viernes, junio 25, 2010

El vídeo manda en la publicidad online

El vídeo manda en la publicidad en internet. Incluso por encima del rich media y otros formatos interactivos. La banda ancha y la tecnología difunden la dictadura audiovisual. Y al público le fascina. Un estudio de Tubemogul vuelve repetir el triunfo del vídeo como formato publicitario, igual que hace unos meses lo hacía el estudio de eficacia de formatos publicitarios del IAB en España.
El nuevo estudio insiste además en la convergencia de la publicidad de televisión e internet. Una estrategia explotada por anunciantes y publicitarios para aumentar los GPRs sin disparar el coste de la publicidad.
No se corten, reutilicen los mismos spots o con una pequeña edición.
El mismo impacto en la atención en cualquier soporte. Repetición, repetición en el mercado de la redundancia, el viejo mantra se impone cuando una gran parte de la publicidad olvida las propuestas interactivas, aparta la publicidad viva y las promesas de conversación con el cliente para preferir el impacto del mensaje único.
La postpublicidad defendida por Daniel Solana y tantos otros tendrá que esperar, aunque su demanda crece, especialmente entre los nativos digitales.

El estudio de Tubemogul muestra que la intención de compra y la eficacia en reconocimiento de marca y efectividad del mensaje provocada por el vídeo online supera a los otros formatos, aunque el banner sigue siendo el más contratado en las campañas.

Vídeo llama a vídeo. Una tendencia repetida también en los contenidos: se ve más vídeo en las webs donde este formato gana terreno al texto. Por ejemplo en las webs de las televisiones frente a las de los diarios. La efectividad del vídeo publicitario revela esa misma tendencia.

El uso de los spots televisivos gana a los vídeos pensados para la web en el recuerdo y conciencia general del consumidor, pero los formatos web consiguen mayor eficacia de persuasión para la compra o la identificación con las marcas.

El estudio recoge la idea de que los anuncios en internet pueden ser más largos que el spot tipo de televisión (30s). Los formatos largos, de 60 segundos a minuto y medio consiguen más atención que los más breves.
Eso sí, deje que el usuario los active, la autoreproducción continúa siendo una terrible molestia, sobre todo cuando se abren varias pestañas, un hábito ya común entre la mayoría de usuarios.

jueves, junio 24, 2010

Diarios gratis para sostener el negocio de pago

The Times y El Mundo ya son de pago en internet. En las últimas semanas el diario español y el británico han lanzado sus modelos de pago por sus contenidos digitales. Los primeros resultados vuelven a demostrar que la mejor forma de asegurar el negocio del pago por contenidos digitales es mantener una oferta gratis competitiva.
El tráfico de The Times se ha desplomado a los pocos días de sustituir su web gratuita por la de pago.

The Times gratutito
De los más de 1,2 millones de usuarios únicos diarios que registraba en abierto ha descendido a alrededor de 75.000 con registro. Y no todos se convertirán en suscriptores, ya que ahora disfrutan de la promoción de lanzamiento de la suscripción de dos libras semanales por acceso ilimitado a The Times y The Sunday Times.

The Times de pago
Sólo un 6% de los usuarios del viejo Times en abierto han aceptado registrarse. Es previsible que muchos menos se abonen.
Los ingresos pueden ser menores de los 21 millones de libras calculados si lograra igualar la tasa de conversión al pago de Financial Times. Muy por debajo de los necesarios para compensar la caída de ingresos de la publicidad digital, que en 2009 se estima en cerca de 40 millones de libras.
El cierre de las webs de The Times y The Sunday Times al pago también tiene un objetivo de defensa de la difusión en papel de ambos diarios. Habrá que esperar para saber si lo logra.

El Mundo ha elegido un modelo de negocio en el que se mantiene la oferta gratis de elmundo.es y se desarrolla un nuevo producto de pago: Orbyt.
Por ahora los primeros datos son más alentadores que para The Times.

elmundo.es
Elmundo.es mantiene su audiencia de 1,9 millones de usuarios únicos diarios y continúa creciendo. El impacto de su nueva oferta de pago es mínimo o inexistente porque son productos completamente diferentes. Muchos usuarios de pago también seguirán visitando elmundo.es muy pocos abandonarán esta web aunque algunos contenidos de El Mundo y su nueva oferta sólo sean accesibles en el producto de pago.

Orbyt
Orbyt tendría unos 60.000 usuarios únicos diarios -estimación no confirmada por Unidad Editorial-, entre los que deben contarse los suscriptores, 10.000 antes del lanzamiento del iPad en España, una de las plataformas con las que se espera aumentar el pago por contenidos, las cuentas corporativas y quienes se acercan a la home de Orbyt para probarlo.
Con una suscripción de 14,99 euros mensuales, Orbyt no canibaliza el negocio publicitario de elmundo.es -estimado en cerca de 25 millones de euros anuales-, amplía los ingresos de pago de la vieja edición en pdf y permite ampliar la facturación publicitaria con la dirigida específicamente a esta plataforma.
Otra cuestión es su rentabilidad una vez descontados los costes de gestión de la plataforma, del sistema de pago y el gasto de marketing del club de lectores.
Pero además El Mundo le ha ganado a los diarios de News Corporation, propiedad de Rupert Murdoch, en desvincular el sistema de suscripción de Orbyt de la plataforma de Apple, con lo que evita la cuota del 30% de los ingresos de iPad y iPhone.

Los nuevos modelos de negocio de El Mundo y The Times demuestran que los diarios deben seguir siendo abiertos aunque empiecen a cobrar por sus contenidos en internet.
Si los diarios digitales cierran su oferta de pago en internet corren el peligro de ahuyentar a usuarios que llegan a a través de buscadores o de recomendaciones en el flujo social de las redes sociales. Enojarán a los lectores que quieren compartir con otros las informaciones más interesantes y perderán ese marketing e influencia. Y se arriesgan a perder ingresos de una publicidad que sigue necesitando exposición, audiencia e impacto.

