Tuesday, April 12, 2011

Televisión social

La televisión muta. Y con ella su negocio y publicidad. No sabemos adónde vamos, pero las televisiones conectadas, la emergencia del OTT (over the top), los nuevos desarrollos de IPTV, y la multipantalla y el crecimiento de la televisión bajo demanda con los nuevos dispositivos como móviles y tabletas dan pistas.
Incluso nacen cadenas como Divinity (Telecinco) después de lanzarse en la web: un ejemplo de convergencia inversa.
En The Future of Advertising lo hemos estado debatiendo esta mañana. Anunciantes y centrales de medios aún son conservadores. Las grandes cadenas, también. No en vano se están recuperando de la crisis. Una recuperación acelerada gracias al fin de la publicidad de RTVE.
La televisión está en todas las pantallas. La convencional y lineal comienza a ser poderosa en internet y la convergencia acelera tiempos, negocio, nuevos mercados y oportunidades.
Muchos programas tienen ya en internet mucha más audiencia que en los canales temáticos de la TDT. Pero el dinero, los anunciantes y muchas agencias aún son conservadores y quieren sostener el viejo mercado. Un conservadurismo acentuado por las heridas de la crisis y las incógnitas de los nuevos medios.
Esta mañana volvía a palparse el enorme enojo y confusión con las mediciones. A la espera del medidor único, los anunciantes reclaman claridad e información fiable.
Uno de los grandes déficits del mercado de internet. En todo el mundo por la complejidad de las herramientas analíticas y de los datos, y en España por unas guerras de cifras que no benefician a nadie y extienden la sospecha.
A falta de certezas, tenemos pistas, trending topics, les he llamado hoy para representar la emergencia de una televisión social, compartida, televisión 2.0, etiquetada. Una audiencia en crecimiento que dará un nuevo salto con la popularización de los televisores conectados, bien directamente o a través de las consolas de videojuegos, pero también de la extensión de las tabletas.
La diferencia de inversión publicitaria es muy grande, pero comienza a achicarse con la audiovisualización y crecimiento de internet, la fragmentación del mercado y la búsqueda de mayor eficiencia y rentabilización. En busca del cliente y su entorno social.
El dispositivo es cada vez más personal, pero la experiencia de la televisión sigue siendo, como siempre, social. Ahora más que nunca gracias a la comunicación en tiempo real y el flujo social en las redes.
Preguntas y pistas para el futuro de la TV.

No comments:

Post a Comment