Wednesday, March 25, 2009

Last.fm será de pago en España

La radio social en internet Last.fm anuncia que deja la gratuidad por la suscripción de pago (3 euros mensuales) a partir de la semana próxima fuera de Estados Unidos, Gran Bretaña y Alemania. La crisis económica lleva a CBS, propietaria de la compañía, a cambiar su plan de negocio y convertirse al pago allá donde no tiene recursos suficientes para comercializar la radio online.
El anuncio ha hecho llorar a muchos internautas enganchados a la radio social. Twitter reúne lamentos. Para enganchados a Last.fm como Mari Luz es un drama: "No he encontrado nada parecido a Last.fm para escuchar música en Internet. Vale que Spotify tiene muchísima música y te permite escuchar lo que quieres en cada momento pero Last.fm te ayuda a descubrir otros grupos. La maldita página es más lista...".
Matthew Ogle, uno de los responsables de la compañía, reconoce que "hay países donde tenemos la mayoría de los recursos de comercialización de publicidad, nos concentramos en EE UU, Gran Bretaña y Alemania como mercados clave con la ayuda de CBS Interactive".
La disyuntiva gratuidad por publicidad vs. pago también amenaza la radio en internet. Los altos costes de los derechos de los autores y discográficas, y del streaming (distribución en la web) amenazan las iniciativas de radio en internet. Primero fue Pandora, incapaz de pagar los derechos de autor reclamados. Last.fm inició entonces un proceso acelerado de acuerdos con las discográficas que respaldaría con su compra por la CBS.
En el camino se ha quedado también Spiralfrog.

El modelo de radio en internet financiado por publicidad tiembla.
Ahora los internautas confían en Spotify, un servicio de música en streaming cuyo interfaz emula a iTunes, no permite descargar canciones y desde su aparición en 2006, fundada por los suecos Daniel Ek y Martin Lorentzon, ha conseguido sobrepasar el millón de usuarios con un modelo mixto o freemium: gratuito a cambio de publicidad o de pago sin ella (9,99 euros mensuales).
En España, uno de los países donde más música se escucha en internet, Spotify ha conseguido acercarse rápidamente a Last.fm, según datos de Google, que no recogen la escucha a través de las aplicaciones de escritorio de ambos servicios.
Su éxito ha sido tan rápido que muchos internautas que quejan ya del exceso de publicidad, gráfica y sonora, en esta aplicación de escritorio: Spotify te obliga a descargar un programa que reúne datos del usuario a cambio de la música y que ya ha provocado algunos problemas.
Pero es también el momento para otras webs de música como las españolas Yes.fm o Rockola.fm, aunque su crecimiento de los últimos meses puede llevarles a los mismos problemas con los costes. ¿Tendrán suficiente capacidad de financiarse con la publicidad y de lograr acuerdos con las discográficas?
Mientras se aclara el futuro de la radio online, los internautas deben elegir cómo quieren escuchar música y a que dan más valor. Last.fm era la líder de la radio social, con recomendaciones, grupos de amigos y afinidades musicales. Integraba como ninguna las herramientas de la web 2.0.
Para María Sánchez Díez "es una comunidad de verdaderos aficionados a la música cuyo éxito radica en la puntería y el buen gusto de sus algoritmos y estadísticas a la hora de recomendar canciones y grupos". Como tantos otros, esta fans tiene "hojas y hojas de canciones con las que me he ido encontrando en el tiempo que lo he usado y algunos de mis grupos favoritos ahora mismo aparecieron por primera vez en Last.fm".
La alternativa del resto es orientarse con las listas creadas por los propios usuarios o escuchar artistas y albumes al estilo tradicional, buscando y fiándote de tus preferencias. Tú eliges.

En Soitu.es

Actualización | También restringen el uso de su API. En adelante, sólo para suscriptores y sin uso en el móvil.

10 comments:

  1. Pues vaya, con el partido que le saco yo a Last.fm
    La gente no tiene corazón

    ReplyDelete
  2. Juan, no sé si conoces el caso de Otto Reuss, pero vale la pena. Hoy le han comunicado que el despido de El Día de Ciudad Real fue procedente. Por supuesto, recurrirá la sentencia ante el TSJ. No persigo con darte esta información más que ponerte al tanto de un culebrón que seguimos algunos en la inmensa estepa manchega, aunque casi todo el mundo con la boca cerrada, no vaya a ser que venga el coco.

    ReplyDelete
  3. Al-Duende, leída la sentencia, es difícil defender a Otto Reuss, se le condena por lo mismo que a Jiménez Losantos, http://periodistas21.blogspot.com/2008/06/losantos-condenado-por-insultar.html
    por insultar. Y eso está fuera de la libertad de opinión. Aunque la situación de la prensa en Castilla La Mancha no sea de la máxima independencia, como en tantos sitios.
    El juez entiende que se ha traspasado esa fina línea de colisión entre derechos.
    Para reflexionar.

    ReplyDelete
  4. No entiendo muy bien el drama. Si last.fm es tan bueno, ¿por qué tres euros mensuales es un precio prohibitivo? Si sólo consumes productos gratuitos, no puedes pretender que su calidad sea la misma que los que exigen un pago.

    ReplyDelete
  5. No es un drama, pero es un cambio de modelo de negocio importante, y difícil de justificar para los usuarios cuando en unos países se mantiene gratis y en otros, no. Si además hay competencia competente, veremos su futuro.

    ReplyDelete
  6. Asumo tu punto de vista, Juan, y entiendo que también se puede plantear así; y disculpa que haya abierto un mini apartado en este hilo totalmente "out" del contenido original. Asunto zanjado.

    ReplyDelete
  7. Sinceramente, a veces la comunidad en Internet me da miedo... Leyendo algunos post parece una necrológica. Si tanto usas Last.Fm, gástate 3 euros, que es lo que te dejas en tomar un café. Por Dios. Yo no lo suo, así que no me registraré, pero no entiendo esta manía persecutoria a cualquier servicio que exija una cuota mínima. El comentario de la chica esa me parece lamentable. Que es una lata pagar 3 euros al mes, vale, pero si tanto te interesa, merece la pena.

    ReplyDelete
  8. La comunidad de internet me empieza a parecer desde hace ya un tiempito, que tiene un sector descerebrado, prejuicioso y repugnantemente tacaño. Y no se si es ya el mayoritario. Lo que te da last.fm vale mas, muchisimo mas de 3 euros al mes. No sé de donde sale esa creencia tan arraigada de que cosas valiosas tienen que ser regaladas, gratis por el morro, que piratear peliculas o discos que valen millones en un ratito de P2P es guay, etc. ¡Y es la misma gente que luego se gasta 100 euros en una zapa o 40 en una camiseta de mierda...!

    ReplyDelete
  9. This comment has been removed by the author.

    ReplyDelete