Menos de 75.000 usuarios en The Times de pago

The Times ya es de pago. La apuesta de Rupert Murdoch por el pago en internet está en marcha y los primeros datos indican una fuerte caída del tráfico en la web del diario de News Corporation y una baja conversión de usuarios de pago, dos consecuencias esperadas, además de otra constatación: el resto de diarios digitales no crecen mucho porque los lectores de prensa digital suelen leer varias cabeceras.
La cuota de tráfico de The Times ha bajado del 4,37% antes del comienzo de la campaña de pago a un 2,67% la semana pasada y hasta un 1,81% ayer, según datos de Hitwise.

Pero el resto de los diarios no han crecido en la misma proporción. Después de pasar por MyTimes+, la página de suscripción del diario, el Daily Telegraph, The Guardian y Google son los principales destinatarios de las visitas de los usuarios, con más del 4% del tráfico. El resto de los medios británicos quedan muy por debajo de esa cifra.

¿Cuántos usuarios visitan el nuevo The Times de pago?
Sólo el 17,6% de los usuarios de The Times visitan el sitio de registro Times+, donde por ahora una campaña promocional permite registrarse gratuitamente por unos días.
Después pasar por la página de registro, sólo el 25,6% de los usuarios vuelven a The Times y otro 4,5% van a The Sunday Times, también bajo el mismo sistema de pago.
Son cifras de tráfico y sólo se pueden tomar como orientativas, pero la combinación de estas tendencias permite pensar que sólo un 6% de los usuarios gratuitos aceptan registrarse para visitar el nuevo Times de pago: menos de 75.000 usuarios diarios frente al 1,2 millones de usuarios que la web tenía antes del anuncio de su nuevo modelo de pago.
Otra cosa será cuántos de ellos se conviertan en suscriptores.

Las cifras iniciales indican una tendencia peor al cálculo de conversión de usuarios de pago que hacía hace unos meses. De confirmarse, harían más difícil el negocio de pago de The Times de lo que se espera.
A las cifras de usuarios de pago en la web habría que añadir los de nuevas plataformas como iPad. The Times consiguió 5.000 descargas de su aplicación en los primeros días del lanzamiento de la tableta de Apple, pero sus usuarios tienen que renovar su suscripción.
Mis cálculos coinciden con el detalle del tráfico del nuevo The Times según Google Trends, que además indica una pérdida de interés de los usuarios desde el inicio de la campaña de pago.

Mas: Diarios gratis para sostener el negocio de pago

YouTube frena la censura económica de Viacom

Un juez federal exculpa a YouTube de la demanda por violación de copyright de Viacom, uno de los gigantes norteamericanos de la televisión. Las razones del juez Louis Stanton coinciden con las protestas contra la ley antidescargas y su intento de imponer una censura económica.
La sentencia afirma que YouTube no está obligado a controlar los vídeos de los usuarios -en coincidencia con la legislación y la jurisprudencia en España- y que sólo debe evitar las violaciones de los derechos de los propietarios cuando están claramente identificados.
También duda que la publicidad en un sitio de vídeo donde también hay material legal sea un beneficio directo que conlleve el daño patrimonial previsto en la Disposición Adicional de la Ley de Economía Sostenible y en otras legislaciones de protección del copyright como la Digital Economy Bill británica.
En resumen, la sentencia exige identificar claramente las violaciones de derechos de propiedad en internet, que las webs requeridas no se nieguen a retirar el material identificado y reduce el ánimo de lucro de los demandados a aquellos beneficios directamente conseguidos de las violaciones de derechos de terceros.
Un paso más allá de la propuesta de la Comisión Europea para garantizar los derechos de los internautas y las empresas de la web en el Anti-Counterfeiting Trade Agreement (ACTA) y en la Declaración de Granada sobre la agenda digital europea.
La setencia será recurrida, pero vuelve a reafirmar que conceptos como el daño patrimonial no pueden legitimar una censura económica de la web. Las acusaciones deben estar claras y fundadas y no dirigirse indiscriminadamente contra los contenidos compartidos en la Red.
El resultado del litigio entre Viacom y YouTube vuelve a ratificar la evolución real del mercado del vídeo en internet: sólo acuerdos sobre derechos, oferta en los nuevos medios digitales y una explotación conjunta del negocio se puede rentabilizar el mercado de la convergencia audiovisual. Viacom y YouTube lo sabían, pero la pelea en los juzgados ha demorado la evolución del negocio.
Cuando la televisión está en la web y es multipantalla, es hora de abandonar las inútiles persecuciones y trabajar más en generar nuevos negocios y oportunidades.

España golea en TV y la web

España golea en televisión. Ojalá marcara con tanta facilidad en el Mundial, pensarán muchos aficionados. La Roja bate récords en todas las pantallas: de la televisión convencional al vídeo en internet. Casi trece millones de personas siguieron el partido España-Honduras en Telecinco, 12,7 millones en televisión y otros 200.000 en internet: un 1,5% de la audiencia estaba en la red. Para la televisión 2.0 el primer partido de la selección en el Mundial de Sudáfrica fue todo un récord: 600.000 usuarios siguieron la retransmisión por Telecinco.es, el 7,5% de la audiencia.

Miércoles y a las cuatro de la tarde. Muchos descubrieron las ventajas del vídeo en internet para no perderse los partidos en horario laboral. Una ventana se abre en cualquier hueco de la pantalla de los usuarios multitarea sin abandonar las obligaciones diarias. No del todo, al menos.

