Wednesday, February 23, 2011

Una foto robada a la paciente Esperanza

Los políticos enferman, como todo el mundo. Pero el anuncio de sus dolencias tiene una inevitable dimensión pública. A veces porque disminuye la capacidad para cumplir sus funciones. Otras por la utilización como arma electoral a favor o en contra. Porque dispara la simpatía y sirve para llamar la atención sobre las enfermedades y sus afectados. Pero también tiene una dimensión privada, íntima, del enfermo y su familia, que los medios deben respetar.
Esa intimidad ha sido invadida por El Mundo en su portada de hoy con una foto robada de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, a la salida de su operación de cáncer de mama. Cuando sólo es una paciente.
El gobierno madrileño ha expresado su protesta en Twitter y con un comunicado (pdf) por la publicación de una imagen no autorizada por la paciente ni su familia

Columna completa en Estrella Digital

2 comments:

  1. Aquí ya...por vender...lo que sea. Qué patético.

    ReplyDelete
  2. Pedro J.Ramirez, ¿Quien te ha dado permiso para entrar de esta manera en la vida privada de las personas?.No sobra el periodista que ha hecho la foto sino tú como director. El País y otros medios han hecho lo correcto, sacar la mejor de las sonrisas de Esperanza Aguirre a la entrada del hospital, pero eso no te interesa, buscas el morbo para ganar puntos en el periódico, cualquier cosa a cambio de justificar tu mala gestión. hoy estás en boca de todos pero no precisamente por tus méritos sino todo lo contrario, por tu falta de ética y respeto. !qué verguenza!. mira, aquí tienes un ejemplo http://eduardogil.es/vergonzosa-publicacion-de-el-mundo

    ReplyDelete