Thursday, June 17, 2010

RTVE responsable

La televisión pública se hace responsable y quiere volver a la realidad. Es la principal obligación de su nuevo libro de estilo, un código donde se limita la pasión por el corazón tripero y se insta a los periodistas a no colaborar en la ficción de una política irresponsable y demagógica. Periodismo altavoz de una política parlanchina donde todo son declaraciones, sin preguntas en ruedas de prensa ideadas para lucir en los telediarios, con imágenes de partido, manipuladas. Con periodistas repetidores de los mensajes vacuos que aseguran su sueldo.

RTVE vuelve al diccionario y a la profesionalidad para recuperar el sentido del servicio público a falta de mejor definición en la Ley Audiovisual. Para la polémica queda la justificación de la mayor presencia del Gobierno en los telediarios por la incidencia de sus decisiones en la vida de todos. De los profesionales dependerá ofrecer una información que explique hechos en lugar de sancionar anuncios, promesas y declaraciones políticas.

La pregunta es cómo hemos llegado al absurdo de que criterios de programación de calidad, la mínima deontología de una radiotelevisión para todos, y periodismo -sólo periodismo, sin adjetivo- deban ser reafirmados en un código. ¿Dónde está la responsabilidad de los profesionales? ¿Dónde la visión de sus directivos? ¿Y el consejo de administración? Un comisariado político bien remunerado. Una canonjía.

El periodismo y los medios son un relato de la vida de la sociedad y los ciudadanos. El entretenimiento más chabacano y la pantalla confusa de la telerrealidad lo inundan todo. Pero el servicio público no debe correr tras los famosos para satisfacer un ojo viciado ni divulgar la propaganda política como verdad revelada.

Hemos tenido que esperar a una televisión pública sin publicidad para sanear sus criterios. Ojalá sea emulada por el telestado autonómico y por el resto de los medios.

Oír a la presentadora de Gran Hermano quejarse de la comercialización impúdica de la privacidad por su propia cadena ofende. Es la medida del vacío de la televisión. El público no merece tanta hipocresía.

Columna en los medios de Vocento

4 comments:

  1. Como opinión personal, a mí me parece bien. No veo mucho la televisión porque apenas puedo, y me acabo informando más en este blog y otras páginas que en la televisión. Pero es un punto positivo si realmente se lleva a cabo.

    ReplyDelete
  2. Creí que con la TDT tendriamos mas canales para elegir pero sigo con la 1 y la dos.El nivel de calidad de los programas es muy bajo.

    ReplyDelete
  3. A mi también me ha sorprendido gratamente el libro de estilo y el enfoque que viene teniendo ultimamente RTVE.

    Estuve hace poco en la Red-Innova (encuentro altamente prescindible a mi modo de ver- http://tinyurl.com/3x7dx7m), y uno de los ponentes fue Ricardo Villa, Director de RTVE-Medios Interactivos, que hizo una presentación muy coherente donde dijo alguna cosa que me sorprendió oírlas en boca de un reporesentante de RTVE. Reproduzco a continuación las notas que tomé:

    .............................................
    Más que la muerte de los medios tradicionales lo que ha sucedido es que se han roto las fronteras. La audiencia ha tomado el control y todos lo proveedores de contenidos compiten entre si, “me parece perfecto que Google entre en el negocio de TV".
    La apuesta de RTVE es por estar en todas las pantallas, con el contenido que el usuario necesite en cada momento, “La pantalla no marca la diferencia”.
    ..............................................

    ReplyDelete
  4. This is great and really informative.. I'll keep following your web and your article, thanks for sharing :)

    bandar togel online indonesia

    ReplyDelete