Thursday, July 28, 2011

La televisión pública se hunde

La crisis arrecia sobre las televisiones públicas. RTVE vive en la inestabilidad con un presidente cada mes y una financiación precaria. Las autonómicas pierden audiencia y publicidad y multiplican sus pérdidas. Con la mayoría del poder autonómico en manos del PP y CiU empeñada en recortes en los servicios públicos, la situación de las cadenas públicas vuelve a ser insostenible. Mientras Gobierno y Comunidades disputan quién aprieta más sus finanzas, la falta de consenso político vuelve a bloquear la solución a un modelo insostenible. Una gran burbuja producto de la ambición política.

En 2010 las televisiones públicas costaron 2.013 millones de euros a los españoles, 2.288,85 millones con la radio. Tras la pérdida de casi 500 millones de facturación publicitaria de TVE, las autonómicas solo recaudaron 247,5 millones (datos de la CMT), muy por debajo de su coste. La deuda de las autonómicas sigue engordando y los seis primeros meses de 2011 aumentan el desastre. Solo 116 millones de facturación publicitaria, un 21,9% menos que el año pasado y muy lejos de la caída media del 5,4% de las televisiones nacionales en abierto (cifras de Infoadex), con unos ingresos de 1.069 millones de euros.

El PP insiste en enviar mensajes por una privatización no permitida por la ley mientras bloquea RTVE y recupera a periodistas de cabecera para controlar un instrumento de propaganda cada vez menos eficiente. La audiencia de las autonómicas baja del 10% y solo en Cataluña, Galicia y Andalucía supera esa cuota. Telemadrid o la valenciana Canal 9 caen al 6% y el canal principal de ETB alcanza el 7,7%. El sector anuncia el hundimiento de la producción de programas para esos canales, que revenden derechos adquiridos en época de vacas gordas.

Es hora de un consenso sobre el servicio público en la era digital. Sin publicidad,
independiente de los partidos y con financiación transparente, más colaboración interterritorial y centrada en la información, la divulgación, la cultura y los contenidos que aseguren la pluralidad lingüística y social. El resto es propaganda.

Columna en los diarios de Vocento

7 comments:

  1. Quién quiera ver la tele que la pague.

    ReplyDelete
  2. Por qué tiene que haber una television publica? Nos parece normal que no haya un periodico publico, pero nos parece obvio que SI tiene que haber TV del estado.

    ReplyDelete
  3. los recortes no afectan tanto si es en la televisión como en la sanidad o en educación, está claro que les interesa mas tenernos enfermos y tontos

    ReplyDelete
  4. Nos la quieren meter doblada. Quieren que paguemos también por ver la TV pública.


    http://www.dmartz77.com/

    ReplyDelete
  5. CIU recorta en sanidad,pero TV3 seguirá siendo mimada,como buen instrumento de propaganda.

    ReplyDelete
  6. A Emilio. No confudamos los términos, por favor. En España NO hay televisión pública, hay teleboes. Lo primero, en mi opinión, es muy necesario. Hoy en día, en este mundo globalizado, las televisiones públicas -las de verdad- son plataformas de imagen y promoción internacional de las que se beneficia todo el país, el sector público y el privado. Fíjate en el eterno ejemplo, la BBC. Tiene unos informativos de primera línea, sí, pero si la sigues con atención es una máquina descomunal de promoción de la marca 'UK' que usa, precisamente, como gancho, esa información veraz, objetiva e independiente que tanto admiramos. Para esa clase de TV pública, todo lo que se gaste es poco.
    Pero para lo que tenemos aquí... eso ya es otro cantar. Y lo digo con todo el respeto a muchos profesionales a los que, si les dejasen, harían esa TV pública tan necesaria. Aquí lo que tenemos son boletines oficiales vía TV. Despilfarro a la mayor gloria de sátrapas con la boina bien calada que ya no engaña ni interesa a nadie.

    ReplyDelete
  7. after I read your article I was very interested and it was very helpful for me , I wait for your next other article ,thanks.

    togel singapore

    ReplyDelete