Tuesday, September 23, 2008

La crisis es la oportunidad

La crisis llega a todos. Pero no todo son malas noticias, el crack del capitalismo financiero acelera la revolución digital porque ya es una nueva economía real. La base de la economía digital está en costes de producción, distribución y comercialización muy bajos y en la apertura de procesos y mercados, la globalización, la información y las redes.
Fortaleza. Las tecnológicas viven en la economía productiva, lejos de las veleidades financieras. Sus productos y servicios de consumo masivo son cada vez más baratos gracias a la innovación y la eficiencia. El marketing social y personalizado estimula el consumo sin inflar los precios (hasta el iPhone se ha rebajado).
Gratuidad. Internet extiende la economía de lo gratis. No pagas en dinero, escaso; lo haces en datos personales, abundantes. Consumes productos que promocionas y distribuyes (redes sociales, P2P). Sacrificas privacidad (seis meses de datos en Google) a cambio de servicios (cloud computing) y contenidos. Y donde hay público, hay negocio.
Convergencia. El consumo se resiente, disminuye la demanda de lo prescindible, pero no de la convergencia. Muchos aparatos y telecomunicaciones son indispensables para la identidad, el trabajo y el ocio. No se puede prescindir de herramientas multitarea. Es muy difícil para muchos, especialmente para los nativos digitales, recortar en banda ancha o dispositivos móviles porque son productos de gran valor subjetivo y social.
Poder para los prosumers. Los consumidores digitales son parte del marketing, la distribución y la comercialización. Tienen más poder que nunca y presionan. Su influencia en el mercado crece.
Negocios abiertos. Crecen los negocios que distribuyen sus productos a través de las redes, comercialización y rentabilización descentralizada (contextuales, diferentes plataformas, precio flexible) con un alto grado de participación de los consumidores.
Colaboración. Apretarse el cinturón no es la única defensa contra la crisis; colaborar ayuda. Existe una masa crítica de gente dispuesta a colaborar (software libre, investigación, contenidos, etc.) para superar las fórmulas de la economía industrial. La revisión de la propiedad industrial y las patentes va en esa línea.
Más publicidad. La publicidad es el motor de la economía digital. La crisis la frena, pero obliga a invertir para seguir vendiendo. Crece la inversión en soportes muy baratos (contextuales) donde se gestionar con más eficiencia para llegar a los perfiles deseados (redes sociales verticales).
Efecto placebo. Internet y las redes sociales son un refugio. Ante las dificultades y las penurias de la vida diaria, la abundancia digital y la explotación de la identidad en red ofrecen lugares donde encontrarse. Y no sólo confortarse mutuamente –que también- sino ayudarse, intercambiar experiencias y colaborar.
Control 2.0. Cuidado, en toda crisis se concentran los recursos y crece el control de los grandes sobre los contenidos y los usuarios.

Columna semanal en el diario Público

7 comments:

  1. OK, Juan, de acuerdo, como siempre, lo clavas. Pero si periodistas, jefes de sección, redactores jefe, directores y editores siguen sin cambiar de chip, de oportunidad, nada. Reconversión pura y dura.
    Sólo un ejemplo: La estructura de Internet es no tener estructura. Al menos, en el sentido clásico. Es una red donde todos sus nodos son, al mismo tiempo, receptores y generadores de información, centro y periferia a la vez.
    Por contra, los grandes grupos de comunicación y los grandes medios -y, entre ellos, sobre todo, los periódicos- siguen encasquillados en su típica estructura piramidal. ¿Cómo encajar una red sin centro y sacarle todo el partido en una estructura fuertemente jerarquizada y centralizada?
    Simplemente, no se puede. Es como querer atornillar un tornillo a martillazos, o clavar un clavo con un destornillador.

    ReplyDelete
  2. ¡Ah! Alto, alto. Esta columna no es sólo sobre medios, sino sobre el sector tecnológico. Hoy llegará una solo sobre medios. En un rato. Prometido.

    ReplyDelete
  3. Una visión optimista, pero no ingenua, siempre muy de agradecer en estos tiempos que corren: poco se puede objetar a los elementos que pones sobre el tapete, y a sus potencialidades. Así que, como decía aquel... ¡hasta el infinito, y más allá!!!

    Saludos cordiales.

    ReplyDelete
  4. Mis disculpas por mi excesiva impaciencia. La misma con la que espero esa columna sobre medios. Pero es que ambas cosas, medios y tecnología, están entrelazadas que es difícil contenerse.

    ReplyDelete
  5. Es la oportunidad... de cerrar.

    De cerrar muchos medios en formato papel incapaces de adaptarse ante lo que se nos avecina. Si fuese el empresario, preferiría asumir las pérdidas actuales.

    De continuar, lo mejor sería el cierre y comenzar un proyecto nuevo, con directivos y periodistas preparados, apostando por la reducción de costes vía software libre para la edición, con la web como elemento principal y no al revés.

    Como en tantos otros sectores económicos españoles, los empresarios y directivos no han sabido estar a la altura.

    Son palabras duras, pero la recesión va a ser profunda y duradera, muy duradera en España.

    ReplyDelete
  6. Entre las cien tendencias de JWT hay de todo. Con muchas coincido y con otras, no tanto, pero son siempre estimulantes para pensar los medios, el negocio e internet.


    http://www.suksestoto.com/

    ReplyDelete
  7. El grupo de sabios pide dos cambios legislativos importantes en la propiedad intelectual. Mantener una "ventana de oportunidad", el derecho a digitalizar el material huérfano y hacerlo accesible cuando los propietarios no lo explotan privada o colectivamente. Y modificar el Convenio de Berna para evitar más obras públicas en el futuro. La solución está en un


    http://www.suksestoto.com/

    ReplyDelete