Tuesday, February 02, 2010

Un pacto para enlazar y por el derecho de cita

Google pide la ampliación del derecho de cita de información y trabajos de actualidad para evitar la persecución de los medios informativos.
Es su respuesta -y la de quienes defendemos una sociedad de la información más abierta y justa- en la Subcomisión de Propiedad Intelectual del Congreso a las presiones para cobrar por enlazar.
Una ampliación necesaria para acabar con la guerra entre medios, buscadores, agregadores de noticias y servicios de press clipping.

La regla de oro de una nueva ética del enlace debería ser permitir la cita de información cuando amplía los contenidos públicos; reconoce, atribuye y enlaza a la fuente original; y aumenta el valor y el acceso de la información para los ciudadanos: con más contenido, selección o herramientas.

Un pacto para enlazar donde enlazadores y enlazados cumplan los principios del uso justo (en la doctrina del copyright) y el derecho del cita del artículo 33 de la Ley de Propiedad Intelectual.
Los internautas y las empresas de internet se comprometen por este pacto a no hacer abusiva la cita hasta llegar a la copia, además de reconocer y enlazar siempre a la fuente original de los contenidos.
Los propietarios de los derechos reciben el reconocimiento, la reputación y los usuarios provenientes de la economía del enlace sin renunciar ni a su autoría ni a la propiedad de sus contenidos. Renuncian a una remuneración económica garantizada por la ley a cambio de una contraprestación en atención, público e interés para la publicidad.
De esta forma unas compañías pagan a otras con la misma moneda que todas usan en una economía digital donde la selección entre la abundancia es uno de los mejores valores.
Esa ética o código del enlace se aplica por igual a todos los enlaces y sólo excluye aquellos productos que no cumplan el mismo grado de apertura y acceso a los contenidos. Una condición similar a la de las licencias Creative Commons o copyleft que obliga a respetar las mismas garantías y derechos de la obra original en las obras derivadas (reciprocidad).
Quedan excluidos de este pacto y obligados a pagar las licencias o contraprestaciones correspondientes todos aquellos servicios o contenidos que utilicen contenidos en obras no puestas a disposición del público general: por ejemplo el caso de las revistas de prensa para empresas o políticos.
También las nuevas herramientas como las aplicaciones para móviles o dispositivos de uso personal y que trasladan los contenidos de los medios directamente al usuario. Los modelos de negocio basados en la distribución y comercialización de la información y los contenidos a través de plataformas de acceso. Aplicaciones de iPhone, iPad, Android, Blackberry, etc.
En los fundamentos de esta ética y contraprestación del enlace está la consideración de la información como un procomún. Un bien que pertenece a todos y cuya producción es inviable sin la colaboración y el uso de recursos y bienes públicos. En definitiva, el derecho a la información de todos los ciudadanos consagrado por las leyes, la Constitución (artículo 20) y la Declaración de Derechos Humanos (art. 19).

7 comments:

  1. No estoy nada a favor de ese pacto.

    Una cosa es que una persona cite una pequeña parte de un texto y la enlace sin que vaya a tener ningún beneficio ecónomico pero otra cosa muy diferente es que lo hagan empresas como Google para ahorrarse muchos millones de euros que es lo que tienen que hacer en el resto de los paises.

    ReplyDelete
  2. En esta lucha por la cultura libre, Google puede ser un aliado. Pero cuando acabe esta lucha defenderá sus propios intereses, como cualquier otra empresa.

    ReplyDelete
  3. Yo estoy de acuerdo en tanto se respete la obligatoriedad de enlace a la fuente, por ejemplo LaMula.pe copia integramente articulos, citando la fuente pero "distraidamente" no coloca el enlace al articulo original, y Libertaddigital, cita, extrae y hace referencias pero a veces no coloca el enlace a la fuente original, especialmente si esta fuente es "El Pais".

    Los citadores deberian enlazar si la fuente existe.

    ReplyDelete
  4. Los periódicos tienen mucha experiencia en eso de citar y no nombrar la fuente. Cuando uno lee muchos artículos de El País, El Mundo y otras publicaciones, especialmente en la sección tecnología, se da cuenta (porque lo ha leido antes) en muchas ocasiones de dónde ha salido la información: de un blog especializado en inglés, otra web en el mismo idioma, etc.

    Y los enlaces o referencias son nulos.

    ¿Por qué? Ellos sabrán, pero la creencia de dirigir a un lector a otro espacio que no es el tuyo sigue instalado en muchos "mandamases" de los medios. Tendrán que darse cuenta ellos mismos. Estudios hay unos cuantos.

    ReplyDelete
  5. Google es una empresa. Y actúa como tal. Pero la restricción al derecho de enlace no afecta sólo a empresas como Google, sino a muchos blogs y empresas pequeñas. Tampoco se trata de permitir la copia ni el plagio.
    El pacto debe basarse en la reciprocidad: dar para que te den y ampliar el espacio público y el acceso a la información, que beneficia a ciudadanos y medios.
    Si el consenso fuese posible se fortalecerían los argumentos y los límites contra quienes lo infrinjan.

    ReplyDelete
  6. Habría que matizar el contexto en que se usa la cita. A mi entender cualquier uso no comercial del derecho a cita debería ser permitido sin llegar a otras cuestiones con excepción del plagio, esto es, adjudicarse la autoría explícitamente.
    En el ámbito comercial se debería establecer la obligación de proporcionar los datos de origen de la cita indicando fuente, obra original, localización en la obra y autor. La fuente de la información es importante de cara a citar contenidos de origen no claro, la obra y la localización de la parte citada (página, enlace, etc) en la obra ayuda al reconocimiento y verificación del contenido.
    Las limitaciones a la cita deberían darse en usos comerciales siempre y cuando el producto resultante de la cita reste valor al original. Si el uso de la cita produce un nuevo producto que no resta valor, como es el caso de Google News o actividades similares de press clipping, no veo razón para estar compensando nada.
    Cuando hablo de uso comercial entiendo este como una ganancia económica proporcionada de manera significativa por el uso de la cita de tal forma que si se eliminase la cita desapareciera la ganancia.

    ReplyDelete
  7. Yo creo que la cosa es tan simple como ponerse en el lugar del otro. ¿Qué ocurriría si yo me encontrase algo que yo he escrito expuesto de la manera en que yo pretendo hacerlo? Y tendremos la respuesta. Creo que algunos medios deberían entender que un enlace a un contenido suyo tiene mucho más valor que el económico (posicionamiento, reconocimiento, visitas...), pero también que si tú generas un producto o servicio que te genera ingresos a partir de los contenidos de los demás, esos contenidos son tu "materia prima". Y la materia prima, salvo que sea aire, forma parte de la partida de gastos en todas las empresas de este mundo. Un claro ejemplo son las empresas de press.clipping. Os dejo un post que he encoentrado al respecto y que me parece interesante.http://www.culturatic.es/2010/01/una-empresa-de-press-cliping-debe-cesar.html.

    ReplyDelete