La comodidad es una ventaja, pero hay más. Telecinco.es retransmite los partidos de la selección con dos tecnologías: Flash, la habitual en casi todos los vídeos online, y Silverlight, que permite a los usuarios combinar el directo con cámara lenta o repeticiones a gusto del usuario, además de comentarios en las redes sociales. Una oferta diferencial sobre Cuatro y Digital Plus, que también emiten partidos de Sudáfrica 2010 en la web, aunque con menor despliegue tecnológico.

En los partidos de Telecinco.es el usuario puede decidir qué jugadas quiere ver de nuevo y con un sólo clic se vuelve al directo. El minuto a minuto está sincronizado con la imagen y permite repetir cualquier lance del juego a placer. Una moviola personalizada.

Ninguna retransmisión por televisión puede competir con esa usabilidad, aunque la tele sigue ganando en resolución y calidad de imagen, sobre todo si se ve en alta definición. Pero falta poco para que los usuarios puedan conectar sus televisiones a internet y disfrutar de la interactividad. En Estados Unidos, ESPN calcula que el diez por ciento de su audiencia verá el Mundial en internet.

Columna en los medios de Vocento

miércoles, junio 23, 2010

800.000 espectadores ven el Mundial de España en internet

La televisión es la ganadora del Mundial. Nada como ver los partidos en pantalla grande, y mejor si se dispone de alta definición o 3D. Pero el vídeo en directo en internet crece como nueva pantalla, sobre todo cuando los partidos coinciden con los horarios de trabajo.
La multitarea y mantener una ventana abierta en el ordenador son la mejor alternativa para seguir los partidos para muchos.
Telecinco.es ha congregado a 800.000 usuarios de internet ante la emisión en directo de los dos partidos jugados por la selección, según datos de la cadena. Un récord en la breve historia del streaming en directo en internet en España.
Un 1,5% de la audiencia total de 13 millones de personas siguieron la victoria de España frente a Honduras: 200.000 usuarios únicos vieron el partido en internet mientras 12,7 millones de espectadores lo siguieron por televisión.
Las cifras de internet fueron mejores en el primer partido del Mundial: 600.000 internautas siguieron el España-Suecia frente a 7,26 millones de espectadores en la retransmisión convencional de Telecinco, un 7,5% de la audiencia total.
Telecinco retransmite los partidos de España en directo en internet a través de Silverlight, la plataforma de rich media de Microsoft, y en un player convencional de Flash.
Silverlight permite a los usuarios ver los partidos en directo, parar la retransmisión y volver a ver las jugadas para volver al directo. Telecinco.es sincroniza el minuto a minuto del partido con el vídeo para ver de nuevo las escenas más interesantes y los goles quedan marcados para su visionado en cualquier momento.
La retransmisión en Silverlight permite comentar los partidos en redes sociales como Facebook, Twitter y MSN.
En Flash la retransmisión es en directo con comentarios en Facebook y sin minuto a minuto.
Dos alternativas a elegir para los internautas con la desventaja sobre la televisión de una menor resolución y la existencia de todavía pocos televisores conectados a la red, la auténtica frontera para que el vídeo en internet alcance un papel más relevante como opción interactiva frente a la retransmisión convencional.
Telecinco.es batió su récord de audiencia con el España-Suiza: 1.078.798 usuarios únicos visitaron la web ese día con un máximo de 220.000 usuarios simultáneos, una cifra muy alta para el streaming.

