Friday, December 26, 2008

¿El País sin firmas?

El País está en huelga por la externalización del departamento de Publicidad a otra empresa del grupo Prisa. Sólo algunos redactores y los cargos de redactor jefe hacia arriba trabajan hoy y mañana. El comité de empresa asegura que el seguimiento es mayoritario y espera que la dirección del periódico respete la petición de la redacción de que no se firmen los contenidos adelantados esta semana tras la aprobación de la huelga el lunes pasado.
Los lectores del diario líder en España encontrarán este fin de semana un El País distinto. Su redacción, los talleres, los comerciales y el resto de la plantilla están en huelga por la decisión de la empresa de traspasar el departamento de Publicidad del diario a una comercializadora común, Box News Publicidad.

Si la dirección del diario respeta la petición de la redacción, El País será muy diferente. Además de tener menos contenido del habitual no aparecerán las firmas de la mayoría de los redactores. Una protesta ya utilizada varias veces en otros medios, como en La Vanguardia en solidaridad con los trabajadores de su rotativa al ser enajenados de la editora del periódico.
Una veintena de redactores y los cargos periodísticos intentan sacar adelante un diario en el que se note lo menos posible la huelga aprobada mayoritariamente por la redacción. Las rotativas propias no imprimirán el periódico, que se imprimirá en las contratadas a otras empresas.
Fuentes de los trabajadores subrayan que la huelga expresa el malestar por la decisiones de la empresa en los últimos tiempos y su respuesta a la deuda del grupo, generada en su mayoría por la absorción de Sogecable y las inversiones en otros negocios. Se produce también porque temen que la externalización de los comerciales del periódico sea el primer paso para un abaratamiento y reducción de plantilla.
Prisa lo niega y ha asegurado que los puestos, antigüedad y condiciones de trabajo de los comerciales se mantendrán en la nueva empresa.

Hasta el momento El País había mantenido su independencia publicitaria pese la existencia de GDM, la comercializadora del grupo para sus medios. En otros grupos como Vocento o Zeta estas comercializadoras agrupan a todos sus medios y suman algunos ajenos, como también ha hecho GDM, gestora de la cartera de varias televisiones autonómicas y locales, especialmente las gobernadas por el Partido Socialista, como Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha o Galicia.

En la plantilla y el comité de empresa se teme que la decisión de comercializar conjuntamente la publicidad de El País aumente su debilidad en un momento de grave crisis publicitaria, con una caída del 18% en los primeros nueve meses del año y agravada en el segundo semestre hasta superar el 30% algunos meses, en línea con el resto de la prensa.
Algunas fuentes del sector de la comunicación explican que la decisión de crear grandes comercializadoras multimedia y multisoporte ha sido adecuada hasta ahora, pero en la actual crisis puede contribuir a una rebaja de precios a cambio de volumen y de reparto entre los medios fuertes y otros menos valiosos publicitariamente.

El País ha mantenido en los nueve primeros meses del año un margen operativo del 16% pese a la caída de la publicidad. Una rentabilidad por encima de la media actual del sector y sólo superada entre los medios de Prisa por la radio, con un margen del 24%.
Los nuevos medios, la televisión en abierto Cuatro y Prisacom siguen en pérdidas por las inversiones para su desarrollo en el primer caso y por la menor rentabilidad publicitaria del segundo, por debajo de grupos como Unidad Editorial o Vocento.
El margen operativo de Digital Plus ha sido del 24%, pero con una fuerte deuda y la incógnita de su compra, todavía no resuelta tras la guerra del fútbol con Mediapro y la pérdida del monopolio de la Liga en televisión.

En la plantilla anida también el temor de que tras la política de jubilaciones anticipadas y despidos pactados puesta en marcha este año, la externalización pueda ser la alternativa de la empresa para abaratar posibles despidos.
El comité de empresa rechaza que la publicación de los altos salarios de la plantilla haya enconado la huelga, pero algunos redactores han mostrado su disconformidad con una medida de la que culpan al consejero delegado del grupo, Juan Luis Cebrián, y que también ha erosionado la confianza en el director Javier Moreno, cuestionado por algunas de sus decisiones.

Artículo para Soitu.es

No comments:

Post a Comment