Wednesday, January 28, 2009

Pérdidas en The New York Times

The New York Times cierra 2008 con pérdidas de 57,8 millones de dólares (44 millones de euros) frente a unos beneficios de 208,7 millones en 2007. Una muy mala noticia para los diarios. La culpa es de la deuda del grupo (1.100 millones de dólares) y de la pérdida de valor de medios como el International Herald Tribune, al que cerrará después de su fracasado relanzamiento, o varios medios regionales.

Pero el principal problema está en la caída de la publicidad en prensa, pero también en internet cuando el negocio web del grupo ya supone el 12% del total, casi dos puntos más que en 2007.
The New York Times Company todavía ha conseguido un beneficio operativo de casi 302 millones de dólares (230 millones de euros) en 2008, una caída de un 33,99% respecto a 2007 con un descenso en la facturación del 7,7%.
La caída de la publicidad ha sido del 13,1% en todo el grupo durante 2008, con una facturación de 1.800 millones (1.371 millones de euros), pero en internet ha descendido un 3,5% en el cuatro trimestre, especialmente en About.com, lo que ha hecho descender el crecimiento de facturación en internet de todo el año a un 6,5% con un alza de un 9,3% de la publicidad en la web: 308,8 millones de dólares (235 mill. de euros).

El problema principal está en el abaratamiento del precio de la publicidad gráfica (banners y otros) y un descenso del CPM que algunas consultoras cifran en más de un 50% en el último trimestre de 2008 y que en el caso de los medios informativos supera el 30%.
Aunque los resultados han sido peores de lo esperado en About.com, la empresa de internet que ha sido una fuente de beneficios para el grupo desde su compra en 2005. En el cuarto trimestre ha perdido un 2,9% de facturación y el ebitda ha bajado un 14,65 respecto al trimestre anterior para cerrar 2008 con un crecimiento del 12% en la facturación y de un 5% en sus resultados operativos.

Entre los diarios The New York times ha perdido un 12% de facturación publicitaria (menos que los grandes medios españoles), por debajo del total del grupo, y ha aumentado un 3,4% sus ingresos de difusión gracias a su aumento de precio, como están haciendo los grandes diarios en España y hasta Público, que nació con un precio promocional de 50 céntimos.
Peores resultados para la prensa local, igual que en España, con caídas de publicidad más altas y una facturación entre un 12 y un 14% mázs baja que en 2007.

Los malos resultados anuncian problemas que ya se están notando en el mercado de los medios y que definen la crisi. que está provocando el fin de la era de la prensa. Problemas que acechan incluso a Google, aquejado de problemas parecidos aunque con más armas para defenderse.
Es la geografía de la crisis también en España, con una caída del mercado publicitario del 22,3% en el tercer trimestre de 2008 y que ha sido peor en el cuarto.

Entre sus rasgos principales:
  • cae la publicidad en prensa;
  • empieza a descender también la publicidad gráfica en internet;
  • baja la rentabilidad de la publicidad en internet y el CPM se está desplomando;
  • el negocio de los clasificados en papel desaparece y se resiente en la web;
  • aumentan considerablemente las pérdidas en los medios locales;
  • la influencia y prestigio de las grandes marcas permite mantener precios más altos para los anuncios, pero la presión por el modelo de CPC aumenta;
  • las reducciones de costes sólo son efectivas sin se mantiene la productividad;
  • y se impone un nuevo modelo de negocio.
Los resultados de 2008 de los medios españoles todavía no se conocen, pero se temen malísimos. Rizzoli en Italia (Unidad Editorial) y Schibsted en Noruega (20 Minutos y clasificados) ya han advertido que el cuarto trimestre ha sido peor que el anterior, ya muy malo tanto para ambos medios.
Los editores españoles ya anunciaron una caída de la publicidad superior al 16%, un 8% menos de ingresos y un desplome del 90% en los resultados de explotación.
Pero además aumentaron un 3,5% los gastos de explotación, en contra de situaciones como la del Times.
Y 2009 amenaza con ser peor. Es la hora de aprender las lecciones de la crisis para planificar una reinvención total del negocio y los productos antes de que las pérdidas crezcan y, lo que es peor, se debiliten más las claves del negocio de los medios: la capacidad de influencia en un espacio público donde se crean comunidades y mercados para la información.

