Tuesday, February 16, 2010

Pacto contra la neutralidad de la red

Vodafone sigue a Telefónica en la ofensiva contra la neutralidad de la red. Las telecomunicaciones señalan el intento de cambio de rumbo en el Mobile World Congress de Barcelona, el mayor escaparate de los móviles y de la internet móvil, donde la neutralidad de red no existe y los operadores gestionan en función de sus necesidades y de la capacidad técnica.
La campaña de las telecos para conseguir cobrar por el tráfico de datos según los contenidos que se transmitan avanza en busca de un pacto en la presidencia española de la Unión Europea.
A las principales consultoras del sector internacionales se suma Deloitte, que también apoya el fin de las tarifas planas y una opción de discriminación limitada con diferentes grados de servicio para proteger el negocio de las telefónicas e imponer el cobro a los grandes proveedores de contenidos, de los buscadores a los servicios de voz sobre internet (voip) o de vídeo.
El ministro de Industria, Miguel Sebastián, ya ha avisado al gobierno: hay que discutir un cambio en la neutralidad de la red y aprovechar el semestre de presidencia comunitaria para hacerlo.
Berec, el nuevo regulador de telecomunicaciones, ya tenía previsto tratar este año una nueva definición de la neutralidad de la red.
Las posturas se dividen entre quienes defienden la neutralidad, como acaba de hacer el gobierno Obama a través de la FCC, el regulador norteamericano. Los que aceptan una discriminación limitada, como la propuesta en Gran Bretaña y que se abre paso en Europa. Y los que piden el pago para primar los servicios de datos, un sistema similar al de los operadores de televisión de pago, cable, satélite o iptv.
Las grandes telefónicas comparten con los grandes grupos de comunicación la intención de cobrar por los contenidos en las redes y el enlace.
Mientras el ministro Sebastián habla con las telefónicas y apoya sus demandas, la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega tiene previsto abrir una nueva ronda de reuniones con los medios de comunicación en los próximos días para estudiar los métodos de ayudas a la prensa. Entre ellas, la petición de todas las asociaciones de editores, tanto de medios de pago como gratuitos, de estudiar el cobro por el enlace y los contenidos a los medios de internet: buscadores y agregadores principalmente.
Medios y telefónicas pretenden recuperar el control sobre los contenidos y su distribución. Para la industria, los buscadores y las grandes empresas de internet se han hecho con ellos. Lo mismo ocurre en el vídeo en internet, con Google y las redes sociales como principales amenazas para los medios. Y en la internet móvil, el paraíso deseado del pago, las aplicaciones para móviles amenazan con reducir el negocio y el control de las operadoras.
La mayoría de los creadores y las gestoras de contenidos impulsan el endurecimiento de la legislación de propiedad intelectual, tal como ha sido recogido en el proyecto de ley de economía sostenible (LES) y ya aceptado con ciertas modificaciones por los grupos del Congreso. A pesar de informes en contra como los de la Comisión de la Competencia y el del Consejo Fiscal, la facultad del Ministerio de Cultura de proponer el cierre de webs por las descargas saldrá adelante, como repiten los ministros involucrados.
A las telecos no les gusta la solución de la LES. Ni el endurecimiento de los derechos de propiedad intelectual ni tampoco la violación del secreto de las comunicaciones para aportar datos de los infractores. Por eso prefieren y proponen un pacto para reducir la neutralidad de la red, una solución que podría ser mejor aceptada por todos y tener menos impacto en la opinión pública.
El objetivo de las telecos es controlar los contenidos que distribuyen por sus redes, bien con la imposición de licencias de pago o ampliando las actuales posibilidades de discriminación técnica. De esa forma se podrían establecer alianzas con los medios para primar su velocidad y sus contenidos en el caso de que las autoridades europeas no aceptasen limitar comercialmente la neutralidad.
En España, el apoyo del Ministerio de Industria sería la contrapartida por la nueva financiación de RTVE, que grava a las operadoras nacionales con un 0,9% de su facturación y por la promesa de Miguel Sebastián de la extensión del servicio universal de telecomunicaciones a un mega de banda ancha.
Las operadoras están en pleno proceso de inversión en las redes de nueva generación y crecen las quejas por la escasa financiación pública. El ejecutivo de Zapatero se resiste a una mayor inversión en redes y a promulgar nuevos impuestos para su extensión como el defendido en Gran Bretaña.
La televisión es la otra gran interesada en el fin de la neutralidad. Lo ha sido siempre con sus presiones en la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual contra el audiovisual en internet. 2010 será el año de la convergencia de la televisión con internet cuando toda la televisión es digital con la TDT.
Poco a poco se fragua un pacto buscado por muchos. Está por ver cómo evoluciona y si las autoridades europeas y los reguladores, entre ellos el español, están a favor de un cambio semejante.

6 comments:

  1. Quieren convertir a Internet en una nueva TV y al paso que van, si no hacemos nada, lo van a conseguir

    ReplyDelete
  2. Se viene venir desde hace tiempo. los conglomerados, todos los que tienen algo que ver estan como locos por sacar todo el dinero posible de la internet y uno de los pasos para ello es tirarse abajo el principio de la neutralidad de la red. En principio ni la libertad de informacion les conviene y por ello si al aplastarla sacan algo para engordar sus billeteras tanto mejor, mas rapido lo haran. Pero es posible que halla formas de detener la tendencia desde la sociedad civil y con la ayuda de quienes esten financieramente preocupados por mantener el modelo actual. Que google de muestras de interes en participar de ingresar al mercado de los operadores de la internet fisica es de por si una buena señal.

    ReplyDelete
  3. Esto es una verguenza.Quieren exprimir tanto internet que conectarse va a ser como comprar en Armani.
    Por otro lado,yo quiero mi parte del dinero que ganan las compañias de ADSL por tener contenidos en la red.
    Lo suyo seria conseguir firmas para una proposicion no de ley en la cual los "autores",en este caso nosotros,cobremos parte de lo que cobra Telefonica cada vez que se lee el contenido de uno de nuestros blog/web.

    ReplyDelete
  4. quiza debemos pensar en montar nuestro propio isp los usuarios juntos de manera cooperativa somos los que pagamos las tarifas que sostienen a los isp si decidimos irnos a otro pues hay damos donde duele. y sino hay ninguno pues quiza deberiamos unirnos todos y montar uno en nosotros esta el poder de hacerlo unidos

    ReplyDelete
  5. La pérdida de control les pone muy nerviosos, está claro. Porque ahora no hay un número de canales de televisión, periódicos y emisoras que se reparten la publicidad y que pueden calcular los ingresos que tendrán aunque no cobren por los contenidos... Internet ha acabado con eso, lo ha diluido, permitiendo al usuario/consumidor/productor elegir entre multitud de opciones, normalmente gratis.
    Hace tiempo que el debate sobre nuevas formas de financiación está teniendo lugar en los centros neurálgicos de los medios de comunicación y entre los que vivimos de ello, pero... ¿ésta es la solución? ¿Volver al control sobre lo que consume (la cantidad) el usuario? No me convence.

    ReplyDelete
  6. La fábula de Uguel y Fónico en el Reino de Weblandia http://wp.me/pNhN0-4R

    ReplyDelete