Thursday, April 23, 2009

La audiencia resiste la crisis

La crisis no detiene el crecimiento de la audiencia de los medios, según los datos del Estudio General de Medios (EGM, pdf). Los malos tiempos económicos refuerzan a los medios gratuitos frente a los de pago a pesar de la caída de la prensa gratuita, obligada a reducir las tiradas por la caída de la publicidad. Radio, televisión e internet crecen al ritmo de la población mientras la prensa pierde penetración con descensos en los diarios, los dominicales y las revistas. Los principales perjudicados: el cine y los grandes diarios nacionales.
La audiencia total de todos los medios sube excepto el cine, según el EGM (población mayor de 14 años, 39,5 millones de personas) aunque la prensa pierde penetración en todos sus soportes. La radio es la más beneficiada, con 21,47 millones de oyentes (1,15 millones más) que hacen crecer a todas las grandes emisoras respecto a la anterior oleada de noviembre (el EGM realiza tres oleadas anuales). Internet supera los 12,5 millones de internautas, 1,1 millones más que en 2008. Y la televisión roza los 35 millones de espectadores.
La prensa paga la crisis, tanto la de pago como la gratuita. Los primeros por la caída de la difusión y los gratuitos por la reducción de sus tiradas debido al descenso de la publicidad. Las revistas bajan de un 53,3% de penetración en 2008 a un 52,9 en la primera oleada de 2009, a pesar de que aumenta su número de lectores, pero por debajo del crecimiento de la población. La prensa gana 300.000 lectores pero todas las grandes cabeceras nacionales -de pago y gratuitas- pierden audiencia con excepción de los deportivos, los económicos y gran parte de la prensa local.
Los deportivos y gran parte de la prensa local crece, mientras entre los generalistas nacionales sólo lo hacen ABC y Público. Marca (2,75 millones de lectores) y ABC (730.000) son los que más crecen mientras El País (2,18 mill.), El Mundo (1,33 mill.), y La Razón (389.000) pierden lectores tanto respecto a la anterior oleada como respecto a un año atrás. Público, el último diario nacional, crece y alcanza los 190.000 lectores, con un perfil más joven y con más mujeres que la media de la prensa nacional.
En Barcelona la crisis de El Periódico (802.000 lectores) le hace perder audiencia respecto a la última oleada, pero crece un 1,78% respecto a hace un año. Y lo contrario ocurre en La Vanguardia (709.000): gana un 2% de audiencia respecto a noviembre de 2008 pero pierde 6.000 lectores en el interanual.
Las elecciones en el País Vasco y Galicia aúpan a El Correo (545.000 lectores) y La Voz de Galicia (610.000). También crecen diarios como Heraldo de Aragón (300.000), Faro de Vigo (279.000) o La Verdad (262.000).
Los gratuitos bajan y Marca se coloca en audiencia muy cerca del líder 20 Minutos. Pero la prensa gratuita todavía conserva un crecimiento en lectores respecto a un año atrás. Los próximos meses serán decisivos para saber si consiguen mantener sus cifras o las pierden con la menor distribución. 20 Minutos mantiene el liderazgo, con 2,77 millones de lectores; seguido por Qué, con 2,11, y ADN con 1,67.
En la radio crecen todas las grandes cadenas, encabezadas por la Ser y con Onda Cero batiendo a la Cope, que baja al tercer puesto en plena guerra entre Federico Jiménez Losantos y la dirección de la cadena. La cadena de Planeta y RNE son las emisoras de mayor crecimiento.
El cine sigue su caída libre con una audiencia de poco más de 1,5 millones de personas y un 4% de penetración, la mitad que hace cinco años.

Para Soitu.es

2 comments:

  1. Juan, vive dios, ¿pero todavía te tomas en serio el EGM? ¿No es sospechoso el boicot a las mediciones de internet y el cierre de filas de todo el sistema cuando alguien, con las aviesas intenciones que sean, trató de dinamitar este estudio que decide los bonos y virtudes de un sistema que ya tiene pocas virtudes? La audiencia está mirando y prestando atención a cosas en las que los anunciantes no quieren estar, por tanto, anunciantes y vendedores de espacio están encantados de mantener esta ficción que paga moquetas y edificios de ocho plantas, furgonetas y naves industriales, sueldos millonarios y privilegios sociales.

    ReplyDelete
  2. Es lo que tenemos. Y con todos sus problemas el único sobre el que más o menos hay un consenso. Al menos de utilización.

    ReplyDelete