7 comments:

  1. En unas horas mi (mega)aportación a la caída de ingresos vía publicidad }:^>

    ReplyDelete
  2. La caída en la prensa local está sirviendo, en muchos casos, para ajustes de cuentas. A mí y a dos colegas de Albacete nos ha tocado pagar el pato, aunque hemos sido los únicos en toda la redacción que hemos reivindicado una era de la información 3.0, con ideas similares a las que aportas, o a las que recopilas de Jarvis (post del 14 de octubre).

    Por ahora, aquí en la capital del Llano, la cortedad de perspectiva gana al futuro de la profesión por tres goles a cero. Creo que el futuro pasa por posicionarse, ahora más que nunca, en el I+D+i del periodismo... ¿Pero cuántos editores saben qué significa eso?

    ReplyDelete
  3. No es sólo posicionarse, también se ha de procurar la viabilidad empresarial , sobre todo ahora, con el crédito cerrado, se diga lo que se diga.

    Aconsejo la lectura del siguiente comentario, esclarecedor de la gravedad de la situación económica española, e indicativo de lo que se nos avecina a todos. Ante ese panorama, las empresas sólo piensan en reducir gastos como sea, aunque sea a costa de perder cuota de negocio. Lo primero es sobrevivir, tal es la cruda realidad.

    Marc Vidal Donde dije digo [comentario de José Villar]

    [ "No tenemos más remedio que cerrar pese a haber incrementado en el 2.008 un 20 % las ventas". Le pregunto por qué si vende más y me rresponde...

    "Hasta ahora en los más de 20 años de funcionamiento de nuestra empresa nunca hemos tenido ni un impago con los bancos, hasta ahora todos los créditos, los descuentos comerciales, etc, los teníamos sin aval de socios. Hoy un banco nos acaba de pedir un aval personal a los socios si queremos mantener la línea de descuento y las pólizas de crédito".

    O sea si ahora los bancos pretenden que los socios avalen los créditos y los descuentos comerciales personalmente, se vulnera el principio de la sociedad anónima y de las limitadas, puesto que un aval personal conlleva avalar con el patrimonio personal de cada socio todo el crédito, y a eso nuestros empresarios no van a jugar.]

    ReplyDelete
  4. De acuerdo contigo, Maty. Pero no nos olvidemos que esas trampas las está diseñando la banca. O son, en última instancia, herramientas de las que se están dotando para que no se les caiga la cara en esta crisis de consecuencias de sinvergonzonerías continuadas durante 12 años.

    Además, las empresas editoras, se engloben o no en corporaciones más amplias y polifacéticas, han dispuesto de todo este tiempo para preparar el camino. ¿Qué han hecho con los ingentes beneficios? ¿Han ido a productividad? ¿Han ido a mejoras salariales y/o laborales? ¿Han ido a diseñar nuevas formas de enfocar la información? Salvando la gran industria, la respuesta mayoritaria es y ha sido, por desgracia, un NO mayúsculo. Y gran parte de los profesionales, salvando las grandes urbes, tampoco han acompañado: no se han puesto las pilas, ni están liderando la revolución en este sector. ¿Qué ha muerto: la prensa, o el oficio que la hacía posible? Hmmm...

    Por otro lado, anotar la coincidencia de que cites a Marc, a quien consulté hace año y medio para un reportaje, y al que no había vuelto a escribir hasta hoy mismo, casi al mismo tiempo en que dejaba el primer comentario en este hilo. Hermosa coincidencia.

