Thursday, September 25, 2008

El fin de Valencia Hui y la dependencia política

Valencia Hui deja de existir. El diario financiado por los empresarios Juan Lladró y Héctor Gimeno para convertirse en representante de la derecha valencianista no cumplirá los dos años de vida. Ya en junio pasado habían dejado de imprimir en papel para existir sólo en internet. El diario no ha superado nunca los 2.000 ejemplares de venta, según fuentes del sector.
Su director, Baltasar Bueno, se despide con un editorial en el que quedan claros los problemas de Valencia Hui y de una gran parte de la prensa española:
"No hemos tenido el apoyo de la Generalitat, a pesar de ser éste un periódico netamente valenciano. El dinero público de los valencianos, el Consell se lo ha dado sólo a periódicos de capital vasco, catalán y madrileño".
Un ataque al presidente valenciano, Francisco Camps, que ya había utilizado como argumento en la despedida del papel.
Así está la prensa. Valencia Hui será otro proyecto sacrificado por la dependencia política de los medios.
No es de extrañar que muchos ciudadanos con confíen en la prensa. La crisis económica pondrá en la picota a otros muchos medios (como ya está pasando también en Cádiz) que dependen en exceso de la financiación política, la publicidad oficial y las ventas en bloque como financiación encubierta.
Una parte de la prensa lleva mucho tiempo viviendo en España de la connivencia con los políticos y con sus amigos y testaferros en ciertos negocios del poder.
El mercado de la comunicación es uno de los más opacos. Los periodistas nos afanamos en hacer transparentes a los demás y olvidamos -por interés, obediencia o falta de coraje- nuestros propios pecados.
Pero la falta de independencia se paga. Se puede vivir mucho tiempo del erario público cuando incluso la Oficina de Justificación de la Difusión (OJD) permite ventas en bloque de más del 35% de la difusión de pago y otros medios ni siquiera están controlados. A la larga, el resultado es la desconfianza y el abandono de los ciudadanos, pero también el aumento del poder de los políticos.
En muchas autonomías españolas los feudos son insoportables y la pelea entre medios independientes y obsequiosos con el poder y sus prebendas suele acabar con el fin de los medios rebeldes.
Valencia no es la única aficionada a estas prácticas, aunque desde la era Zaplana se practican con devoción.
El lamento de quienes caen atrapados en las redes políticas son un grito de alarma para todos que debería llamar a la reflexión y a un cambio de actitud necesario para cualquier futuro.

12 comments:

  1. Con permiso, copio y pego.

    Así no vamos a ninguna parte. Se necesita un cambio.

    Besos
    CHucky

    ReplyDelete
  2. Es que claro, si yo monto una tienda y el gobierno no me ayuda y cierro, pues la culpa es del gobierno, y no mía, que no he sabido tirar adelante el proyecto...

    ¿Por qué con los medios debería ser diferente? Aquí uno va, se monta un medio, y ya está esperando que le lluevan las ayudas.

    ReplyDelete
  3. Hola Juan, conocí de primera mano como se fue gestando la puesta en marcha del Valencia Hui. El proyecto nació mal, mal asesorado, mal estructurado, mal planteado... los Lladró metieron un montón de pasta, pero detrás no había nada más, bueno, había mucho humo y un tufillo político absolutamente casposo. Era imposible que el mercado valenciano aguantara un medio más, era evidente... pero ahora es más fácil echar la culpa a Camps. Un abrazo

    ReplyDelete
  4. ¿Dirías que he elegido un mal momento para acabar Periodismo?

    ReplyDelete
  5. Totalmente de acuerdo con Juan Fuentes. La perversión de las subvenciones públicas desvirtuan las claves del mercado. Siendo un periódico de derechas, ¿no entienden el funcionamiento del capitalismo? ¿O es que jugamos a ser liberales un rato sí y un rato, no?

    ReplyDelete
  6. Hola!! Muy bueno el blog. Queremos invitarle a participar de nuestro nuevo emprendimiento http://elindexweb.blogspot.com/ directorio de blogs en castellano y gratuito. Saludos!!

    ReplyDelete
  7. Inspiración Varela: http://blocs.gracianet.cat/post/8/7285

    ReplyDelete
  8. Que alguien me diga un periodico que vive sin las subvenciones de un poder público... yo contesto... ninguno. Todos reciben capital público para que estén controlados.
    Adiós Valencia Hui.

    ReplyDelete
  9. Gobierno de ultraderecha en la Comunitat, periódico hiperconservador... Lo que en un principio pintaba maravillosamente bien, ha pasado a ser una lección de humildad.

    Efectivamente, como dice un bloguero, no podemos crear un negocio y que, si va bien, nos chupemos todos los beneficios, pero que, si las cosas no se dan como uno esperaba, echemos la culpa a to' quisqui, y exijamos ayuda inmediata a la adminisración que corresponda..., no sé. El mercado libre o se asume o no, pero rechazarlo cuando tenemos el viento en contra, y deshacernos en alabanzas cuando lo tenemos a favor denota cierto cretinismo, ¿no?

    Por otro lado, parte de la cabecera chirriaba bastante: "El diari del nostre regne"... Esto suena a rancio, a un extremismo que tira pa'trás, y que quedaban confirmados desde el instante mismo en que se leía el primer artículo de opinión, amén de que ya mostraba muy a las claras cuál iba a ser su línea editorial, y el público al que dirigía sus soflamas. En ocasiones, rayaba el libelismo (perdón por este palabro, que no existe, pero que expresa perfectamente lo que pretendo decir, resultando entendible para todos, pienso).

    En fin, no lamento mucho esta "pérdida", para qué lo voy a negar...

    A. Puxley (http://www.brigadavivian.blogspot.com)

    ReplyDelete
    Replies
    1. Lo único que el periódico Valencia hui pretendía era defender todo lo única y estrictamente valenciano, sin injerencias de ningún tipo y SIN RECIBIR SUBVENCIONES PÚBLICAS NI DESDE VALENCIA NI DESDE NINGUNA OTRA COMUNIDAD AUTÓNOMA, TAL Y COMO SI QUE OCURRE CON CIERTOS MEDIOS QUE RECIBEN SUBVENCIONES POR PARTE DE LA GENERALITAT DE CATALUÑA ESO SI QUE ES UNA VERGÜENZA.Ha pagado el precio de la independencia política e ideológica.
      Desgraciadamante el poder lo ostentan los mismos de siempre...
      Ah y lo del regne, por si no lo sabes, es la denominación histórica que mejor sa adapta a lo que históricamente ha sido lo que hoy llaman Comunitat Valenciana. No se porqué te suena a todo lo que dices... estudia un poco la historia y quizás no te "suene" como dices.

      Delete
  10. El PP en valencia es un partido ultracatólico y bastante facha (Arriba España grita su Presidente Provincial) pero como es catalaniste no pasa nada, ahora si Lladró es valencianista entonces a la hoguera con él

    ReplyDelete
  11. Your article was excellent and provide great benefits , myself very happy to read it because it can give me more insight,thanks.
    http://www.suksestoto.com/

    ReplyDelete