas de buena fe que lucharon por lo que creían justo y que en ambos bandos hubo desalmados que perpetraron la mayores atrocidades.

    Saludos.

    ReplyDelete
  2. Me ha gustado pasarme por tus letras y ver más allá, mirar con transparencia realidades.

    Un abrazo desde mi alma!

    ReplyDelete
  3. Que tras un golpe de Estado se siga pensando que los dos bandos hicieron lo mismo cuando, acabada la guerra, sólo un bando siguió durante 40 años haciendo "más de lo mismo" me parece simplemente,... muy típicamente español.

    Mientras no se cierren las heridas, esta historia nos va a seguir salpicando en la cara por los siglos de los siglos.

    ReplyDelete
  4. Me parece sorprendente que a alguien pueda parecerle un disparate o un sin sentido el que otros quieran recuperar a sus muertos, sacarlos de las cunetas y las fosas comunes y enterrarlos con toda dignidad. Pero claro, qué otra cosa pueden decir aquellos que vivieron el franquismo como "una situación de extraordinaria placidez". ¿Qué miedo tienen ahora?

    ReplyDelete