Tuesday, January 26, 2010

Defensa del enlace

Cobrar por ver. Es lo más parecido a la intención de limitar el hipertexto y privatizar con copyright los enlaces. Cobrar por enlazar es achicar el acceso a la información y privatizar el dominio público ampliado gracias a internet. La lucha de los medios y la industria de los contenidos contra buscadores, agregadores y redes sociales erosiona la libertad de expresión y los derechos ciudadanos. Cuando crece la demanda por el gobierno abierto y el acceso a la información pública, la industria, golpeada por la crisis y apremiada por los desafíos digitales, amenaza el interés público.

El proyecto de ley de economía sostenible permite bloquear enlaces alegando daño patrimonial. Los editores españoles se unen a los grandes grupos de medios contra el acceso a sus contenidos sin permiso –instaurar una licencia económica-, como ya hizo la agencia Associated Press en 2008. El magnate Rupert Murdoch bloquea al agregador británico NewsNow los enlaces a The Times. Francia propone una tasa Google y surgen voces a favor de un impuesto a los enlaces comerciales imitando la tasa Tobin a las transacciones financieras.

El objetivo es cobrar por los enlaces. Es el resultado de la negativa de las empresas de internet a compartir sus beneficios, los problemas del negocio digital y la evidencia de que muchos usuarios se conforman con la cita y nunca llegan a la fuente de la información.

Pero internet no es un medio. Es un espacio público donde los ciudadanos viven, se comunican, informan y comparten. La privatización perjudica a la sociedad. Cualquiera tiene derecho a cobrar por su producto o a reservarlo para sus clientes, pero nadie debería poder limitar el acceso al espacio público. Si no quieren estar, pueden retirar sus contenidos con una simple operación técnica. No lo hacen por la pérdida de visibilidad, audiencia y reputación lograda en buscadores, agregadores y por las citas en las redes sociales.

El enlace no es el contenido. Es el primero de los mitos denunciados ya en 1997 por Tim Berners-Lee, creador de la web. La ley española de propiedad intelectual garantiza la cita y el uso de información de actualidad, como la legislación internacional, pero permite reservar derechos o cobrar. Hacerlo sería un paso atrás en la ampliación de la esfera pública y el derecho a la información, propiedad de los ciudadanos, no de los medios. La disputa económica por el negocio no puede atentar contra el interés público ni expandir el modelo de pago para privatizar lo que es de todos. Los medios deberían preocuparse más de por qué tantos usuarios se conforman con una cita y no olvidar que sus contenidos son también resultado del espacio público.

Columna en Público

6 comments:

  1. El link no es el contenido, es la puerta a ese contenido, y el que genera ese contenido debería tener las herramientas para mantener esa puerta abierta, entornada, abierta unas veces y otras no, etc. Por qué ha de estar necesariamente abierta? hablas de privatizar lo que es de todos, intentas decir que el contenido que yo genero es de todos? El contenido del New York Times es de "interés público" y debería ser de acceso gratuito? No lo cazo, de verdad, me lo expliquen.

    El artículo defiende el link pero no tengo claro de qué. De quienes intentan hacerlo de pago? Me parece que es lo que Google lleva haciendo toda la vida (la suya, claro), lo que pasa es que lo hace en una sola dirección: solo cobra, no paga. Si precisamente gracias a eso se basa la nueva web o la web 2.0 o como se que se llame, en la posibilidad de cobrar por los links!! Explícame si no como se sostienen todos esos chiripitiflauticos servicios que nos permiten colgar nuestro en-su-inmensa-mayoría-cutre-contenido-generado-por-el-usuario que nos hace tan felices a unos, y tan ricos a otros.

    Porque por mucho que digas Internet SI es un medio. Dices " Es un espacio público donde... blablabla... y comparten" Vale, todos de acuerdo pero que, además, es un medio de comunicación no lo pone en duda nadie a estas alturas. Y como medio de comunicación hay empresas explotándolo. El problema es que esas empresas (pongo el ejemplo típico, Telefonica, pero hay muchas, muchas más) no pagan por el contenido de su muy rentable medio de comunicación. Es como si Tele 5 no pagara a las productoras que hacen sus programas sólo por que fuera muy fácil "obtener" esos contenidos, por ejemplo, guiñando un ojo. Me temo que si fuese así, ante la queja de las productoras siempre habría alguien que escribiera un artículo llamado “Defensa del guiño”, defendiendo la libertad de los usuarios a recibir esos contenidos considerándolos de “interes público”. Mezclando muy elocuentemente cosas que nada tienen que ver entre si, y en el proceso haciendo más difícil un problema ya de por si muy complejo.

    ReplyDelete
  2. Luis, poner a Google como ejemplo de empresa que "solo cobra" es totalmente falso. No sé tu, pero yo llevo años utilizando sus servicios (gmail, calendar,...), algunos de ellos han cambiado nuestra vida (Maps, StreetView...), sin haber pagado nunca un duro a Google.
    Además, la comparación que haces con la relación de Tele y las productoras no sirve, ahí está la gracia de Internet. La red lo cambia todo. Aquí es imposible pretender que una información sea propiedad tuya, va en contra de la esencia misma de Internet. Todo el mundo es libre de cobrar por su contenido, de mantener la puerta "cerrada", pero no de impedir los links.

    No sé porqué están en Internet los que no entienden cómo funciona ni qué es, es decir, como decidieron que fuera los que lo crearon (como Berners-Lee, que aparece en el post). Si no les gusta, si no les sale rentable, que no lo utilicen. Pero querer cambiar las normas de todos a su gusto, eso sí que no.

    ReplyDelete
  3. Luis, cualquiera puede mantener su puerta cerrada. Tiene todo el derecho. Pero no tiene derecho a que los demás no sepan de la existencia de esa puerta.
    Más fácil: cualquiera puede mantener una puerta, pero no puede prohibir a los demás nombrarla. Eso es el enlace, el lenguaje, el código, de la web.
    Por eso genera un espacio público donde todos estamos tenemos derecho a saber y compartir. La propiedad es sobre los contenidos. Si quieres entrar en mi casa yo tengo el derecho de mantener la puerta abierta, abrirte cuando llamas, cobrarte o no dejarte pasar.
    Muchos cobrar por los links comerciales, como se cobra por la publicidad exterior en la calle, señalizaciones comerciales del espacio público. Eso son los contextuales.
    Internet no es un medio. Es una plataforma, un canal y un espacio público. En esa plataforma existen muchos medios con distintas herramientas, productos, conductas, posibilidades, etc. Los medios digitales sí son medios, pero internet es mucho más.
    Telefónica tiene medios de comunicación en internet, Terra, por ejemplo, pero el canal es una plataforma de telecomunicación que además no es suyo. Ellos sólo dan acceso.
    Pero hacia donde tu vas es otra discusión que ya ha sido muy debatida en este blos y es distinto del enlace. Es la discusión sobre la propiedad de los contenidos.
    Mi posición es muy sencilla:
    estoy a favor de los contenidos privados, mejor si son abiertos, que no quiere decir gratis;
    promuevo la propiedad intelectual abierta y flexible, con la que se pueden hacer buenos negocios;
    y defiendo la ampliación del dominio público para enriquecer a todos.
    Pero el enlace no son los contenidos. Cualquiera tiene derecho a que su obra o servicio sea de pago, pero no a cobrarme por contarle a otro que existe.
    Espero haber despejado tus dudas.

    ReplyDelete
  4. Luis, tu prohibe los links a tu pagina, haber cuantas visitas recibes.

    ReplyDelete
  5. Esto es como cuando pasas por delante de un kiosco de toda la vida y te entretienes viendo los titulares de los periódicos, de las revistas... puedes decidir comprar ... o no.
    Si quieres ver el artículo completo, está bien que se pague por ello, pero está claro que la gente que solo lee los titulares , se pongan como se pongan no comprarán el artículo

    ReplyDelete
  6. Luis, si no quieres que Google "vea" tus enlaces es tan fácil como modificar robots.txt para cerrarle la puerta, eso sí, luego no protestes por que no apareces en las búsquedas.

    En cuanto al resto de demagogia no merece perder ni un segundo en rebatirla.

    ReplyDelete