Friday, February 20, 2009

El telestado del bienestar se fortalece

El gobierno corre al rescate de la televisión en tiempos de crisis y fortalece a las públicas y a las privadas. Ya saben, es lo más importante para el Ministerio de Industria, no vaya a ser que caiga uno de los magnos poderes de la videocracia.
El Consejo de Ministros aumenta por real decreto del 5 al 25% el tope de participación entre operadores de televisión, el límite para ser dueño de varias cadenas. E introduce una nueva barrera de audiencia: prohibido superar el 27% de la audiencia total.
¿Qué pasa si después se supera ese límite? ¿Habrá que desinvertir? ¿No crea esta limitación dinámica inseguridad jurídica?
El decreto garantiza la presencia en todos los territorios de al menos tres cadenas privadas estatales. Dos de las actuales pueden fusionarse: una posibilidad interesante con la caída de los beneficios y la fragmentación de audiencias.
La nueva norma también actualiza las limitaciones en la era de la televisión digital terrestre (TDT): no se podrán tener más de dos multiplex de cobertura estatal y otro autonómico.
Pero la ley también obliga a los operadores de TDT a integrar sus canales en al menos una plataforma de satélite o cable para garantizar la cobertura de la televisión digital en todo el territorio.

Los límites para la televisión pública son laxos y no contentarán a las privadas ni amplían el pluralismo televisivo.
El Estado sólo podrá acaparar el 25% del espacio radioeléctrico, pero para las televisiones autonómicas y locales ese límite se amplía al 50%. El poder del telestado autonómico sigue a salvo y los políticos no están dispuestos a reducir su enorme poder a través de la caja boba.
La videocracia se moderniza para no perder poder ni negocio.

4 comments:

  1. Dos y puede que más (tachán), pero tienen que urdir los cómos, que no son claros. De todas formas, esto se ha sacado a toda prisa sin esperar a a la ley porque estaba acordado y porque alguien lo necesita urgentemente porque está muy pillado. Los otros alguienes están menos pillados.

    ReplyDelete
  2. Es así, Gonzalo. Pero hay tanto necesitado y tanta combinación que ya veremos. Lo que es claro es que el gobierno a través del ministro Sebastián tenía ante la mesa un proyecto de fusión antes de aprobar este decreto.

    ReplyDelete
  3. Garantizar la extensión de la TV digital a todo el territorio mediante la integración en redes de satélite o cable es un fuego fatuo.
    A una zona rural dejada de lado por la TV "terrestre" (aérea atmosférica) no va a llegar la fibra óptica.
    Y, por otro lado, los canales de la TV "terrestre" integrados en la TV satelital son... de pago. Sí, se retransmiten por Astra, pero hay que suscribirse a D+ para verlos. Incluso para ver la 1 o la 2. ¿Por qué? Porque los canales no codificados podrían verse en otros países, lo que hace por ejemplo que las TV autonómicas (las que más han invertido en satelital) eliminen todo lo que no es producción propia de sus emisiones vía satélite.


    Si la ley de TV dice que los encuentros deportivos interesantes han de retransmitirse en abierto, no me vale que a los habitantes de ciertos pueblos de Soria (ver noticias en el grupo correo a principios de agosto de 2008) les digan que pueden ver la ceremonia inaugural de las olimpiadas en la señal de TV1 emitida por Digital plus.

    ReplyDelete
  4. Its a great sharing and really informative.. will keep following ur web. thanks to you and ur great website. :)
    togel online

    ReplyDelete