martes, junio 22, 2010

Newspass y las nuevas plataformas de pago

Google prepara Newspass, una plataforma de pago multisoporte para los medios que se lanzará antes de final de año. La noticia del diario italiano La Repubblica recoge los planes ya presentados por Google a la Asociación de Diarios Norteamericanos (Newspaper Association of America) en septiembre de 2009.
Desde entonces el futuro modelo de acceso a los contenidos y su negocio se ha acelerado. Las nuevas plataformas comienzan a complementar y hasta a sustituir a la web como canales de acceso a los contenidos.
Las plataformas se pueden definir como sistemas tecnológicos y de mercado donde productos, servicios o tecnologías de una o varias compañías y desarrolladores se reúnen para crear un entorno de ofertas complementarias que aumentan el valor para usuarios y proveedores.
Ejemplos son iTunes para la música y las aplicaciones para iPhone o iPad, las plataformas de lectura como Kindle, las de televisión de pago como el IPTV o los operadores de cable, o el streaming de música como Spotify.
Pero también iniciativas como Orbyt, de Unidad Editorial, que intentan construir una plataforma de pago para sus medios.
Las plataformas aspiran a sustituir a la web como canal principal de los contenidos. Entre sus características están:
Son agregadores de contenidos y servicios: reúnen a diferentes proveedores, aplicaciones, servicios, contenidos y desarrolladores. Su valor crece en la medida que aumenta la oferta, tanto en cantidad como en calidad.
Pueden ser abiertas o cerradas. Apple es la dominadora entre las plataformas cerradas o propietarias, mientras Android o varias compañías de telecomunicaciones aspiran a crear plataformas abiertas con diferentes grados de control sobre los desarrollos de terceros.
Ofrecen un acceso preferente a contenidos premium con mayor calidad: de contenidos, ancho de banda, resolución, interfaz, etc.
Son multisoporte y multicanal. Acceso a través de web, móviles, videoconsolas, televisiones conectadas a internet, etc.
Dan más control de los contenidos y de sus derechos de propiedad intelectual y uso a los proveedores, además de reunir más datos de los clientes y son gestoras del usuario final.
Negocio de pago por acceso o cobro por contenidos: conviven varios modelos de negocio con pago por contenidos, suscripciones de acceso, micropagos, licencias por contenidos asociados a equipos y soportes, etc.
Acceso a paquetes de contenidos o servicios: ninguna plataforma se contenta con una única oferta, los contenidos se rentabilizan en paquetes (como la televisión de pago), como también los servicios (los paquetes de internet, fijo, móvil y TV de pago de las operadoras de telecomunicaciones).
Distintas comercializaciones dentro de la plataforma: cada proveedor determina su modelo de negocio dentro de la plataforma, desde la oferta gratuita, de pago una única vez (por la aplicación de acceso, por ejemplo), suscripción, freemium, etc. Como ocurre en la AppStore de Apple o con los distintos paquetes y pago por visión de las plataformas de televisión.
En esa carrera están la mayoría de las grandes empresas tecnológicas, de telecomunicaciones, de medios, o los grandes fabricantes de equipos, de Sony a Nokia. Es la convergencia de toda la cadena de valor digital en los nuevos espacios donde se desarrollan contenidos, servicios y relaciones sociales y económicas.
Las plataformas son el intento de ordenar y comercializar el mercado de la abundancia tras los años de dominio de la web.
Apple lleva ventaja en los dispositivos móviles y las aplicaciones. Telefónica prepara para España y Latinoamérica una plataforma multisoporte con características heredadas de la IPTV (la televisión por internet). Uniría una gran oferta de contenidos y servicios a través de su oferta de banda ancha fija y móvil.
Los grandes del cable norteamericanos como Comcast quieren llevar su modelo de negocio y oferta de contenidos de televisión de pago a la web con TV Everywhere. En Gran Bretaña Rupert Murdoch intenta aumentar el modelo de su televisión de pago BSkyB con la nueva oferta de pago de sus diarios The Times y The Sunday Times.
Google no puede quedar al margen de la carrera de las plataformas. Ha sido el gran dominador de la web a través de las búsquedas y la publicidad. Necesita construir modelos de comercialización que compitan con las plataformas y sostengan el poder de la web como canal principal, además de ampliarlos a los móviles (Android) o a la televisión (Google TV).
El acceso a los contenidos a través de plataformas tecnológicas o de redes sociales son los nuevos modelos que se abren paso para los próximos tiempos. En ellos la web pierde la centralidad de la que ha disfrutado en los últimos años y se usa la infraestructura de internet para construir redes inteligentes donde la neutralidad de la red se sustituye por una mayor oferta, más transparente, con diferentes precios de acceso en función de los contenidos y servicios contratados, como se recoge en la propuesta de partida para el debate sobre la neutralidad de la red planteado por la Comisión Europea. Una definición que, a diferencia de lo defendido por la Federal Communications Comission (FCC) norteamericana, recoge gran parte de las demandas de las grandes operadoras de telecomunicaciones.
Se avanza de la internet abierta y gratuita de los últimos años a un modelo de plataformas en busca de aumentar el negocio digital para operadoras, fabricantes, grandes de internet y medios.
Nadie quiere quedar al margen de ese nuevo mercado.

lunes, junio 21, 2010

El País, El Mundo y ABC, hacia la convergencia

Los grandes diarios españoles se han puesto serios con la convergencia y la apuesta por la información digital. El País, El Mundo y ABC han lanzado en los últimos días sus apuestas para la reinvención de la prensa.
Cada uno responde a un estilo, a una intención y a sus propias necesidades. Después de los dos años pasados, la eclosión de la crisis estructural de la prensa con la crisis económica ha forzado a los diarios a apostar por el nuevo escenario de la información y a buscar alternativas para sostener su negocio tradicional mientras se desarrolla el negocio digital, todavía muy por debajo de su importancia en audiencia e influencia.
Diez millones de internautas son lectores frecuentes de prensa digital. Una audiencia menor al 39% de la población lectora de diarios, 15,3 millones de personas, pero la brecha se reduce y los grandes consumidores de información, incluidos los lectores más intensivos de periódicos en papel son lectores en la red.
Las tres grandes cabeceras nacionales tienen el desafío de convertir redacciones tradicionales de papel, condicionadas por la edición cada 24 horas, jerárquicas y a menudo muy compartimentadas en redacciones abiertas y capaces de funcionar en tiempo real. Los ritmos son distintos. También el liderazgo necesario, las herramientas y la hoja de ruta trazada en cada medio.

En El País la convergencia tiene nombre de red social: Eskup. Heredera de la Utoi de Soitu.es, el equipo de Gumersindo Lafuente, Borja Echeverría y Raúl Rivero ha reencarnado la red social informativa de su anterior proyecto en el diario de Prisa.
La intención: convertir a la redacción en una red social. Introducir el flujo social y el tiempo real en la oferta de ElPaís.com y en la propia redacción para emular a las redes sociales cualificadas y ampliar la potencia del periodista como marca personal.
Para el equipo del diario de Prisa es la mejor forma de atraer a la redacción para crear un nuevo producto más vivo que aprovecha la capacidad de una redacción amplia y dotada con especialistas y firmas apreciadas por su público.
La mayor debilidad de la nueva oferta de El País es el modelo de negocio. Pero sus responsables están seguros de que el dinero llegará si se proyecta la influencia y el carácter prescriptor del diario en su oferta digital.

En El Mundo la convergencia es una plataforma de pago de nombre Orbyt. El diario de Unidad Editorial es el primero entre los españoles en desarrollar una plataforma propia para consolidar el negocio de pago de los medios en los nuevos dispositivos y soportes. Orbyt reunirá a todos los medios de Unidad Editorial y se presenta como una plataforma de pago abierta a otros medios.
Orbyt ofrece acceso premium a los contenidos en la web, iPhone o iPad -está prevista la ampliación a otros sistemas-, además de contenidos audiovisuales, comentarios y crónicas actualizadas, archivo y club de lectores con descuentos y promociones.
En el caso de Expansión se incluyen contenidos de otros medios de pago como The Economist o Financial Times, con los que el diario económico tiene acuerdos.
Ofrece además la herramienta de inversión InvestPro, un canal de management y formación, además de todas las publicaciones económicas del grupo.
La apuesta de Unidad Editorial es la más orientada al desarrollo de nuevos modelos de negocio, la mayor urgencia de los medios en el ecosistema digital.
Con las webs de los diarios se mantiene la oferta gratis y de actualización mientras Orbyt apuesta por contenidos, herramientas y un paquete de valor añadido donde la marca y la fidelización entre público y medios son sus claves.
Los últimos datos de Orbyt son de 10.500 usuarios de pago -14,99 euros mensuales o 0,80 diarios- antes del lanzamiento del iPad en España, uno de los soportes prioritarios para promocionar la plataforma.
Los responsables del proyecto han tenido el cuidado de separar la plataforma de pago de Orbyt de iPhone y iPad para evitar el pago del porcentaje del cobro a Apple.

ABC rediseñó su oferta papel y web hace unos días. Es la parte visible de la conversión del viejo diario propiedad de Vocento en una redacción única multimedia tras su fuerte reestructuración. Una revolución tranquila, en palabras de Catalina Luca de Tena, quizá la única que el diario puede afrontar, adecuada a sus recursos, el clima en su redacción, su identidad y las características de su audiencia.
El relanzamiento de ABC es la culminación de un proceso de reducción de personal y reestructuración de toda la empresa largamente postergado desde la compra por Vocento y al fin culminado bajo la égida de José Manuel Vargas, consejero delegado del grupo.
La oferta digital de ABC es conservadora. Mucho esfuerzo en la reconversión de la redacción y un rediseño con la incorporación de más videoblogs y blogs. Un proceso que arrancó en el año 2005, y que ahora se utiliza con mayor voluntad para introducir a la redacción en los nuevos formatos y estilos de internet.
ABC tiene un desarrollo pausado, con una imagen muy de papel, y la promesa de un futuro más digital y de mayor apertura a los lectores.

Tres aproximaciones y tres respuestas diferentes a los desafíos del periodismo y su negocio. En Madrid, los otros dos diarios generalistas nacionales van por detrás en ese proceso ineludible. La Razón mantiene su oferta digital tras el rediseño estilo BBC de 2008 y Público, el más joven de los diarios nacionales y con la redacción más joven, vive contradictoriamente alejado de la apuesta multimedia y multiplataforma que muchos esperaban.
En Barcelona, La Vanguardia y El Periódico van más lentos en este proceso y del líder de los gratuitos, 20 Minutos, se espera un nuevo proyecto para otoño.
Convergencia de redacciones, aumento de la información en tiempo real, inmersión en el flujo social de la web 2.0 y búsqueda de un nuevo modelo de negocio son los ejes de la reinvención de los diarios españoles.

jueves, junio 17, 2010

RTVE responsable

La televisión pública se hace responsable y quiere volver a la realidad. Es la principal obligación de su nuevo libro de estilo, un código donde se limita la pasión por el corazón tripero y se insta a los periodistas a no colaborar en la ficción de una política irresponsable y demagógica. Periodismo altavoz de una política parlanchina donde todo son declaraciones, sin preguntas en ruedas de prensa ideadas para lucir en los telediarios, con imágenes de partido, manipuladas. Con periodistas repetidores de los mensajes vacuos que aseguran su sueldo.

RTVE vuelve al diccionario y a la profesionalidad para recuperar el sentido del servicio público a falta de mejor definición en la Ley Audiovisual. Para la polémica queda la justificación de la mayor presencia del Gobierno en los telediarios por la incidencia de sus decisiones en la vida de todos. De los profesionales dependerá ofrecer una información que explique hechos en lugar de sancionar anuncios, promesas y declaraciones políticas.

La pregunta es cómo hemos llegado al absurdo de que criterios de programación de calidad, la mínima deontología de una radiotelevisión para todos, y periodismo -sólo periodismo, sin adjetivo- deban ser reafirmados en un código. ¿Dónde está la responsabilidad de los profesionales? ¿Dónde la visión de sus directivos? ¿Y el consejo de administración? Un comisariado político bien remunerado. Una canonjía.

El periodismo y los medios son un relato de la vida de la sociedad y los ciudadanos. El entretenimiento más chabacano y la pantalla confusa de la telerrealidad lo inundan todo. Pero el servicio público no debe correr tras los famosos para satisfacer un ojo viciado ni divulgar la propaganda política como verdad revelada.

Hemos tenido que esperar a una televisión pública sin publicidad para sanear sus criterios. Ojalá sea emulada por el telestado autonómico y por el resto de los medios.

Oír a la presentadora de Gran Hermano quejarse de la comercialización impúdica de la privacidad por su propia cadena ofende. Es la medida del vacío de la televisión. El público no merece tanta hipocresía.

Columna en los medios de Vocento

viernes, junio 11, 2010

La televisión gana en el Mundial

La televisión es la dueña del Mundial. Las retransmisiones están repletas de estrenos: serán multipantalla con internet, en alta definición y en 3D. Así que no es de extrañar que las conversación digitales sobre cómo ver el Mundial, qué partidos se dan en cada cadena y en qué pantallas sean algunas de las más repetidas en internet y las redes sociales, como se puede ver en este estudio de Nielsen que compara siete países.

