Thursday, December 03, 2009

El poder de un manifiesto

Cuando este mediodía encendía el teléfono de vuelta de un viaje desde Latinoamérica cuatro llamadas perdidas me sorprendieron. Todas me convocaban a una reunión en el Ministerio de Cultura esta mañana para abordar el manifiesto En defensa de los derechos fundamentales en internet.
Ninguno de los que participamos en el debate y discusión de ese manifiesto el día anterior esperábamos una reacción como la de hoy. Ni en la política, ni en los medios.
Pero las cosas están cambiando. El poder de la Red como espacio político y público asciende. Del resultado de la reunión podéis enteraros por las crónicas e impresiones de quienes pudieron asistir: Nacho Escolar, Jesús Encinar, Julio Alonso y otros, además de la propia nota de prensa del Ministerio encabezado por Ángeles González-Sinde.
Esta tarde el propio presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha tenido que matizar a su ministra. Y lo ha repetido el ministro de Justicia, Francisco Caamaño.

Internet se empieza a consolidar como espacio público y político. Lo tantas veces repetido comienza a ser verdad. Nadie puede vivir al margen de la Red porque muchos estamos en ella. La velocidad de organización, comunicación y su impacto, además de la facilidad para poner a gente de acuerdo -como en las listas de correo y el Wave que sirvieron para alimentar, debatir y redactar el manifiesto-, es cada vez mayor.

Los ciudadanos están en internet. Con una penetración del 60% de la población es un espacio público que no se puede obviar.

Lo real y lo digital convergen. La realidad está, se discute y se comparte en internet. Cada vez más personas, grupos, temas o intereses se citan en el mayor espacio de participación continua disponible. Y la vida real ya está en la Red. Cada día más.

Internet madura. Internautas somos todos. O casi. Pero al menos sí lo son las capas y sectores más activos de la sociedad. La cultura digital y sus hábitos ya deja huella tanto en los nativos como en los inmigrantes digitales. Y representa a grupos y personas que también tienen relevancia fuera de la Red, a los que no se puede marginar. Entre los creadores y firmantes del manifiesto hay empresarios, profesores, columnistas, periodistas, profesionales, etc. que a la vez son internautas, blogueros y participan en listas, redes sociales, etc.

Enorme poder de movilización y viralidad. 1,4 millones de resultados en Google a esta hora con el título del manifiesto. Está por todas partes y su distribución viral ha sido enorme. La diversidad de sus impulsores ha multiplicado su viralidad.

Los políticos, atentos. No pueden vivir al margen. Se acabó. Internet ya no es sólo un espacio para la propaganda. La política en internet pide espacio y las políticas de internet son importantes para muchos ciudadanos, sectores económicos y sociales.

La red también tiene poder. No sólo los lobbies, el poder político y económico son capaces de condicionar a los gobiernos y a la democracia. Los ciudadanos tienen a su alcance una herramienta fenomenal. Y no es neutra. Más allá de diferencias ideológicas, la costumbre de la cultura participativa y libre de internet ha ido generando un sustrato de percepción de derechos, libertades y, sobre todo, una visión sobre ciertos asuntos públicos que, cuando se pone en marcha con eficacia, ejerce un poder democrático.
El problema es cuando es manipulado por unos pocos, los intereses particulares o el marketing. En el caso del manifiesto, la insistencia y el debate de tantos años sobre los negocios, las libertades y las nuevas necesidades de una revolución social, cultural, política y económica emanan principios y criterios a los que muchos se pueden adherir, un nuevo consenso social sobre ciertos temas.

La nueva economía planta cara a la tradicional. La obsolescencia de algunos modelos económicos y de negocio, unidos a la crisis, han aumentado el esfuerzo de muchos grupos de presión y su poder de convicción sobre los perjudicados. Pero la economía digital y de las nuevas tecnologías ya es una parte muy importante del PIB y la economía real. En medida y en los efectos que produce sobre productos, marcas, estrategias, etc.

La clave es participar. Las asociaciones digitales, las redes sociales, las multitudes inteligentes, suelen considerarse coaliciones frágiles. Grupos de personas que se asocian para defender intereses concretos y a menudo individuales y sectoriales, sin vinculación directa con el clásico bien común. Pero la ciudadanía 3.0 comienza a desarrollar nuevas morfologías y a establecer algunas ideas, principios, libertades y derechos defendidos una y otra vez.
El gran desafío, sobre todo para un país como España, es crear una sociedad civil digital. Para superar un déficit democrático histórico.

