Tuesday, November 04, 2008

Mobuzz y los viejos errores



Mobuzz.tv, una de las star-up audiovisuales de internet, pide a sus usuarios que la ayuden a conseguir 120.000 euros a través de donaciones para sobrevivir. No es ni será la única de las afectadas por la crisis, pero llama la atención como los nuevos medios vuelven a caer en los problemas de los tradicionales. La quiebra también revela que el negocio de la publicidad en la era de la fragmentación y los precios bajos no es suficiente para sostener muchos medios, por lo que cada vez más se habla de modelos freemium (gratuitos con contenidos o servicios de pago) y de la vuelta al negocio de pago, hoy representado sobre todo por los móviles y la televisión, dos mercados también en plena transformación.
La situación de Mobuzz recuerda la de muchos diarios tradicionales, especialmente locales, que en estos años pasados han afrontado la emergencia de internet y los medios digitales con errores que ahora están pagando. Los principales son:

Crear nuevos medios apostando por el negocio tradicional
Mobuzz se lanzó a la televisión en internet apostando porque la era de la abundancia vivida los años pasados (de tecnologías, medios y publicidad) sería suficiente para lograr un hueco en el mercado publicitario de los grandes anunciantes y las grandes campañas, atraídas por un formato joven y la explosión de la Red. Lo mismo les ocurrió a muchos medios tradicionales sordos a las leyes de la convergencia y a su aserción de que el éxito en una plataforma no garantiza el éxito en otras.

Nuevos medios sin nuevo negocio
La prensa extendió su cartera de publicidad en internet a sus anunciantes tradicionales. La mayoría grandes anunciantes cuando los diarios ya eran demasiado caros para los medianos y pequeños. En los medios digitales tampoco se desarrolló ese mercado, sobre todo en el caso de los diarios locales.
Mobuzz.tv no buscó tampoco esa publicidad y sus costes (50.000 euros mensuales) no se corresponden con la dimensión e ingresos del mercado digital.

Costos fijos altos y escasa flexibilidad
Los costos de la prensa están determinados por la estructura de la industria del soporte papel y por las necesidades de generar información y contenidos propios, siempre caros. La vieja estructura de las redacciones no se ha transformado lo suficiente y cuando se ha intentado ha sido precarizando la situación laboral de los periodistas, más que desarrollando modelos de organización más flexibles y eficientes.
Mobuzz tiene 16 trabajadores para hacer 20 espacios a la semana, además de los costes de producción, de conectividad y técnicos. Una fórmula con poco inventario publicitario que no se puede sostener con el tráfico actual de la web. Aunque sus responsables declaran dos millones de visitas mensuales, esa cifra no se refleja en los datos de Google Trends, donde aparece con menos de 2.500 visitas diarias, ni en el panel de Nielsen, que registra 34.000 usuarios únicos al mes con dirección española.


Escasez de inventario y formatos atractivos
Mobuzz.tv no ha desarrollado tampoco formatos novedosos y atractivos para la publicidad. La paradoja es que su crisis aparece cuando el mercado del vídeo en internet comienza a ser una realidad.
Los diarios, y menos la mayoría de los locales, tampoco han desarrollado ese tipo de formatos, imprescindibles para ofrecer a los anunciantes nuevas oportunidades y una forma distinta de llegar a audiencias fragmentadas y diferentes según los medios.

Gratis no es suficiente
El mercado de contenidos gratuitos no soporta medios de altos costes. La crisis de Mobuzz recuerda la que están sufriendo los grandes diarios gratuitos. Cuando la publicidad crece como lo hizo los años pasados aguanta a muchos medios de gran ambición. Pero cuando comienza a caer sólo los que han desarrollado una gran marca, un público fiel y de buen perfil para los publicitarios, y tienen ventajas competitivas en su mercado, aguantan.
La era de la abundancia ya no soporta cualquier negocio.

¿Será posible mantener el modelo de negocio gratuito?
Cada vez se oyen más voces diciendo que no y hablando de contenidos y servicios premium (de pago) o un modelo fremium (gratis con oferta de pago). Los medios tradicionales saben bien de sus dificultades. Grandes y poderosos medios como The New York Times o El País recuerdan el fracaso de esas iniciativas, aunque todavía no se hubiera inventado semejante nomenclatura.
Los responsables de los diarios digitales discuten a menudo si es posible sostener un modelo de negocio gratuito para la información de calidad.
Esa discusión aparece ahora en muchas empresas de internet a las que los costos aprietan cuando todavía no se ha conseguido un modelo de negocio sostenible o los ingresos son menores a los esperados.
Así que Mobuzz acude a las donaciones y a los micropréstamos con estrategias de marketing viral para pedir ayuda a los internautas. ¿Será la salvación de la empresa? Si esta vez lo consiguen, sobrevivir de ahora en adelante sólo será posible con un modelo distinto.

Un análisis para Soitu.es
Más Soitu.es | Mi empresa se hunde... ¿tienes algo suelto?

11 comments:

  1. A ver: sólo estoy de acuerdo parcialmente contigo. El problema es que no existe un mercado estructurado para lo único que puede financiar con garantías la producción original para la red, y son las fórmulas de patrocinio, branding, etc. La otra fórmula es la venta de servicios adicionales (crear plataformas, producir, etc.), a la que Mobuzz ha renunciado. ¿Por qué? Supongo y creo que el dilema del emprendedor: me focalizo en mi core business o me financio con actividades paralelas que me distraen de mi objetivo principal. El problema es que el core business no está desarrollado.

    Una crítica fácil es decir que los formatos han madurado: el modelo noticias de internet con presentador/a sugestivos está ya en el origen del video por internet de la era 2.0. Y puede que empiece a estar superado. Pero debe decirse que Michael Eisner, que sabe algo, insiste en que hay que invertir en video para la red "aunque no haya publicidad" porque hay que crearse el catálogo y dominar la explotación por todos los canales.

    Si Anil tiene dos millones de usuarios como dice en el video, tiene algo. Tiene mucho: pero tiene que evolucionar a vender creatividad y gestión del posicionamiento en productos pensados para las marcas y el mercado de entretenimiento. Sin perjuicio de mantener los que tiene.

    ReplyDelete
  2. Yo diría que estás muy de acuerdo. No me apunto a la crítica fácil. El problema, a mi entender es más de negocio y desarrollo del sitio, no del tanto del producto vídeo que hacían.
    Coincido en el dilema del emprendedor. No creo que pudieran hacer más contenido. Y tampoco hay, como tú dices, un "mercado estructurado" para este tipo de producto.
    Entonces, o tienes el público y el dinero para aguantar, a lo Facebook, o te sorprende lo que le ha pasado a Mobuzz. Ojalá aguanten.

    ReplyDelete
  3. Juan:

    perdona que sea incorrecto...pero solamente te faltó poner aquello de "bienvenido al mercado".

    El tema es mucho más profundo y con un análisis POLÍTICAMENTE INCORRECTO...MUY INCORRECTO de todo esto.

    Que el cuento de Calimero me lo conozco.

    Un saludo

    ReplyDelete
  4. Yo no veo ningún problema en su cierre, salvo para sus trabajadores.

    En la economía "real" están cerrando muchas empresas ¿por qué iba a ser diferente en internet?

    Muchas de estas empresas web tenían en mente, creo, ser compradas por una grande.

    Llevo mucho tiempo diciéndolo, pero bien pocos me han hecho caso... a tiempo: es muy complicado subsistir sólo por ofrecer contenidos en español que no sean lúdicos, pornográficos, loterías...

    En todo caso, la viabilidad del negocio está en contenidos en inglés, y con financiación vía EE.UU hasta ahora que han cerrado el grifo a todo.

    Muchas más empresas virtuales hispanas van a seguir el mismo camino, porque NO HAY FINANCIACIÓN.

    Es el mal de la economía mundial en general, se ha creado/crecido desde el crédito y no vía recursos propios.

    La situación va a empeorar muchísimo. Como en la bolsa, muchos no tienen claro de antemano qué margen de pérdidas razonables están dispuestos a admitir.

    Estamos en recesión, camino de una Depresión y una probable Gran Depresión.

    En fin, lo siento por los trabajadores y sus familias.

    ReplyDelete
  5. En un principio, no he considerado la opción de aportar mi granito de arena, debido a que detrás de ella hay mucha gente inversora que tiene muchas más posibilidades de hacerlo que yo, ya que son los que realmente se lucran en todo este “negocio” que en definitiva es la web 2.0. Sin embargo, he desistido de ello porque creo que desde aquí día a día contribuyo, en la medida de mis posibilidades, a desarrollar ese concepto. Sin tantos visitantes en mi blog, sin tantos contactos en la red… pero creyendo firmemente en el espíritu colaborativo que es la web 2.0, entendida como yo la entiendo: colaboración, conocimiento creado por todos y para todos, dónde todos nos beneficiamos de lo que hacemos y hacen los demás y dónde debe primar el espíritu de ayuda.

    ReplyDelete
  6. "Yo diría que estás muy de acuerdo"
    :-) Sí, más o menos, sí.

    "crítica fácil"

    No, la crítica fácil al contenido la hago yo, no me refería a tu valoración. Los formatos se agotan, tienen que evolucionar, etc. Tampoco se les puede acusar de no intentarlo, no obstante. Creo que un problema para ser verdaderamente cross media es que ¡el mercado no está!

    Al final, emprendedores que han calculado mal su riesgo, pero que luchan para mantener en pie su empresa. Como en el fin de la "burbuja" anterior, bienvenido el saludo a la economía real y a la cuenta de resultados.

    Pero no se puede innovar sin invertir ni tener una tasa, grande o pequeña, de quemar dinero.

    ReplyDelete
  7. Web 2.0 son también nuevos modelos de negocio y nuevas formas de organización empresarial. Sorprende que tengan tantos costes fijos y que tengan que recurrir el método más premoderno de financiación que existe que es la donación.

    Una empresa 2.0 que se basa sólo en publicidad y que explota tan poco las redes colaborativas como generadoras de contenido es una empresa que tiene poco que aportar. Una empresa que miente a la hora de decirnos sus visitas tiene poco que aportar. Si piden ayuda podrían buscar la forma de informar sobre su plan de negocio (transparencia) o buscar accionistas... pero no.

    ReplyDelete
  8. Its a great sharing and really informative.. will keep following ur web. thanks to you and ur great website. :)
    togel singapura

    ReplyDelete
  9. Entre las cien tendencias de JWT hay de todo. Con muchas coincido y con otras, no tanto, pero son siempre estimulantes para pensar los medios, el negocio e internet.


    http://www.suksestoto.com/

    ReplyDelete
  10. Your article was excellent and provide great benefits , myself very happy to read it because it can give me more insight,thanks.
    togel singapore

    ReplyDelete
  11. El grupo de sabios pide dos cambios legislativos importantes en la propiedad intelectual. Mantener una "ventana de oportunidad", el derecho a digitalizar el material huérfano y hacerlo accesible cuando los propietarios no lo explotan privada o colectivamente. Y modificar el Convenio de Berna para evitar más obras públicas en el futuro. La solución está en un


    http://www.suksestoto.com/

    ReplyDelete