    ReplyDelete
  5. Por fin alguien habla del caso de Albacete, que es de auténtico manual de lo que nunca se debería hacer en el sector de medios. Te sugiero, Juan, que te fijes en él, porque ilustra todos los males de la prensa local en estos momentos.
    1) En la ciudad de Albacete hay 200.000 habitantes de hecho (170.000 de derecho). En toda la provincia, poco más de 300.000. La ratio de penetración de internet, pese a tener una red de cable bstante moderna, y de lectura, especialmente de medios, es de las más bajas de toda España.
    2) En Albacete hay 24 medios de comunicación. No me lo invento, es el número de medios acreditados ante las instituciones. Cuatro periódicos, dos televisiones locales -hasta que cerró localia, tres- cinco emisoras de radio, diarios gratuitos, semanarios... curiosamente, el sector de medios basados en internet aún está en pañales.
    3) La mayor parte de estos medios están sostenidos a base de un auténtico chorro de publicidad institucional porque, obviamente, no hay demografía suficiente para aguantar esto. La otra vía de financiación para mantener esto son las rentabilidades 'indirectas'
    4) El tamaño de las redacciones es minúsculo. La mayores tienen como mucho 12 personas de clase de tropa. Y, ojo, quitando los medios públicos, son de las mayores redacciones de toda la región de Castilla-La Mancha.
    5) La mayor parte de este aluvión de medios son clónicos. Casi todos ellos ofrecen las mismas informaciones, las mismas portadas, los mismos protagonistas, y la mayor parte del producto se basa en ruedas de prensa, convocatorias y notas remitidas por las instituciones. Y ojo, no es porque los compañeros no sepan, que hay muchos y muy buenos profesionales, es que, con redacciones que son menos que una micropyme, simplememente no se cogen el culo a dos manos y encima, ojito con saltarse la convocatoria que no debes, que te pasan lista.
    6) El nivel salarial medio oscila, salvo algunas excepciones, entre el salario mínimo y el mileurismo.
    7) También hay que hacer autocrítica, porque el nivel de organización de los trabajadores de los medios es ínfimo. Tanto en las asociaciones de la prensa como en los sindicatos están siempre las mismas personas, pero no porque sean mejores o peores, sino porque muy pocos están dispuestos a dar el paso. Se han hecho concentraciones, movilizaciones, especialmente en abril de 2008, pero salvo avances puntuales en algún medio, es muy difícil, entre otras cosas porque ha habido intentos de organización que se han despachado con el despido en masa de las plantillas.
    En fin, podría seguir hasta el infinito y escribir un libro. Pero como éste s tu blog te sugiero, estimado Juan, que te fijes en los llanos manchegos, porque aquí se concentran todos los males de nuestra profesión y del sector.
    Un abrazo, y gracias a Al-Duende por haber sacado el tema, que ya era hora.

    ReplyDelete
  6. Efectivamente, el caso que comentáis es uno de tantos del poder de las autonomías en la prensa, como he comentado varias veces, la última para criticar las pérfidas cuentas de los editores españoles y el poder.

    ReplyDelete
  7. Anónimo, Juan, si comentáis entre ciertos "compañeros" de Albacete quién saca el tema, lo mismo no dan crédito. En fin, no digo más por si "pasan lista". Suscribo al 100% lo de que hay grandes profesionales, pero también con un nivel de organización ínfimo. Y añado: también los hay nada profesionales, ya pasé por un intento de linchamiento a su cuenta, o sea que curado estoy en salud.

    Dije y mantengo que las movilizaciones de marzo-abril no tenían un fondo profesional, sólo laboral. Y si queremos exigir primero hay que ponerse las pilas, redefinir el concepto de Periodismo, orientarlo en un formato 3.0 (en muchos casos no llega ni al 2.0) y saber qué producto se quiere ofrecer.

    Saludos.

    ReplyDelete