Wednesday, July 08, 2009

Un sistema operativo para acabar con el PC

Google da el gran paso. El Gran Ciberleviatán quiere saltar de la web a los ordenadores para arrebatar su trono a Microsoft. Google anuncia un sistema operativo basado en su navegador Chrome. Empieza el fin de la era del PC en busca de un sistema operativo sencillo y ligero para trabajar con aplicaciones web gracias a conectividad móvil, la extensión de la banda ancha y el cloud computing (la nube de programas y servicios en internet).
Empiezo a escribir este artículo alertado por una información en un gadget en un lateral del escritorio de mi ordenador. Comento la noticia con algunos expertos en Google Talk y reviso cómo reaccionan los interesados y el mercado en un lector de RSS incrustado en una página del agregador iGoogle. Tomo alguna nota en otro gadget para textos. Empiezo a escribir en un editor web. Tentado estoy de repetir la nota de Google, como casi todas las suyas, bien editada para ser redistribuida viralmente por miles de usuarios en la web. Me freno y salgo del entorno del Gran Ciberleviatán. Un poco de libertad y distancia crítica.
Por comportamientos como este, cotidianos para muchísimos usuarios, Google anuncia que quiere reinventar los sistemas operativos: "para la gente que vive en la web". Sergey Brin, uno de los fundadores del Gran Buscador, lo adelantó cuando se lanzó el nuevo navegador: "Los usuarios de la web queremos un muy ligero y rápido motor para hacer funcionar aplicaciones", y sentenciaba que "los sistemas operativos son una vieja forma de pensar el mundo". Google quiere repensarlo con Chrome OS y de paso arrebatar su trono a Microsoft y hacer cambiar radicalmente a una buena parte del negocio del hardware, de las máquinas, para comenzar una nueva era de ordenadores low cost (¿aceptarán los fabricantes?).
No necesitamos grandes ni potentes ordenadores, es la conclusión de muchos usuarios y de Google. Caros y con gran cantidad de memoria. Basta con aparatos más sencillos, dotados de conexión permanente y la capacidad necesaria para conectarse a internet, abrir un navegador y empezar a usar todo el software y las aplicaciones que ya están en la web.
Fin de la era del PC. Freno al imperio de Windows y sus permanentes demandas de más velocidad de procesamiento, más memoria, más potencia. Los netbooks, los ultraportátiles, han demostrado que bastan para casi todas las demandas de un montón de usuarios. Una pantalla mejor, un teclado más cómodo y listo. Pero los ultraportátiles han demostrado también por primera vez que los usuarios comunes no deben tener miedo a Linux y el software libre. Microsoft lo sabe. Por eso se ha dado tanta prisa en desarrollar Windows 7, la última versión de su sistema. Por eso prepara Gazelle, un navegador como sistema operativo.
Pero Microsoft sigue siendo una empresa industrial. Google es el rey de la nueva economía, la de la atención y la velocidad. Por eso anuncia Google Chrome OS para tomar delantera. Y la web se pone en marcha para distribuir su promesa.
"Rapidez, simplicidad y seguridad". De arranque rápido, sin hacerte esperar tediosamente hasta que estás conectado. Un sistema operativo basado en un núcleo Linux (kernel) pero con una distribución propia: una versión adaptada a sus fines funcionales y al trabajo con aplicaciones web, esas tanto tiempo en beta que Google decidió hacer mayores también ayer, poco antes del anuncio de sus sistema operativo.
Google Chrome OS será un sistema operativo abierto, inicialmente orientado a notebooks y listo en 2010 pero preparado para todo tipo de ordenadores. Diferenciado de Android, su sistema operativo abierto para móviles y utilizado en netbooks. Coincidirán en algunas funcionalidades y se entenderán, compartirán aplicaciones, pero el concepto es distinto.
Google también quiere emular el éxito de Apple y sus aplicaciones para iPhone. Quiere atraer a los mejores programadores y crear una gran comunidad que desarrolle todo lo necesario para sus usuarios, rápido, simple, barato o gratis, a través de lo que denomina "la web es la plataforma": de desarrollo, distribución y marketing.
Una de las claves del futuro de Chrome OS será cómo y cuánto de abierto será. ¿Podrán los desarrolladores controlar sus aplicaciones? ¿Se podrán crear versiones personalizadas que eviten las acusaciones de monopolio? ¿Se liberará el código base o sólo lo necesario para el negocio de las aplicaciones? Por ahora no hay respuesta. Google afirma que ya está trabajando con socios y que "pronto trabajará con la comunidad de software libre".
También tendrá que convencer a los grandes fabricantes de hardware y componentes para crear drivers que permitan a los aparatos trabajar con el nuevo sistema operativo. Y a los grandes desarrolladores de software para que corran en el nuevo sistema. ¿O se reconstruirá la oferta de programas más habitual sólo con aplicaciones web y software libre? Para muchas necesidades, la oferta está ya cubierta. Y la plataforma de Google intentará ser tan atractiva como la del iPhone para los desarrolladores.
¿Y Linux y el resto de plataformas de software libre? A la espera de analizar las condiciones de Google para saber si este anuncio las fortalece o puede fagocitar a una gran parte. Pero el apoyo de una empresa con tantos recursos y tan respetada contribuye a alejar las reticencias de muchos.
¿Y qué pasa si no estás conectado? Con Google Gears ya es posible utilizar algunas aplicaciones como GMail o Google Desktop sin estar conectado. Las aplicaciones web funcionarán de esa forma cuando la conexión no sea accesible, algo cada vez menos importante en el mercado de consumo masivo.
El fin de una era de del PC y sus programas cautivos, sometidos al capricho de las actualizaciones, con la permanente inversión en actualizaciones que requiere, siempre pensando en un nuevo desembolso de dinero para cada nueva funcionalidad, puede empezar a acabar.
Tras el anuncio de Google uno se sonríe un poco al escuchar a la presidenta de Microsoft España, María Garaña, ofrecer Windows a 40 euros para una escuela 2.0 que se convierta en una granja de usuarios de sus programas.

Para Soitu.es

6 comments:

  1. Por fin plantan cara a Microsoft. Yo uso Linux hace bastante tiempo y me gusta. Hay que ver como será es sistema operativo de Google.

    ReplyDelete
  2. esto no es nuevo. Existen proyectyos de software libre que hacen lo mismo y protegiendo tu intimidad y confidencialidad (lo puedes instalar en un servidor propio y no en el de google). un ejemplo español es eyeOs (http://www.eyeos.org)

    ReplyDelete
  3. Google ha empezado como un simple buscador, terminó siendo el más usado de todos. Luego lanzó su explorer: Google Chrome que de a poco va gannado más popularidad. Creo que el sistema opertaivo sigue el mismo camino. Le llevará tiempo hacerle competencia a Windows pero con tal de que una persona lo pruebe y le guste ya todos van a empezar a utilizarlo.

    ReplyDelete
  4. Espero que con esto, la gente se de cuenta de que Microsoft ah estado praticamente robando dinero de los usuarios que no conocen otras opciones en cuanto a sistemas operativos. Y como dijo La Voz Deportiva; "con tal de que una persona lo pruebe y le guste ya todos van a empezar a utilizarlo".

    ReplyDelete
  5. Juan, no seas "cara"…

    ReplyDelete
  6. ganate 27 dolares diarios gratis registrate pinchando aqui

    ReplyDelete