Sogecable, Cuatro y Telecinco concentran la conversación sobre los medios y el Mundial. La televisión gana. A diferencia de otros países, no destacan en el mapa de Google ni los nuevos medios digitales, los juegos sobre el Mundial ni las apuestas, tan populares en otros países.
Donde España gana es en apoyo de su afición en Facebook. Es el equipo más votado como futuro ganador del Mundial de Sudáfrica 2010 en la aplicación con más participación.

jueves, junio 10, 2010

Mundial multipantalla

¿Preparados para el Mundial de Sudáfrica? Este año se podrá ver como nunca. La era de la televisión multipantalla está aquí y la Copa del Mundo de Fútbol será el gran escaparate para disfrutar de los partidos de La Roja y sus oponentes con lo último, pero siempre en pantalla grande: sólo un 3% de los aficionados españoles piensa informarse del Mundial en el móvil, según una encuesta de Nielsen.

Este año nada de repantigarse en el sillón. Debe decidir cómo disfrutará del Mundial. Se puede ver como siempre, en la televisión convencional -en abierto y de pago-, pero para sacar todo el jugo al fútbol se puede ver en directo en internet, compartiéndolo con los amigos en las redes sociales, o en televisores con alta definición o en 3D.

Para las dos primeras alternativas necesita los equipos habituales: un televisor o un ordenador conectado a internet con banda ancha. En la televisión los partidos de La Roja estarán en Telecinco, además de una semifinal y la final. En Cuatro se podrán ver otros 16 partidos, incluidos tres de octavos, uno de cuartos y una semifinal.

Todos estos partidos se podrán ver en directo en streaming (sin descarga) en las webs de las cadenas. Se acabó buscar en webs chinas o rusas para ver los partidos en la web. Pero no busque más en YouTube, la Fifa ya ha avisado a Google, que retirará todos los vídeos que suban los usuarios.

Telecinco.es apuesta además por herramientas para personalizar la forma de ver los partidos. En internet se podrá parar la imagen, volver a ver las mejores jugadas o compartir en las redes sociales la emoción del espectáculo.

Y para los más exigentes y rápidos en comprar los nuevos televisores, los partidos se transmitirán en alta definición y 3D a través de la televisión de pago Digital Plus para quienes se abonen a su descodificador iPlus.

Gratis, de pago, en directo y en diferido, con redes sociales o sin ellas. Más opciones que nunca en todas las pantallas para los aficionados que esperan la hora de La Roja. No estaría mal un triunfo de la selección para celebrar las nuevas pantallas.

Columna en los medios de Vocento

miércoles, junio 09, 2010

Televisión 2.0: multipantalla y streaming

La convergencia en la televisión avanza hacia un modelo multipantalla, con los contenidos distribuidos y consumidos con total ubicuidad y a elección del televidente en multitud de dispositivos. El aumento de oferta de las televisiones y productoras en streaming frena las descargas, todavía mayoritarias. Crece el acceso a los contenidos audiovisuales, presentes ya en todos los medios en una audiovisualización creciente del ecosistema digital.
Los contenidos cambian su distribución y se vinculan funcional y comercialmente a las nuevas plataformas, aplicaciones y equipos específicos, de los descodificadores al iPad, que permiten acceder con calidad y sencillez a esos contenidos.
Y también a las redes sociales, universales ya cuando 9 de cada 10 internautas españoles poseen una cuenta activa. Las redes sociales orientan el consumo audiovisual y se consolidan como nuevo canal de los vídeos y las cadenas y marcas audiovisuales.
La televisión remonta la crisis antes que el resto de los medios, especialmente en España, impulsada por el fin de la publicidad en RTVE. Y la convergencia con las telecomunicaciones avanza. Y con ella las incógnitas sobre el futuro de las redes, su neutralidad y el ámbito de desarrollo de las nuevas aplicaciones y servicios.
Son algunas de las ideas principales del estudio Televidentes 2.0. Un análisis estadístico y un informe cualitativo y de tendencias realizado por The Cocktail Analysis con la colaboración de AssetMedia y en el que este año he participado como consultor de negocio y tendencias.
Los datos principales del estudio estadístico se pueden ver en este resumen ejecutivo, donde se retratan los principales hábitos de consumo del televidente 2.0 español.

jueves, junio 03, 2010

El telestado sufre

La TDT sienta mal a las autonómicas. Encadenan pérdidas de audiencia y se hunden desde el apagón analógico. Caen a un mínimo histórico del 11% de cuota. Canal Sur perdió en mayo 1,7 puntos; la gallega TVG, 1,5, igual que la valenciana Canal 9. La vasca ETB pierde 0,6 puntos y sólo la catalana TV3 se sostiene con un 15,7% de audiencia y crece un punto respecto a abril. En ese primer mes digital tras el apagón analógico las autonómicas perdieron 1,1 puntos. La mayoría no llegan al 10% de la audiencia, pero acumulan canales digitales.

La sangría también es económica. Pierden alrededor de 1.500 millones de euros anuales con unas subvenciones de 800 millones. Una factura que se añade a los más de 500 millones públicos para RTVE, la única cadena pública junto a TV3 que son líderes de audiencia. ¿Es necesario?

Gran parte de los nuevos canales privados autonómicos y locales están abandonados. El telestado del bienestar no da para tanto y las públicas son un tapón para las nuevas cadenas y los servicios audiovisuales en internet a pesar del discutible servicio público que prestan. Una función mal definida por la nueva ley audiovisual para mantener el poder de los políticos.

Varios responsables autonómicos y locales creen que ha llegado el momento de frenar. Esperanza Aguirre ha declarado que privatizaría Telemadrid si pudiera y el alcalde Gallardón acaba de cerrar la emisora local esMadridTV.

Mientras, RTVE mantiene el liderazgo sin publicidad y sus responsables debaten cómo sostener dos múltiples digitales con siete canales (La 1, La 2, Clan TVE, 24 Horas, Teledeporte, un canal en alta definición y el Canal Parlamentario). Cierra Cultural.es para ahorrar siete millones de euros, un canal sólo disponible en televisión de pago, y La 2 abandona el deporte para someterse a la división temática.

