Monday, March 01, 2010

Información: multiplataforma, móvil y social


El futuro de la información aparece cada día más claro: internet se convierte en el primer medio y el móvil se consolida como aparato de acceso para los más interesados y participativos. Los mayores consumidores y más activos en los propios medios, en las redes sociales y plataformas de microblogging.
En pocos días, dos encuestas, Navegantes en la Red del EGM y Understanding the Participatory News Consumer, de Pew Internet, muestran la evolución del consumo de información en España y Estados Unidos.
Los datos confirman el retroceso de la difusión y audiencia de las ediciones de papel; el ascenso del móvil, especialmente de los usuarios de smartphones, en el consumo de noticias; y la cada vez mayor influencia del flujo social, la participación y los enlaces compartidos en redes como Facebook y Twitter.

La información es omnipresente. Está en todo y al instante en la era del acceso, con sus dos herramientas básicas y modelos de distribución: plataformas (móviles, iPad y ereaders) o flujo social (redes sociales, recomendaciones, social networking).
Los usuarios consumen más información que nunca, varias veces al día, y a través de varios medios.

Consumo multiplataforma. En EE UU, el 92% de los americanos usan varias plataformas informativas y el 61% se informan por internet, sólo por detrás de la televisión y por encima de los diarios. Pero el 59% se informan por medios tradicionales y online.
En España, el 90% de los internautas leen información y para el 64%, la Red es su fuente principal. Tres de cada cuatro consultan los diarios digitales habitualmente y sólo el 51% leen la edición papel.
La televisión resiste mejor gracias al control de las cadenas y la limitada convergencia: nueve de cada diez internautas ven televisión convencional. La radio atrae a dos de cada tres.

La portabilidad del móvil sustituye a los diarios, en consumo y modelo de negocio. Una de las viejas ventajas de los periódicos siempre ha sido su movilidad. Los móviles y las aplicaciones de iPhone, Blackberry o Android (utilizadas por el 44% de los usuarios de smartphones españoles) comienzan a conseguir que el consumo de información se desplace de los periódicos a los teléfonos.
Una decisión importante que puede suponer un cambio del negocio, tanto de la prensa como de la gratuidad en internet.
Si internet ha aumentado el consumo de noticias mucho más que la pérdida de difusión y audiencia que ha provocado, en el móvil no se navega, se accede directamente a la información deseada. El usuario acude a la información con una mayor incidencia de sus preferencias y de las recomendaciones de la gente con la que se relaciona en redes sociales y de microblogging.
Por ahora, mientras la cifra es pequeña, esos usuarios son los consumidores más intensivos y llegan al mismo número de medios que los usuarios que se conectan desde ordenadores. Pero su búsqueda por optimizar el tiempo y la lectura les hace fiarse más del criterio social mejor adaptado a sus intereses y a los algoritmos más perfeccionados de sitios como Google News y otros agregadores.
Por eso también valoran más la posibilidad de compartir noticias y enlaces que el resto de usuarios.
En EE UU el 33% de los usuarios de móviles consumen información en internet a través de sus teléfonos. En España esa cifra es el total de personas que se conectan a internet desde el móvil (EGM, Fundación Orange) y sólo menos del diez por ciento en los móviles tradicionales y casi uno de cada cinco usuarios de smartphones leen noticias en sus teléfonos (IAB).

Pago en el móvil, pero con reticencia. Los superusuarios, consumidores intensivos de información en todas las plataformas, son los más dispuestos a pagar por la información. Pero el móvil y los nuevos sistemas de acceso, ya de pago -aunque a las operadoras y a los desarrolladores de aplicaciones- son los más proclives a sustituir el pago del diario o las revistas en el kiosco por el pago en internet. Como en el caso de la música, el acceso constante y con la mejor calidad parece la clave.

Un futuro multimedia para garantizar el máximo acceso. Sólo el 2% de los norteamericanos leen exclusivamente la prensa digital, muchos menos que los lectores sólo de papel: un 38%. El 59% consumen ambos medios.
Entre los internautas españoles el 55% consumen papel y web. Pero casi un 30% leen sólo prensa digital.
El dinero sigue además en el papel a pesar del crecimiento de la web. Muy lenta para convertirse en la fuente de negocio principal.
La crisis ha maltratado las cuentas de los diarios, pero también de sus ediciones digitales (Vocento, The Washington Post, 20 Minutos, por ejemplo).
De los 654 millones facturados en 2009 por la publicidad digital en España (Infoadex), bastante menos de una cuarta parte han ido a parar a los medios digitales informativos.
Los contextuales son el formato dominante, bajan los precios y faltan nuevas formas de rentabilización y publicidad para un modelo de negocio 360º, mixto, social y multiplataforma, como el propio consumo de información digital.

1 comment:

  1. Con todas las mejoras y oportunidades que se nos dan es normal que Internet y el móvil se hayan convertido en las tecnologías por excelencia.
    Un saludo.

    ReplyDelete