Wednesday, December 22, 2010

PostSinde: reformar la propiedad intelectual

En la sociedad del ocio en la que vivimos, con aspiraciones a llegar a la del conocimiento, la propiedad intelectual es un eje clave.
Ahora que la ley Sinde ha sido rechazada, es momento de repensar la propiedad intelectual para desarrollar una sociedad y una economía digital sostenibles.
Una de las prioridades para crear un nuevo sistema operativo social y económico y promover los nuevos negocios e industrias, como ya se está haciendo en Gran Bretaña con una consulta pública para encontrar los nuevos modelos.
Ideas e interés no faltan. Los gráficos están realizados con Google Ngram Viewer, que rastrea en los libros indexados por el buscador los conceptos. Como se puede ver, el interés por la propiedad intelectual y los derechos de autor se dispara a partir de los años ochenta del siglo XX en la literatura especializada y sigue creciendo.

En los textos en inglés, el interés se dispara a partir de los años 60.
Como se puede ver, en ambos casos la discusión sobre la propiedad intelectual crece con la aparición del consumo de masas de contenidos artísticos y de entretenimiento.
Una reflexión hasta hace bien poco bajo el dominio de la producción, la distribución y la comercialización, un mercado de oferta creciente y de aumento de la rentabilidad de los contenidos.
En los últimos tiempos, la discusión académica se orienta hacia los clientes y usuarios, con una fuerte orientación a los derechos necesarios para la economía de demanda que es la nueva economía digital.
En la era postSinde aún hay mucho que discutir. Primero para reformar la propiedad intelectual, también para sostener la neutralidad de la red y las facilidades para la innovación, además de estar atentos a las novedades de la Ley General de Telecomunicaciones -en tramitación parlamentaria-, donde se debería luchar por los derechos digitales o de cuarta generación, como los de acceso con banda ancha.

2 comments:

  1. El concepto de neutralidad en la red tiene sus matices y límites. La red no es un espacio que deba poseer libertad absoluta de tránsito. Esa idea es una entelequia y deviene en irresponsabilidad. Por ejemplo, el Estado, y obviamente el aparato jurídico, deben velar para que en la red no exista ningún delito que atente contra la integridad moral o física de ningún ciudadano, especialmente los menores de edad. De hecho, no hay, que yo sepa, ningún grupo de presión en la red que defienda lo contrario.

    Se ha asentado en España la utopía ciudadana de que en la red las leyes que rigen el espacio físico no deben tener efecto, entendiendo con ello que Internet es una especie de limbo extrajudicial y amoral (entendiéndase, moral cívica, no moral individual). Tarde o temprano esa utopía será descartada, provocada por la propia evolución de la red, su complejidad y los nuevos casos de ciberdelincuencia que operan en ella.

    La red no nace de la nada. Es una servicio que se origina con el fin de que otros ganen dinero mientras el resto se divierte, navegando por los servicios que ofrece, sean éstos de pago o compartidos libremente. Internet se ofrece, no aparece. La ofrecen los proveedores de Internet, y las compañías eléctricas nos enganchan a la energía que precisa. Una vez dentro de la red, todo es en el fondo negocio. Google, por ejemplo, provee de servicios al internauta que se beneficia del entorno virtual. La libertad en la red es una ficción.

    Si la neutralidad en la red la entiendes como la no injerencia de los proveedores (ISP) en la velocidad de los servicios que ofrece Internet, entonces te doy la razón. Eso sería peligroso. En ello entra en escena el Estado, que debe proteger el acceso igualitario de todo usuario a cualquier servicio, siempre y cuando éste no haya entrado en un proceso judicial.

    Pero mucho me temo que aquellos que defienden la neutralidad en la red se centran demasiado en que no se les acabe el chollo de poder descargarse películas y música sin pagar otra cuota que aquella que Telefónica, Endesa o los periféricos le exigen.

    Os invito a leer un artículo al respecto:

    http://lamiradaperpleja.blogspot.com/2010/12/mandamientos-del-internauta-libertario.html

    Este artículo intenta mostrar los extremos del discurso acerca de la supuesta libertad de la red. No pretendo con ello mostrar una realidad, sino hacer reflexionar acerca de las inconsistencias de aquellos internautas que pretenden hacer de Internet, como lo hacen las multinacionales, su cortijo particular.

    Felices Fiestas a todos.

    ReplyDelete
  2. Awesome enlightening site. I'm truly awed subsequent to perusing this blog entry. I truly welcome the time and exertion you go through to impart this to us!
    Development of Food Retailing in India (C): From Farm to Fork via Supermarkets Case Solution

    ReplyDelete