Thursday, September 30, 2010

La guerra de las tabletas


Son portátiles, finos, de pantalla suficientemente grande para disfrutar de cualquier tipo de contenido y táctiles para eliminar el engorro de los teclados y los ratones. Son las tabletas, los nuevos equipos como iPad. Para muchos, el santo grial de la convergencia. Son el aparato perfecto para el nómada digital después de que los teléfonos inteligentes hayan demostrado ya su poder y atractivo. Pero las tabletas son aún mejores para la industria: permiten disfrutar con placer de todo tipo de contenidos, de noticias a televisión por internet, y están dominadas por las aplicaciones, esos programas de acceso directo a medios y contenidos que alejan a los usuarios de la exuberancia de la web y de las descargas.
Son lectores para ebooks -libros digitales-, la nueva pantalla de la televisión personal, sustitutos de la prensa de papel y dispositivos adictivos para los videojuegos, además de la conexión deseada por los superusuarios de las redes sociales.
Resultado: más negocio, mayores posibilidades para la publicidad al no competir con tantos impactos como en las webs y con usuarios más predispuestos a pagar por los contenidos. El iPad de Apple está mostrando el camino que otros grandes de la electrónica de consumo y los móviles como Blackberry, Samsung o Dell se apresuran a seguir. Movistar prepara también una plataforma propia con libros y otras ofertas.
El disparador, el iPad, lleva delantera. Sus usuarios consumen más contenidos que nadie y pagan más por ellos. Si el dispositivo de Apple es para hiperconsumidores, Blackberry quiere seguir siendo el preferido de los usuarios de negocios. Para ellos acaba de anunciar su propio equipo que se podrá conectar a través de sus móviles.
El usuario debe elegir. Y también qué contenidos y servicios quiere usar con mayor calidad, porque con las tabletas resurge cierta vinculación de contenidos y soportes que el mercado digital había abolido. Detrás de cada tableta hay una tienda de aplicaciones y contenidos. Mejor explore a fondo antes de elegir.

Columna en los medios de Vocento

No comments:

Post a Comment