¿Hace falta tanto? Es defendible un servicio público digital, pero su objetivo no son las grandes audiencias ni ahogar al resto del audiovisual. Se agradecería más transparencia, ahorro, exigencia e independencia de los políticos. Televisión, no telestado.

Columna en los medios de Vocento

miércoles, junio 02, 2010

Guerra entre Telecinco y Antena 3 en la web

Las televisiones privadas están en guerra. Pero en la web, no en la pantalla de los televisores. Telecinco demanda un medidor único para el mercado con un reglamento aceptado por todos, como propone el Consejo de Mediciones Digitales de IAB y AIMC.
El objetivo de Telecinco es eliminar la agregación de usuarios de la red social Habbo por Antena 3.
Un acuerdo que ha permitido a Antena 3 aumentar en 2,5 millones sus usuarios únicos en marzo, un crecimiento del 70% en su tráfico, según OJD.
Las cesiones de tráfico son uno de los puntos más discutidos en el Comité de Clientes de Nielsen. El acuerdo para limitar a un 20% el total del tráfico agregado, aclarar las cesiones y delimitar entre la suma de tráfico de medios ajenos y la agregación de marcas y productos verticales ha entrado en vigor el 1 de junio, pero se da un plazo para adecuar los datos de los medios hasta el 1 de enero de 2011.
A muchos de los integrantes del Comité de Nielsen les parece un período excesivo y Telecinco denuncia que "permitirá a Antena 3 mantener esta abusiva agregación de tráfico, a pesar de que supone ya un 40% del obtenido por la cadena".
Las televisiones quieren un medidor único de toda su audiencia en cualquier pantalla y demandan una solución integral en el próximo sistema de medición.
Para las televisiones es especialmente importante una doble medida: de tráfico general para continuar accediendo al mercado de publicidad gráfica (banners) y del streaming de sus vídeos, donde se puede medir de manera efectiva cuántas veces se visualiza un anuncio.
La publicidad en vídeo fue de algo más de 11 millones de euros en 2009, un 1,72% del mercado, según datos de IAB Spain, pero es una de las que más crece.
Las televisiones tienen el contenido, la red comercial y la audiencia más adecuada para rentabilizarla. En esa publicidad lo importante no son los usuarios únicos sino las veces que se ve esa publicidad y el perfil del público al que llega.
Telecinco y Antena 3 pelean por hacer más efectiva es publicidad entre el público más joven y consumidor multiplataforma de vídeo.
Como ha ocurrido en la pantalla del televisor, la pérdida de la publicidad en RTVE les hace beneficiarios principales de su parte de la tarta también en el vídeo en internet.
Tienen que competir con el resto de los medios digitales, por ahora mucho menos capaces de producir y rentabilizar vídeo en internet.

¿Hacia dónde avanza la medición de tráfico?
Nielsen y comScore son los principales pretendientes a ganar el concurso de medidor único en España. Los dos llevan hace tiempo promoviendo el GRP online, la medida más buscada por las agencias y publicistas para conocer cuál es el impacto y rentabilidad de sus campañas.
Nielsen centra la medición de los GRPs en su análisis de las tres pantallas: televisión, internet, móviles.
comScore apuesta por el GRP granular y extiende su medición a los widgets o aplicaciones que permiten distribuir un contenido incrustado en otros webs o a través de plataformas como los móviles o las tablets.
El GRP online está por definir en España, pero su germen estará en las condiciones que deberá cumplir el medidor único del mercado.

martes, junio 01, 2010

Condena al P2P y respaldo europeo a la ley Sinde

El Comité de Asuntos Legales del Parlamento Europeo publica un informe para fortalecer la defensa de la propiedad intelectual en Europa, pide un reforzamiento de las legislaciones nacionales para perseguir el P2P y fortalecer los derechos de autor como condición imprescindible para aumentar la oferta legal de contenidos digitales.
El informe, sin validez legal, respalda la estrategia de ley Sinde contra las descargas después de su reforma en el Congreso.
El documento se inclina hacia la legislación española de la propiedad intelectual y su defensa de la copia privada, pero condena al P2P como "un acto de piratería" pues los "consumidores que adquieren la grabación que están compartiendo no han adquirido su copyright".
El informe pide sin embargo un "equilibrio justo" entre los derechos de los autores y de los usuarios. Reclama a los gobiernos leyes que no perjudiquen los derechos fundamentales y el principio de proporcionalidad.
Marielle Gallo, eurodiputada conservadora francesa y defensora del informe, ha puesto a la ley Sinde -la disposición final primera de la ley de economía sostenible- como ejemplo de la búsqueda de esa proporcionalidad y defensa de los derechos de los usuarios.
Al contrario que en España, los conservadores votaron a favor del informe y los socialistas, en contra.
El informe vuelve a pedir la armonización legal y un mercado único de contenidos, primer punto de la Agenda Digital para Europa de la Comisión Europea.

El memorando plantea un equilibrio entre las demandas de los ciudadanos y los propietarios de los derechos de autor. Pero el dictamen es inequívoco a favor de la industria.
Defiende la compensación adecuada a los autores para aumentar el mercado digital legal y competitivo sin fronteras con licencias multiterritoriales.
Propugna el DRM y otras medidas técnicas de control de los derechos para garantizar la propiedad intelectual aunque exige la interoperabilidad de los contenidos, lo que se echa en falta en muchos mercados como las descargas de música y cine, los ebooks y las aplicaciones para dispositivos móviles.
El informe analiza también las retransmisiones deportivas en directo y condena las webs de China y Rusia que permiten ver esos contenidos en internet. Defiende los derechos en mercados nacionales o regulados como la televisión de pago y diferencia estos derechos de emisión del mercado único de contenidos digitales.
Además refuerza la idea de que los proveedores de internet (ISPs) deben colaborar en la persecución de las infracciones, otro de los puntos conflictivos en legislaciones como la irlandesa, la francesa (ley Hadopi) y la británica, que instauran la desconexión después de tres avisos.

