Thursday, May 20, 2010

Google TV mete el buscador en la TV

Google, Sony, Intel y Logitech se unen en Google TV, la mayor apuesta por la internet TV, el vídeo bajo demanda (VoD) y la smart TV -televisión inteligente- lanzada por una alianza de empresas de internet y fabricantes de equipos de televisión.
Pero no acaba ahí, comparte la filosofía de Digital Living Network Alliance (DLNA) defendida por los grandes frabricantes de electrónica de consumo para convertir la televisión en el centro de la vida digital. Google TV permitirá gracias al uso de Flash y Android disfrutar también de streaming de música o fotos como Flickr, además de otras aplicaciones desarrolladas para Android y Chrome.
Google TV es una plataforma abierta basada en Android y Chrome que funcionará en los televisores Sony con un procesador Atom CE4100 de Intel, un descodificador (set-top-box) de Logitech -que además fabricará teclados para los televisores- o un lector de discos Blu-ray.
Cualquiera de esos aparatos permitirá a los televisores conectarse a internet para acceder a todo el vídeo de la web. No hay por ahora aclaración si permitirán la comunicación wifi entre equipos como en una red DLNA.
Algunas de las funcionalidades de interfaz y programación más avanzadas, además del acceso a contenidos de pago, sólo las podrán disfrutar por ahora los abonados a Dish Network, una de las principales televisiones por satélite del mundo, que también participa en el proyecto.
El contenido audiovisual se verá también en la web y los móviles a través de la misma plataforma con la convergencia con Chrome y Android.


Google TV intenta trasladar la experiencia del buscador, su capacidad de comercialización de publicidad en vídeo y el crecimiento de la oferta audiovisual en la web para entrar en el mayor mercado de contenidos.
Internet se mete en la televisión con el empuje de la convergencia y la banda ancha para ofrecer más funcionalidades, ampliar el consumo de vídeo bajo demanda, integrar las dos grandes plataformas de publicidad audiovisual y combinar los intereses de los grandes de internet con los de los fabricantes de televisores y equipamiento audiovisual.
Sony se une a este proyecto, que se lanzará en otoño en Estados Unidos, con la intención de ampliar el mercado para sus televisores Bravia conectados a internet y su Blu-ray interactivo.
Las dos grandes compañías aumentan su presión sobre las televisiones para que apuesten por la internet TV y su oferta OTT (over the top). Sobre todo ahora que ya se anuncia un futuro con mayor consumo de televisión en internet que por transmisión convencional (ver gráfico). Hasta ahora Sony no había logrado suficientes alianzas y canales de contenido adaptados a sus televisores conectados a internet.

Google intenta hace tiempo convertirse en gran comercializador del mercado televisivo como ya lo es en la web.
Con Google TV se podrá acceder al contenido web de las televisiones allá donde esté con una búsqueda sencilla. Google espera que las televisiones apuesten por la internet TV, el vídeo en internet, frente a la IPTV, la televisión que utiliza el protocolo IP y la banda ancha como sistema de transmisión, como hace Imagenio, lo que permite a las televisiones y a las operadoras de telecomunicaciones mantener controlado el mercado y separado de la webTV.

A Google le interesa animar a la televisión a migrar a internet, donde su dominio y la experiencia de YouTube permita extender su plataforma publicitaria de vídeo y asegure rentabilidad a las televisiones, sin descargar la oferta de pago, además de ayudar a acabar con el contenido copiado y redistribuido por los usuarios.
Google TV encontrará el contenido audiovisual y permitirá a cada televisión desarrollar su modelo de negocio. El buscador encontrará los contenidos en las webs de los proveedores o a través de las guías de programación. El usuario consumirá el vídeo bajo demanda y en streaming de la plataforma de cada proveedor y, por tanto, gratis o de pago en función del modelo de negocio de cada uno.
Un cambio radical en el modelo YouTube. El contenido será alojado por los proveedores, Google lo encontrará y lo pondrá a disposición de los usuarios con las condiciones de acceso de cada proveedor, desde las webs de la televisión en abierto, agregadores como Hulu (gratuita) o TV Everywhere y Netflix (de pago), siempre que las televisiones se sumen al proyecto y hagan accesible su contenido para el buscador.
Una alternativa completamente distinta a las lanzadas por ahora por Apple, que ha relegado su idea de un set-top-box interactivo como Apple TV por el desarrollo de la venta de audiovisual en iTunes o su distribución a través de aplicaciones en nuevos dispositivos como iPhone y iPad.
Los mayores afectados pueden ser los sistemas de internet TV existentes, desde los widgets de Yahoo TV a los sistemas como Boxee, Roku, ADNStream, etc. con los que compite directamente porque Google promete que encontrará el contenido de los proveedores y Logitech y Sony se encargarán del equipamiento necesario para llevarlo al televisor.
Perderán atractivo los agregadores de vídeo como Hulu o los que están en desarrollo como TDT.com, la propuesta de Abertis y Microsoft para trasladar la TDT a internet TV en España. Si el contenido de las televisiones y productoras se encuentra de forma sencilla a través de un buscador no serán tan necesarios para simplificar la televisión en internet.
Y lo mismo proyectos como HbbTV, la iniciativa de televisión híbrida europea.
Las plataformas de pago como TV Everywhere, iniciativa de la televisión de pago norteamericana, o el streaming de Netflix, pueden ampliar su mercado al converger con la televisión.
El iPlayer británico y otras televisiones a la carta pueden aumentar sus usuarios, que podrán acceder a sus contenidos a través de su propio interfaz o el de Google TV.
La IPTV quedará fuera del alcance de Google.
Google TV usará el códec de vídeo estándar h.264, utilizará Flash 10.1 y Android 2.1. Decisiones que muestran su intención y su prisa por captar a las televisiones y a las plataformas audiovisuales con tecnologías que ya utilizan y que permiten la gestión digital de los derechos (DRM). Antes de la presentación de este proyecto, Google anunció su apuesta por un formato de vídeo abierto con WebM y el códec VP8, no soportado por ejemplo por los procesadores Atom de Intel.
¿Serán visibles las televisiones y el vídeo en internet?
Los proveedores audiovisuales deberán dirimir ahora el dilema que atormenta a los diarios desde hace tiempo: dejar que Google indexe, haga accesible su contenido y pueda añadir o gestionar parte de su publicidad y a su público, o mantenerse al margen con sus propias plataformas: internet TV, IPTV, cable o satélite.
El comienzo de Google TV anuncia ya un intento de alianza de Google sólo similar al que ofrece a las telecomunicaciones en el mercado móvil, pero la desconfianza hacia la facilidad de copia en internet y el mayor coste de la transmisión en streaming frente a la televisión convencional mantiene a las televisiones todavía poco decididas mientras ven a las empresas de internet, los fabricantes de equipos y a los operadores de telecomunicaciones lanzarse sobre su negocio e infiltrarse en su cadena de valor.

1 comment:

  1. Excelente post, soy visitate frecuente de tu blog, a veces navegando por sus paginas encuentras este tipo de publicaciones interesantes. Saludos a todos.

    ReplyDelete