Monday, July 06, 2009

Transparencia con la cultura de todos

Txetxu Barandiarán se pregunta cúanto del precio de los ebooks facsímiles de la Biblioteca Nacional (BN) se queda Bubok y cuánto la institución.
Y yo también.
La pregunta no es baladí ni de cascarrabias. La BN presta un servicio público poniendo sus fondos a disposición en impresión bajo demanda en internet. Pero como todas las administraciones e instituciones públicas debería acostumbrarse a ser más transparente.
En la información sobre el acuerdo con Bubok no se especifica qué porcentajes del precio final corresponden a la BN y cuáles a la editorial. Tratándose de obras de dominio público custodiadas por instituciones públicas sería bueno saber cómo se reparten los ingresos.
Pero es un mal habitual en la gestión pública de la cultura -y del resto de bienes y servicios públicos- en un país con poca cultura de transparencia informativa.
La cultura como servicio público debería ser más transparente. Los ciudadanos deberían saber cuánto les cuesta y quién recibe el dinero. Y por tanto poder juzgar cómo se gasta.
En el estado del bienestar digital que queriéndolo o no se está construyendo la ampliación del acceso y la distribución de contenidos debería conllevar una mejor gestión pública de los fondos y recursos dedicados a ellos.
Los ciudadanos deben saber cuánto pagan y a quién por los libros, las bibliotecas, el arte, el cine, la televisión y todos aquellas actividades y contenidos financiadas con el dinero de los impuestos. Más en el caso de obras de dominio público.
Como están demostrando las iniciativas del gobierno Obama en Estados Unidos, y otras en muchos otros lugares, es posible.
Pero además en un país como el nuestro el acceso a la cultura digital debería mantener algunas características de progresividad de nuestro sistema de servicios públicos.
Algunas preguntas que surgen:
¿Por qué paga un contribuyente en España, y por tanto financiador de la BN, lo mismo que un extranjero?
¿Debemos pagar todos lo mismo por esos libros o debe existir un sistema de descuentos para estudiantes, investigadores o pensionistas, por ejemplo?
¿Por qué sostener una gestión lineal de la cultura en el ciberespacio cuando hay herramientas y posibilidades para garantizar mayor acceso y una distribución más progresiva de los bienes culturales?

12 comments:

  1. ya que no me llamas te voy respondiendo en mi blog http://angelmaria.com

    ReplyDelete
  2. Me parece un artículo bastante pretencioso y que hace un flaco favor a la difusión de la cultura en este país.

    Tras leer el comentario de Ángel María me da la sensación que no habéis contrastado información para escribir esto. Precisamente este tipo de actitudes no son propias de quien escribe un blog de periodismo. El "Periodismo 2.0" no quiere decir que uno pueda decir lo que le dé la gana sin contrastar las fuentes.

    Ya que eres periodista, aplica la LO 2/84 de Derecho de Rectificación, y acláranos el asunto, por favor.

    ReplyDelete
  3. Me temo que era tan fácil como preguntar a Bubok. Es muy sencillo decir cosas a medias sin acordarte de que pueds hacer daño a terceros. Bubok ha estado meses trabajando para que los textos clásicos fueran accesibles al público llegando a un acuerdo con la BNE.

    ReplyDelete
  4. Realmente ha sido un caso de periodismo 2.0., pero del malo, del que usará algún medio tradicional para arremeter contra los blogs.

    No pregunto.
    No investigo.
    Cito a un blog que cita a otro blog que se pregunta algo. ¡De lujo!

    Para este viaje no hacían falta alforjas 2.0

    ReplyDelete
  5. dejadlo, de donde no hay no se puede sacar.

    ReplyDelete
  6. Una de las cosas que más valoro de la democracia y de la gestión de los activos públicos por parte de las administaciones es la transparencia. Y no puedo estar más de acuerdo en que tiene que existir una gestión transparente de la cultura.

    Pero la verdad es que no veo falta de trasparencia en la puesta en el mercado comercial del obras del fondo bibliográfico de la Biblioteca Nacional por parte de Bubok (o cualquier otra plataforma de publicación online). La publicidad por todos los medios de la relación es una clara muestra del ánimo de mantener la transparencia del negocio. Negocio que sin duda podría tener un impacto relevante en la difusión de la literatura española y la cultura en general. Y por otro lado, ayuda a demostrar que es posible emprender en internet si el modelos de negocio se fundamenta sobre propuestas de valor sólidas, como la que plantea Bubok con la Biblioteca Nacional.

    ReplyDelete
  7. Bueno, yo creo que deberiais de modificar la conducta. Se nota que sois periodistas y no gente de empresa. El problema no es de Bubok, ni de la BN, ni de gestión, ni... por una vez y sin que sirva de precedente... de ZP. El problema es que los hábitos de consumo cambian y el mercado, por fin, manda. Y mientras no estemos en un estado comunista o socialista lo que se lleva y manda es el capitalismo. Y los hábitos, el mercado y el capitalismo juntos dicen que lo único que quiero es consumir cultura cuando y donde quiera y al un precio razonable. Y eso vale también para el periodismo y la información.
    Ya no me importa si Bubok se lleva el 40% o el 10% o 90%... solo sé que valdrá muchísimo menos que por cualquier otro canal. Y además lo consumiré cuando quiera y no cuando dicte la editorial de turno.
    El modelo actual está muerto y si editoriales y prensa no quieren correr la misma suerte que las discográficas más les vale que se pongan a pensar en el consumidor y se adapten a lo que vienen.

