Sunday, January 18, 2009

El Mundo es así


Pedro J. Ramírez tiene mandíbula de animal de presa. De las que se aprietan y clavan más en la víctima cuanto más intenta escapar. Es el sino de su diario y su periodismo. El director que mejor sigue los temas por los que apuesta. Así se explica que la noticia principal en la portada del domingo de El Mundo sea la foto de Soraya Sáenz de Santamaría, una trampa en la que la portavoz parlamentaria del PP ha caído como una incauta.
La vanidad, ya se sabe.

Y Pedro J., a morder, a morder hasta donde no hay ni tema, ni noticia, ni mayor interés que el morbo y un sensacionalismo machista vergonzoso.
Para que aprenda el PP y el resto de políticos.
Y para que se sepa quién manda en la derecha. De independizarse, Mariano, nada.
Una foto de una política posando para una revista dominical se ha convertido en el paradigma de las contradicciones del PP y su doble rasero cuando juzga a sus mujeres o al resto de políticas.
El diario pide la entrevista y la sesión de fotos. Plantea un enfoque personal dirigido a mujeres en una revista y convierte el resultado en una cruzada política contra Mariano Rajoy y su equipo.
Periodismo trampa. Nada para quien acostumbra a inventar conspiraciones mientras se atreve a dar cientos de consejos para la regeneración democrática y no se sabe de cuántas cosas más.
Pero así es El Mundo. Y seguirá siéndolo.

El nuevo El Mundo cierra su semana de presentación de nuevo proyecto demostrando que la marca para unir a toda Unidad Editorial sólo pretender ampliar el poder de Pedro J. y tratar de aprovechar al máximo las sinergias informativas y editoriales entre los medios del grupo.
Gatopardismo, pero no sólo en el diseño. Más en lo periodístico. El Mundo de siempre con voz y mando multimedia y multiplataforma.
El primer intento fue con Ramón Calderón y el Real Madrid tras las revelaciones de Marca sobre los chanchullos en la asamblea de socios. Pedro J. le sacó el pañuelo en su nuevo videoblog para incitar la pañolada en el Bernabéu. ¡Imagino la portada de El Mundo y Marca!
Pero Calderón se agotó antes del domingo. Una pena para la difusión.
A otra cosa.

Pedro J. me ha hecho ganar una vieja apuesta. Me jugué con un responsable de medios digitales hace dos años que el director de El Mundo sería el primero en tener un videoblog. Y acerté. Aunque ha tardado más de lo esperado.
Esta semana Pedro J. se dio cuenta de su poder. Y lo ha explotado, ¡vaya si lo ha explotado!
Opinión, como es lógico en un diario donde se opina más que se informa, ya está en su remodelada web, que ha perdido potencia y densidad informativa, imprescindibles para mantener su liderazgo en actualización, pero gana con la presencia de sus opinadores. Como antes ocurrió en otros grandes diarios.
Y desde esa nueva tribuna de doctrina se lanza Pedro J. cada día a vender con estudiado marketing editorial del bueno, del que se aferra a los contenidos, las maravillas de los medios de Unidad Editorial. A veces, informaciones; otras, no tanto, siempre sugerentes.
Es el más listo de los directores españoles. ¿Y la ética? Oiga, no se puede pedir todo. ¿O sí?

¿Y del resto?
El resto es un diario que encabeza un grupo en problemas, como todos. Y los italianos de Rizzoli (RCS) no destacan por su paciencia. Así que hace falta mucho marketing, mucho morbo y mucho escándalo.
Del rediseño de El Mundo no se pueden resaltar grandes cosas. En la presentación sobraban los lugares comunes de los últimos 20 años de diseño periodístico. Carmelo G. Caderot y su equipo lo han hecho mejor, mucho mejor, otras veces.
El nuevo El Mundo tiene un acierto: retrasar la tercera y cuarta páginas de opinión, completamente prescindibles, mientras deja las dos primeras de arranque. También incorpora las aperturas de secciones a doble página, como tantos diarios antes. Y del resto, casi nada, más allá de subtítulos mastodónticos y un aumento del cuerpo de texto necesario.
Para la anécdota, la sección de Economía con sus "subtítulos en un tono rojo, fotografías viradas en acero". Parece mentira que con la fotografía que tuvo este periódico en algunas épocas nadie recuerde que el virado siempre elimina planos y profundidad, además de restar luz a las imágenes por el tono escogido. Ya puestos, podían haberlas virado a oro, que es más luminoso.
¿Y los contenidos?
Já.
Ná de ná.
O de sempre, que dicen en mi tierra.
Perdón, sí, más corazoneo, de ese que con hipocresía el periódico ha criticado más de una vez en sus páginas cuando se refería a la televisión.
Pero no se confundan. Pedro J. ataca con todo y está a la búsqueda de nuevas cruzadas y conspiraciones. Sin ellas El Mundo queda en poca cosa.
De la redacción, sin noticias.

7 comments:

  1. Coincido contigo en cuanto al decepcionante rediseño de la web. Sólo puede entenderse desde el desprecio de lo que supondrá internet en el futuro.

    Le hacía falta un remodelado, pero el actual no me convence nada, pero es cuestión de gustos. Como rara vez paso de portada (salvo cuando busco expresamente una noticia referenciada en mis seguimientos de sumarios RSS).

    En cuanto a lo de Soraya, lamentable. Ella por pecar de ingenuidad y Pedro J. por aprovecharse de ello, sin respetar código o norma alguno.

    Vamos, si yo fuese lector habitual del medio en formato papel, tendría motivos más que sobrados para dejarlo, porque la ausencia de ética/moral demostrada (no es la primera vez) provoca mi desprecio.

    En fin, allá uno. En mi caso, hace ya tiempo que no gasto ni un céntimo en medio alguno, tras desistir del Diari de Tarragona en los domingos.

    ReplyDelete
  2. estoy contigo, es tan desepcionante bueno mira mi programa en vicrazys.blogspot.com

    ReplyDelete
  3. Me molesta, bastante, el afán de protagonismo de este tipo de periodistas que, quieren convertirse en actores principales de los acontecimientos, restándolo de la actualidad.

    Este Pedro J. no me merece respeto alguno.

    Y, por contra, agradezco la denuncia que haces para regenerar vuestra profesión imprescindible.

    ReplyDelete
  4. De la redacción, bien dices, no hay noticias: a la espera del anunciado ERE que nunca llega; dividida por los jefes que buscan un nuevo hueco, siempre ellos primero, al calor de la edición digital; sin referentes internos dignos de respeto real y unánime, sin un futuro claro. En fin, el "coge el dinero y corre" de los últimos años no ha sido precisamente una política de futuro. Pedro J. ha creado escuela: primero él, segundo él, tercero él.

    ReplyDelete
  5. No sé que esperaba Soraya de este personaje...Un tipo que se olvida del escándalo - porque eso si fue un escándalo- que se organizó con su corpiño y es tan miserable de hacer lo que ha hecho solo para vender periódicos. La palabra ética periodística no figura en su vocabulario. Para que se la aten al dedo otras y otros políticos que como corderos se dejan 'degollar' entre las garras de tipos como Pedro J. y Losantos
    Exuperancia

    ReplyDelete
  6. Coincido en que Pedro J. es lamentable en su videoblog. ¿Zapatero, a tus zapatos? Mi opinión más amplia, en un post en mi blog. Saludos!

    ReplyDelete
  7. Good afternoon , I really liked your article , your article is very petrified me in the learning process and provide additional knowledge to me , maybe I can learn more from you , I will wait for your next article article , thanks .
    togel singapura

    ReplyDelete