Friday, February 04, 2011

Tabletmanía

¿Sufren los medios de excesiva tabletmanía? Posiblemente, sí. Pero sobre todo por el exceso de marketing y chascarrillo sobre el iPad o los ebooks. La pregunta para los medios es si vale la pena apostar por un mercado todavía muy pequeño y con un fuerte control de los dueños de las plataformas como Apple.
La respuesta para la mayoría está en avanzar en el desarrollo de nuevos productos para dispositivos y plataformas con más público: los móviles, los navegadores y las televisiones conectadas.
Las claves para unirlos a todos son diseños de contenidos e información con mejor experiencia de usuario para las nuevas pantallas, nuevas propuestas de consumo y negocio, desarrollados con HTML5 para crear aplicaciones compatibles en todos los dispositivos, aunque algunos sistemas requieran pequeños ajustes.
Las últimas cifras de un estudio de Pew Internet muestran que sólo el 5% de los adultos poseen un ereader, y un 4% una tableta como iPad, aunque el uso de las tabletas se concentra en los más jóvenes.

En España, sólo el 1,9% de la población tiene ereaders o tabletas y sólo un 1,3% las utilizan para leer, según los últimos datos. Esas cifras contrastan con el dominio del móvil, con más de un 25% de los usuarios que ya acceden a internet desde teléfonos inteligentes. Una cifra que aumenta en Estados Unidos hasta casi el 40%.
El consumo de información en las aplicaciones se rebaja porque sólo un 3% de los usuarios de móvil en España accede a medios informativos a través de ellas. La gran mayoría de los usuarios continúan accediendo a los medios en los móviles y tabletas a través del navegador. Y esa tendencia aumentará si los dueños de las nuevas plataformas digitales insisten en aumentar su control sobre el mercado de aplicaciones, como está haciendo Apple al impedir el acceso a ebooks comprados en otras plataformas.

¿Por qué conformarse con un mercado tan estrecho? Para la gran mayoría de los medios la economía de las tabletas no sirve, aunque es obligatorio prepararse para el futuro de acceso en hiperconectividad, con diferentes pantallas y en movilidad.
Para los grandes es difícil lograr suficientes suscriptores y facturación publicitaria. Posiblemente The Daily, el diario para iPad de Rupert Murdoch, necesite más de 300.000 suscriptores para sostenerse. Quienes han apostado fuerte por la tableta de Apple todavía no tienen grandes resultados. En casos como Financial Times los suscritores de iPad se acercan al diez por ciento de los abonados digitales. En Orbyt o los diarios de RCS como Corriere della Sera, los suscriptores de iPad rondan el 5% de los suscriptores digitales.
Y las revistas que apostaron por el iPad en los primeros meses como Wired o Vanity Fair han visto caer las compras de sus ejemplares tras el lanzamiento.
Además las exclusivas condiciones de Apple y su comisión de un 30% por los ingresos de suscriptores lastran la rentabilidad de un nuevo negocio todavía por desarrollar. Y los editores lo saben.

Atarse al dispositivo y al dueño de la plataforma no es buena idea. Pero sí aprovechar las aplicaciones para construir un nuevo interfaz para los contenidos y modelos de acceso multidispositivo y multiplataforma, con presencia en todos los aparatos y plataformas posibles. Productos para concentrar la atención del público con una propuesta de valor añadido sobre la realizada hasta ahora en la web.
Desarrollo de ofertas más segmentadas y focalizadas, donde se pueda acceder al contenido más deseado de forma sencilla sin distracciones. Utilizarlas como concentradoras de la atención sobre los contenidos. Incorporando el flujo social de las redes sociales y las recomendaciones a otros usuarios, pero sobre todo volviendo a centrarse en la propuesta de mayor valor para el público de cada medio.
Y en un mercado que pese a las prisas de la crisis, es muy inmaduro. Y por eso es necesario todavía aumentar la oferta y el público a través de microsuscripciones o propuestas de bajo precio mientras se aprovecha la revalorización de la publicidad lograda con la mejora en la eficacia de las nuevas pantallas.

No comments:

Post a Comment