Tuesday, October 28, 2008

Los libros están en Google


Los libros estarán en Google, al menos en Estados Unidos. El Gran Ciberleviatán ha firmado un acuerdo de 125 millones de dólares (casi cien millones de euros) con los editores para convertirse en el mayor escaparate de libros y contribuir a su acceso a través de internet a cambio de pago por lectura, otra innovación de modelos de negocio digitales que se hace realidad.
El gran buscador comienza a ser la gran biblioteca y la gran librería virtual que tanto ha ambicionado desde la creación de Google Book Search hace cuatro años y que ya reúne siete millones de títulos.
Si a dos tercios de los editores españoles les preocupa sobre todo el modelo de negocio del libro digital, como revela el estudio Digitalización del libro en España, el acuerdo de Google y las grandes editoriales norteamericanas que lo habían llevado a los tribunales despeja un poco más el futuro del libro.
El acceso a los libros completos será de pago en Google Books, donde los usuarios podrán crear sus propias librerías digitales.
Google también permitirá acceder a libros descatalogados a cambio de pago en su web. Esos libros aumentarán el mercado de larga cola para el libro como ha ocurrido con el de la música al no implicar más coste por copia.
Las instituciones educativas podrán pagar una suscripción para acceder a los libros en el gran depósito digital y para las universidades norteamericanas el acceso será gratuito en sus bibliotecas.
Los autores se beneficiarán de los ingresos de sus libros en la plataforma digital y Google informará de si los libros buscados están en una librería o biblioteca cercana.
Pero además Google intenta acabar con el difícil y oscuro entramado de los derechos de autor al crear un registro donde mantener actualizado quién tiene los derechos de qué obras.
El Aleph Google comienza a hacerse realidad con el tesón y el dinero de una empresa empeñada en su objetivo de "hacer la información más accesible y útil".
Google comienza a desarrollar nuevos modelos de negocio con el pago por contenidos más allá de la publicidad, que ya domina en la web. Y extiende también sus conexiones entre el mundo digital y el real, por el negocio y para aumentar su utilidad.
El nuevo paso de la compañía líder en internet abre un nuevo escenario para el libro digital, igual que ha hecho con los vídeos con YouTube, donde de los contenidos sin control se ha pasado a construir una plataforma comercial para Google y los dueños del audiovisual (televisiones y productoras).

Posiblemente la aceleración del crecimiento del mercado del libro digital será mayor del esperado por los editores españoles. El 48% esperan que el papel siga siendo su principal fuente de ingresos en 2020, según la encuesta citada, mientras el 40% de los editores encuestados en la reciente Feria de Francfurt creen que los libros digitales superarán en facturación al papel dentro de una década.
A los editores españoles lo que más les preocupa es definir el modelo de negocio del libro digital. Piensan que a quien más beneficiará es a los lectores mientras que perjudicará a los libreros. Es curioso que preocupe tan poco cómo aprovechar sus ventajas para la educación, la literatura o los libros abiertos.
Mientras se acerca el fin de la cultura encuadernada a los editores y autores españoles les preocupa más el negocio pasado que el futuro.
Pero las nuevas experiencias creativas y los nuevos modelos de negocio y acceso a los libros como el que ahora impulsa Google hacen que la aceleración digital llegue también a los libros encuadernados.
Se acabó el negocio de las 49 páginas.

1 comment:

  1. Con el debido respeto, Juan, llegan demasiado tarde:

    http://prs505castellano.blogspot.com

    Han tardado tanto mareando la perdiz, buscando nuevas formas de negocio e intentando que no les ocurriera lo mismo que los mp3 que les ha arrollado la realidad. Porque, que se vea, en España el porcentaje de libros electrónicos editados es ínfimo. Y de las grandes novedades editoriales no me suena ni uno.

    En fin, que comience la batalla...

    ReplyDelete