Y permiso para un par de reflexiones políticas. Diferentes fuentes han comentado esta tarde su disgusto por un problema que podía haberse evitado. Mis informaciones coinciden bastante con las ya publicadas por Nacho Escolar.
Pero no es la primera vez que ocurre.
Hace un par de semanas en Ficod el gobierno presentaba la ampliación del servicio universal a banda ancha de un mega como estandarte de la apuesta por las nuevas tecnologías para la próxima presidencia europea. La ministra de Cultura vendía entonces la renuncia de España al modelo europeo de vigilancia de internet con capacidad para desconectar a usuarios.
Era la cara amable de una medida largamente anunciada.
La estrategia de inclusión de la nueva normativa en la ley de economía sostenible y su redacción ha sido un error.
La coordinación política y la estrategia de comunicación, un desastre.
Un problema repetido con todo lo que afecta a las nuevas tecnologías en España con la sempiterna diferencia entre los criterios de Industria y los de Cultura, el peso del sector audiovisual en la política y la querencia de sectores políticos por el glamour de la cultura y los medios.
Más le valdría al gobierno aprender de los errores y al PP, que se ha apuntado rápidamente a esta batalla, no caer en la permanente hipocresía de defender contra el PSOE lo que no defiende en Europa ni en otras instituciones donde se decide sobre estos ámbitos.

15 comments:

  1. Juan, precisamente por eso a muchos nos sorprende. "La clave es participar", dices, y aquí no se ha consultado a nadie ni quien "representa" a los internautas, ni qué perseguimos ni nada, cuando era más fácil que nunca. No se qué se habrá conseguido (ese matiz) pero a muchos internautas, que también existimos, no nos ha gustado nada cómo.

    ReplyDelete
  2. Sé que no hay manera de que lo vea, pero ahora mismo estoy haciendo una genuflexión tras otra. Se puede decir más alto, pero no más claro.

    Un artículo imperdible.

    Ôo-~

    ReplyDelete
  3. Me parece que 1,4 millones de páginas y blogs reflejando el manifiesto son una buena muestra de representación Josefa. Somos miles los bloggers que hemos apoyado la iniciativa, y prueba de ello es la alarma que ha generado todo este asunto en el Gobierno. Los políticos, como bien dice el post, han de empezar a tomar nota de las nuevas formas organizativas en Internet.

    ReplyDelete
  4. La diferencia de la vida real y la digital es que en el real nuestros representantes políticos, sindicales, de asociaciones culturales y deportivas, los de la comunidad de propietarios... son elegidos democráticamente; en la digital, el propio Ministerio ha elegido a los representantes de los internautas (¿?)
    Como decía @mmadrigal, la "Patronal de internet" se reúne con la ministra.

    ReplyDelete
  5. ¿Vida real en la red? Permita que me carcajee.

    ReplyDelete
  6. Estoy totalmente de acuerdo con Javier. Para empezar el manifiesto que se ha divulgado al estilo del marketing viral ha sido confeccionado por unos cuantos, igualmente unos cuantos han sido los que se han reunido con la ministra. El error es del ministerio y de ellos mismos por entrar en el juego. ¿O quizá no hablamos de sociedad red participativa?

    ReplyDelete
  7. Ya son aproximadamente 36.900.000 resultados de Google de "En defensa de los derechos fundamentales en internet".

    A esto es lo que yo llamo la capacidad viral de la Red o el "efecto palanca".

    ReplyDelete
  8. "No empecemos a chuparnos..." como dijo Mr. Lobo. El presidente ha matizado, pero no ha desautorizado y sobre todo no se ha cambiado el proyecto de ley, ergo todavía la libertad de expresión está en serio peligro .

    ReplyDelete
  9. ¡¡¡BRAVO!!! Suscribo todo lo dicho en este post.

    ReplyDelete
  10. La ONU nos ha mentido: Se descubre que el Calentamiento Global no es culpa del ser humano Un hacker ha conseguido entrar en la base de datos de la ONU, llegando a descubrir la mentira sobre el cambio climático. Al parecer han estado todo este tiempo eliminando pruebas, exagerando datos y callando a los científicos escépticos. Se descubre además que han intentado ocultar y desaprobar la presencia de cambio climático en la Edad Media el cual, como es de esperar, no fue probocado por el ser humano. Pero esto no termina aquí. La historia ha sido noticia en casi todos los periódicos del mundo, encabezados por Estado Unidos. En España sin embargo no ha aparecido ni en páginas interiores. Por lo que se ve al gobierno socialista, que ha defendido y presentado numerosas campañas verdes, no le interesa difundirlo. Mañana mismo presenta la aprobación de un impuesto nuevo sobre elementos contaminantes. ¿Casualidad? FUENTES: http://movidas-varias.blogspot.com/2009/11/un-hacker-evidencia-la-farsa-del-cambio.html http://www.elciudadano.cl/2009/11/25/climate-gate-hackers-habrian-develado-farsa-del-calentamiento-global/ CLIMATE GATE El fenómeno de destape ha recibido el nombre de Climate Gate. En este video un investigador nos cuenta como esta farsa servía hasta el momento para incubrir la realidad de las intenciones de Estados Unidos y la Union Europea entre otros, para, entre varias cosas, subir los impuestos. A los gobiernos verdes se les ha acabado el lujo

    ReplyDelete
  11. Lo que está claro es que hay seguir ojo avizor con estos rancio-progres que nos gobiernan.

    ReplyDelete
  12. Excelente el fondo del blog!! buenisimo!!
    Saludos

    ReplyDelete
  13. Me gusta este tipo de periodismo!

    Felciitaciones!
    Que continue!!

    ReplyDelete
  14. after I read your article I was very interested and it was very helpful for me , I wait for your next other article ,thanks.
    togel singapore

    ReplyDelete