El informe del Comité Legal del Parlamento Europeo avanza poco en la redefinición de la propiedad intelectual y los derechos de los consumidores en la era digital. Una redefinición y una defensa de derechos imprescindibles cuando nuevos productos como los ebooks o las aplicaciones para móviles en plataformas propietarias (iPhone, iPad, etc.) conllevan restricciones de uso y propiedad a menudo inaceptables y que limitan los derechos de los consumidores frente a los productos físicos.
El presunto equilibrio y la proporcionalidad del informe está sesgados hacia la industria. Olvida las dudas sobre la legalidad del canon digital. Vuelve a olvidar la defensa de un conocimiento y una ciencia abiertas, es blando en la recuperación de las obras huérfanas y no defiende con la misma fuerza el dominio público. Va en la línea de la doctrina comunitaria de oponerse en el acuerdo ACTA a la desconexión de internautas y avanza en la demolición de los monopolios de la gestión de la propiedad intelectual, como ha hecho la Comisión Nacional de la Competencia.

Memo Copyright Legal Affairs to Abril 2010

El deporte empuja a La Sexta

La Sexta consigue su primer mes con beneficios a los cuatro años de su nacimiento. La cadena de las productoras Mediapro y Globomedia, reunidas en Imagina, junto a Televisa, que al fin consigue un pie estable en la televisión española.
La receta: los derechos del fútbol de Mediapro, la Fórmula 1 y su intento de consolidarse como cadena joven y progresista de entretenimiento. Por ahora, la mayor debilidad de su oferta.
El fútbol empuja y la retirada de la publicidad de TVE permite a La Sexta lograr unos ingresos de 120 millones de euros entre enero y mayo de 2009, un 50% más que en 2009. Todavía muy lejos de las grandes cadenas como Antena 3 o Telecinco, pero suficientes para comenzar equilibrar sus números y pensar en que sus socios empiecen a rentabilizar los 600 millones invertidos.
Es la cadena más beneficiada del fin de la publicidad en la televisión pública estatal.
Sin la guerra del fútbol de Jaume Roures con Prisa, La Sexta no estaría donde está. Es una cadena construida alrededor de la oferta deportiva, que vuelve a certificar su capacidad de movilización en la televisión.
La Sexta ha aumentado su ocupación publicitaria, subido sus precios un 33% y aumentado en un 8% su cartera de anunciantes.
Cuatro, la cadena en abierto de Prisa en proceso de absorción por Telecinco, es el objetivo de las críticas de José Miguel Contreras, consejero delegado de LaSexta, que no se recató ayer en acusarla de plagio y anunciar lo que el sector sabe: está "feneciendo porque su producto está acabado", como su proyecto original de extensión en abierto de Sogecable.
La fusión de Cuatro con Telecinco inquieta a La Sexta, pero lo justo. Contreras se apunta a la guerra de declaraciones y razona la fusión como una estrategia de desgaste. La Sexta no tiene prisa para su anunciada fusión con Antena 3. La mejora de la publicidad con el botín de TVE da vida a la cadena, convencida de que puede ser la primera en plantear una oferta multiplaforma y con negocio híbrido (gratuito y de pago) sostenible.
"Bueno, bonito y barato". Así es el negocio de la TDT de pago visto por Mediapro y La Sexta, en palabras de Contreras.
Un negocio de televisión multipantalla y apuesta segura, aunque cara: fútbol en Gol TV y un remedo de la televisión de pago que sólo una parte de los españoles (4,5 millones de abonados) disfrutan.
Nada de empezar de cero. Reempaquetar productos y rentabilizarlos en todas las pantallas. Esa es la estrategia multiplataforma de Mediapro, la única viable para la televisión en la era de la convergencia e imperiosa cuando hay que rentabilizar los derechos del fútbol.
Mediapro ya ha abierto una nueva pantalla para el fúbol de pago en internet con Vocento y los grandes diarios regionales. Y crecen los rumores de una alianza con Unidad Editorial para aportar contenidos y producción a Marca TV.
El Mundo no está en condiciones económicas de afrontar en solitario el desarrollo de los canales de su multiple digital, por el que ahora se emite Veo TV, Aprende Inglés TV y AXN, incluido en la oferta de pago de la TDT con Gol TV.
Es el destino de la exuberancia de la TDT, plagada de canales sin suficiente negocio e inadaptada a la televisión del futuro si no aumenta sus vías de ingresos y sus posibilidades técnicas y de programación.
Mediapro y La Sexta lideran la construcción de una plataforma de TDT de pago rentable y multiplataforma. Para eso negocian la incorporación de otras cadenas, tanto en abierto como ya de pago, para lanzar "un proyecto importante, con notoriedad y no va a ser un canalillo de pasar desapercibido".
Por el camino queda el proyecto de internet TV impulsado con Abertis, TDT.com, mientras Telefónica comienza a ofrecer a las cadenas una plataforma de IPTV que aprovecharía las ventajas de la televisión interactiva, el vídeo bajo demanda y la TV a la carta sin perder el control de los contenidos ni abrir la puerta a las empresas de internet como Google.
Pero la TDT asegura por ahora la mayor cobertura y la mayor audiencia para crear un nuevo modelo de televisión gratuita y de pago. A por ese objetivo se encamina Mediapro. El mejor intérprete, o director, de los planes de Zapatero TV.