    ReplyDelete
  8. En la rueda de prensa en la Biblioteca Nacional se dieron todos los detalles con ejemplos de lo que saca Bubok de cada libro que se vende del acuerdo con la Biblioteca Nacional.

    ReplyDelete
  9. Debido a la confusión sobre este post, seguramente una falta mía por no ser más claro, publico el comentario dejado en el blog de Angel María Herrera, responsable de Bubok, para aclarar bien por qué este comentario está escrito así y la publicación del acuerdo de la BN con Bubok no cambiaría su sentido.
    Reproduzco:
    http://angelmaria.com/2009/07/06/manda-cojones/comment-page-1/#comment-128791

    Angel María, siento que hayáis malentendido mi comentario. Posiblemente no está suficientemente diáfano.
    Lo aclaro.

    Primero, no os llamé porque mi intención no es conocer ni dar a conocer a mis lectores vuestro acuerdo. No es relevante para lo que el comentario propone.
    Lo que mi comentario en el blog, como reflexión y no como información, propone es que la Biblioteca Nacional debería dar a conocer estos datos a los ciudadanos -en la web, en cada compra, no a través de comunicaciones ni de periodistas, es una de las ventajas de la gestión digital- y además generar un modelo de pago progresivo que tenga en cuenta criterios de servicio público.

    Nada de eso tiene que ver con Bubok, que simplemente debería gestionar esa forma de comercializar las obras.
    La transparencia de la institución pública que es la BN no debe ser con los periodistas, sino con los ciudadanos, en cada libro y a la vista del comprador. Esta es una opinión que puede ser compartida o no, pero es un hecho contrastado que en este caso, como en prácticamente todos los similares que afectan a custodia o dominio público de obras culturales, no se dan esas condiciones.

    Por eso que yo aportara el dato no tiene mayor valor.
    Lo que propongo es una reflexión. Los datos están comprobados de la misma forma que lo puede hacer cualquier ciudadano y comprador, que no llamará al departamento de prensa ni de la BN ni de Bubok para enterarse del desglose del precio.
    Verá un precio y no sabra a qué corresponde su desglose.
    La propuesta es que la BN y el resto de instituciones públicas culturales sean más transparentes y me pregunto por la oportunidad de otra gestión, más progresiva, de la cultura financiada con fondos públicos.

    A partir de ahí la BN y resto de instituciones pueden y deben hacer todos los acuerdos necesarios con empresas para hacer más eficaces sus servicios. Lo único que deben hacer el cumplir la ley y las normas concursales cuando corresponda y ser transparentes en su formalización.
    Ahí sí creo que en el comunicado de la BN debería estar claro cuál es el acuerdo económico y de derechos con Bubok.

    Acabo con tres preguntas:
    "¿Por qué paga un contribuyente en España, y por tanto financiador de la BN, lo mismo que un extranjero?
    ¿Debemos pagar todos lo mismo por esos libros o debe existir un sistema de descuentos para estudiantes, investigadores o pensionistas, por ejemplo?
    ¿Por qué sostener una gestión lineal de la cultura en el ciberespacio cuando hay herramientas y posibilidades para garantizar mayor acceso y una distribución más progresiva de los bienes culturales?"

    Siento que se haya confundido mi propuesta con una mala información. Mantengo esas preguntas y la propuesta, independientemente del acuerdo de Bubok con la BN, que en este caso ha servido sólo de ejemplo.

    ReplyDelete
  10. La transparencia es que la información esté disponible. El hecho de que no esté en letra grande y en la cabecera es tan sólo una cuestión de diseño. En el caso de Bubok, sea quien sea el que publique, lo que se queda cada parte está claro porque aparece en la web y es público.

    Las preguntas que te planteas al final, no entiendo muy bien cuál es su relación con el tema de la BN. Las impresiones tienen un coste que es el que es y si se deben subvencionar para determinados colectivos (se deben subvencionar los libros de texto a los alumnos o a los españoles?) es otro tema muy distinto al de la transparencia.

    Me parece una falta de profesionalidad total en un blog que se autodenomina de periodistas, ya sea una reflexión o como quieras llamarlo. Además de que es criticar por criticar, buscando siempre donde está la trampa en cada buena iniciativa que se lleva a cabo en este país.

    ReplyDelete
  11. Tranquilo Juan, todos los que han escrito aquí son colegas más o menos bienintencionados de Ángel María. Creo que tu artículo tiene el enfoque correcto. Apenas anunció este acuerdo yo fui la primera persona en hacerle exactamente esta misma pregunta en facebook a AM y sigo pensando que como ciudadana me merezco una información transparente. La BN se ha olvidado de que es un servicio público.

    ReplyDelete
  12. La radio gana 5,8 millones en lo que va de año (46,8% menos que en 2011) y registra una

    togel singapore

    ReplyDelete