Thursday, September 03, 2009

Nick Cave inaugura la novela multimedia

Nick Cave reads from The Death of Bunny Munro (Chapter 10) from maicasajusta on Vimeo.

Literatura. Con banda sonora y el autor convertido en actor. ¿Ha llegado un músico para convertir la literatura en multimedia gracias a los nuevos soportes digitales? El músico australiano Nick Cave publica (libro), lee (audiobook y vídeo) y pone música a su segunda novela, The Death of Bunny Munro, con una aplicación de iPhone para leer, oír o escuchar su música y su literatura.
La nueva literatura llega con reminiscencias de un tiempo perdido, el de los romances y los juglares, cuando el texto necesitaba estar vivo y ser recreado en una época de pocos lectores. La era multimedia devuelve a la letra su necesidad de ser leída en alto, de las imágenes, la interpretación y la música que la acompaña. Los libros digitales lo permiten. Al menos cuando la obra se diferencia del soporte y la literatura se ofrece en aparatos con calidad de lectura y posibilidades multimedia.
Es la visión de Canongate, la editorial de Nick Cave. Los que conozcan a este músico de voz profunda y letras tortuosas saben de su teatralidad. Dig, Lazarus, Dig, su último disco, iba acompañado de vídeos donde el cantante y su banda, The Bad Seeds, interpretaban a tahúres y magos jugándose vicios y destinos. Pero no ha sido Cave, sino su editorial, la que apostó por el iPhone. Él sólo había pensado en escribir un libro. Pero no le costó añadir una banda sonora y recitaciones con su voz profunda. Un proceso creativo ya ensayado en sus canciones y en álbumes como The Proposition.
¿Será The Death of Bunny Munro la obra que anuncie la nueva literatura digital y multimedia? Puede ser. Hasta ahora literatura y música estaban desconectadas por el soporte. Allen Ginsberg, Jack Kerouac y el resto de los poetas de la generación beat recuperaron hace 60 años el gusto por declamar su obra, a menudo acompañada de notas de jazz. Para muchos la estirpe de músicos como Bob Dylan, Lou Reed, Tom Waits o Nick Cave es la de los poetas y narradores musicalizados. Igual que en España o Latinoamérica la voz de los poetas se unió con la música a menudo, de la música popular a la canción protesta.
Muchos han imaginado novelas como Alta fidelidad, de Nick Hornby, o The Fortress of Solitude, de Jonathan Lethem, con su banda sonora. Y tuvieron que esperar a la película o a la edición de un álbum recopilatorio. Ahora, música, literatura e interpretación se unen.
Cave da una pista. Cuando Apple y las discográficas buscan un nuevo modelo de álbum que reivente el negocio de la música para superar a las descargas y al streaming, "más bien por accidente, con la publicación de este libro de repente estoy envuelto en coger al toro por los cuernos", ha dicho el cantante.
Soportes como Kindle son una revolución conservadora. Ebooks creados para sustituir el papel, no para transformarlo. Pero la nueva literatura necesita soportes multimedia y posibilidades interactivas, como ya defendió Joseph J. Exposito cuando aventuró la posibilidad de los libros abiertos y conectados. Por eso algunos editores se declaran agnósticos en cuanto a la plataforma y esperan a ver si los libros digitales se leerán al final en móviles, pantallas táctiles, ebooks, etc. Nuevas pantallas para nueva literatura o para la de siempre.
Pero Canongate ha sido lista al elegir a Nick Cave para este lanzamiento. Une la creatividad de un músico de letras ambiciosas y fuerte personalidad con una fama ya conseguida y una potente legión de seguidores que serán fans también de su literatura multimedia. Quizás más de esta interpretada por el propio Cave que cuando la lectura depende del lector, como ocurrió con su anterior novela, And the Ass Saw the Angel , que pasó sin pena ni gloria por las librerías.
Nick Cave sólo quería escribir una novela. De sexo, muerte, desesperación y desafío. Como sus canciones. Pero Bunny Munro posiblemente sea el principio de otra ¿revolución, generación, estilo? Los críticos literarios y la evolución de los soportes lo dirán. Pero Cave y Canongate quizá no estén sólo reinventando el libro, sino también el futuro de una parte de la música. Si el vídeo mató a la estrella de la radio y las descargas al CD, quizá la narrativa multimedia sea la última frontera de una evolución imparable.
Por ahora, como dice el músico, "veo la edición de papel como el libro real". "Me senté y escribí una novela", cuenta, "pero como cantante tengo una forma musical natural de escribir, es una situación única en la que puedes escribir y hacer música para una novela. Puede ser una forma diferente de hacer un poco de literatura".

Para Soitu.es

1 comment: